Reportajes

/, Coronavirus, Salud, Sindicalismo/Sanitarias agotadas y sin recursos exigen al Gobierno Vasco soluciones a su situación extrema

Sanitarias agotadas y sin recursos exigen al Gobierno Vasco soluciones a su situación extrema

En vista de la falta de diálogo y la nefasta política de negociación colectiva mantenida por el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) y el Departamento de Salud, los sindicatos SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT y ESK, han retomado las movilizaciones del sector sanitario.

2020-09-25T10:51:32+00:0025 septiembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Salud, Sindicalismo|Sin comentarios

Esta movilización realizada en el Hospital de Basurto (Bilbao) es una de las muchas que se han venido realizando en toda la CAPV dar a conocer a la sociedad la situación extrema en la que está trabajando la plantilla del personal sanitario y exigir al Departamento de Salud soluciones a los graves problemas de nuestro sistema sanitario:  falta de personal, con altas tasas de temporalidad, agotamiento físico y emocional, sobrecarga sistemática de trabajo, estrés, ausencia de reconocimiento, desprotección, descuido de la salud laboral y nula disposición ante las necesidades de conciliación y progresivo deterioro de las condiciones de trabajo.

Nota de prensa: Las políticas de recortes de los últimos años han desencadenado un debilitamiento progresivo y preocupante de la sanidad pública que ha quedado de manifiesto en la actual crisis sanitaria. Situaciones como las vividas durante el verano en los centros de Atención Primaria son un ejemplo de la escasez de medios humanos y materiales de los que adolece nuestro sistema sanitario en el día a día.

Al mismo tiempo denunciamos la ausencia de diálogo y la nefasta política sobre negociación colectiva que en los últimos tiempos ha mantenido Osakidetza, y que ha sido dirigida desde el Departamento de Salud.

Estas cuestiones son el aval que nos legitima para llamar de nuevo a los y las trabajadoras de la sanidad pública vasca a retomar enérgicamente las protestas en el sector.

Los sindicatos SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT y ESK denunciamos que el deterioro en las condiciones de trabajo tiene su reflejo en la calidad de la sanidad que, se ha hecho muy visible tras haber declarado una emergencia sanitaria, pero que se ha producido en los últimos años, y ha sido propiciado por la puesta en marcha de unas políticas que han provocado un cambio en la filosofía de la gestión sanitaria: la persona, ya sea paciente o profesional, ha dejado de ser lo importante.

– La CAPV dedica menos inversión a la sanidad comparado con los países del entorno. La evolución del gasto público por parte del Gobierno Vasco en sanidad en la CAPV ha sido descendente y ve reflejada en el recorte de medios humanos y materiales especialmente en el ámbito de la Atención Primaria por lo que las cargas de trabajo se han incrementado significativamente.

– La plantilla no es la suficiente para absorber las cargas de trabajo que se plantean, con lo que es imposible dar una atención de calidad. A la par, las listas de espera siguen creciendo y se demora la atención.

Ante esta situación en la que se encuentra el sector sanitario, nuestra respuesta, en forma de protesta, va dirigida a sus responsables políticos, la nueva Consejera de Salud, y el Gobierno al que pertenece.

Ellos son los únicos responsables del deterioro de la sanidad y de nuestras condiciones de trabajo. La ausencia de voluntad política para invertir más en Sanidad ha ocasionado recortes, pérdida de calidad en la atención y 11 años transcurridos sin acuerdo regulador de condiciones de trabajo.

SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT y ESK anunciamos que la sanidad vasca entra en un conflicto que irá en aumento hasta que no se aborden los problemas de fondo con interés para solucionarlos.

Nos dirigimos con toda claridad a la nueva Consejera de Salud que debe saber que, llega a un sector movilizado y con grandes problemas a resolver y que en la medida en que no se planteen soluciones para abordar estos problemas, nosotros/as continuaremos con las movilizaciones. Como la que se realizará el próximo 3 de octubre a las 12:00 horas en Bilbao.

EXIGIMOS AL GOBIERNO VASCO:

Una partida presupuestaria para la sanidad pública que se equipare a la media de la UE, destinando un 25% a la Atención Primaria.

En materia de empleo:

 – Aumento de la plantilla, con la incorporación a la plantilla estructural de los empleos ocultos en fraude.

– Consolidación de trabajadoras/es eventuales que estabilicen la plantilla y eviten la fuga de profesionales formados por Osakidetza con dinero público.

La reversión de todos los recortes: recuperación del poder adquisitivo, Itzarri, desarrollo profesional, primas de jubilación anticipada y negociación de un nuevo acuerdo regulador caducado desde el 2009.

La reversión de los servicios privatizados con el mantenimiento del empleo.

Medidas para garantizar la salud y la seguridad de la plantilla, tanto ante un eventual rebrote del coronavirus, como en su labor diaria: material de protección suficiente y adecuado para todas las categorías; valoración de los riesgos laborales en los distintos niveles asistenciales y adopción de medidas preventivas y de protección; evaluación de riesgos psicosociales, incluyendo los derivados de las cargas de trabajo, y adopción de medidas correctoras.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín