Reportajes

/, Coronavirus, Desahucios/La dejadez de Servicios Sociales y Ayuntamiento de Bilbao casi dejan a una vecina de 69 años en la calle

La dejadez de Servicios Sociales y Ayuntamiento de Bilbao casi dejan a una vecina de 69 años en la calle

Ayer, 10 de septiembre, estaba previsto el desahucio de Mari Carmen (MC), vecina de 69 años de Urazurrutia, donde vivía desde hace más de 7 años. Cabe destacar que aunque el desahucio fue lanzado en junio Mari Carmen no recibió notificación alguna hasta el día 8 de septiembre.

2020-09-11T08:33:59+00:0011 septiembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Desahucios|Sin comentarios

Desde AZET Etxebizitza Sindikatua hicieron pública una convocatoria popular para dar solidaridad y arropar a esta vecina, cita a la que acudieron más de 100 personas, tratando de evitar que MC se quedara en la calle.

A pesar de la desproporcionada intervención y violencia policial, consiguieron llegar a un acuerdo para que Mari Carmen tuviese una alternativa habitacional digna. Gracias a la presión de las vecinas y la autorganización popular Mari Carmen no se ha quedado en la calle.

Para finalizar, desde AZET Etxebizitza denuncian firmemente la actitud y dejadez de los Servicios Sociales de base y del Ayuntamiento de Bilbao, al que señalan como responsable político de este desahucio.

“Ni una vecina fuera del barrio! Gure auzokideon etxe (bizitzak) defendatuko ditugu!”

Prentsa oharra: Atzo, irailak 10, Mari Carmen, Urazurrutiako 69 urteko bizilagunaren kaleratzea aurreikusita zegoen. Aipatzekoa da kaleratzea ekainean deituta egon arren, Mari Carmenek ez zuela inolako jakinarazpenik jaso irailaren 8ra arte.

Gure auzokideari elkartasuna adierazteko asmoz AZET Etxebizitza Sindikatutik deialdi herrikoi bat zabaldu genuen.  Hitzordura 100 pertsona baino gehiago gerturatu ziren, Mari Carmen kale gorrian geratzeko arriskua ekiditeko helburuarekin.

Poliziaren neurrigabeko esku-hartzea eta indarkeria gorabehera, akordio batera iristea lortu genuen, Mari Carmenek bizitzeko alternatiba duina izan zezan. Auzokideen presioari eta herri-autoantolaketari esker, Mari Carmen ez da kalean geratu.

Amaitzeko, irmoki salatzen dugu oinarrizko Gizarte Zerbitzuen utzikeria eta Bilboko Udalaren jarrera, kaleratze honen arduradun politikoa dena.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín