Reportajes

/, Coronavirus, Pensiones, Reportajes/Jon Fano: “Tenemos que seguir a tope con la pelea por las pensiones”

Jon Fano: “Tenemos que seguir a tope con la pelea por las pensiones”

El movimiento de pensionistas vasco denuncia la lentitud con la que avanzan las medidas para mejorar las pensiones. Aunque acepta que se ha reconocido la legitimidad de sus exigencias, asegura que partidos y sindicatos continúan abrazando al capital.

2020-11-02T16:22:08+00:002 noviembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Pensiones, Reportajes|Comentarios desactivados en Jon Fano: “Tenemos que seguir a tope con la pelea por las pensiones”

Por: Laura Fontalba @ladylauura

Los y las pensionistas han vuelto a reunirse, como cada lunes, ante el Ayuntamiento de Bilbao para denunciar la ausencia de avances en las medidas para mejorar sus peticiones. Han querido recordar el lema con el que, el sábado 31, se manifestaron en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria: “SOS residencias: nuestros derechos como personas mayores no caducan con la edad”.

Dado que la semana pasada se reunieron para debatir respecto a las recomendaciones del Pacto de Toledo, en la concentración de hoy, han querido destacar que, aunque se hayan reconocido cuestiones como la brecha de género, los resultados han sido pobres. Saben que cuando se despliegue toda la ley, esta se verá limitada por sí misma. El movimiento de pensionistas también ha asumido que se ha reconocido la legitimidad de sus exigencias, pero también que partidos y sindicatos se siguen abrazando al capital. De hecho, el dinero que llega de Europa al Gobierno Vasco se va a destinar a multinacionales como Petronor, Iberdrola o el tren de alta velocidad; hasta el momento, no se considera invertir en Osakidetza, la enseñanza pública o residencias públicas. Denuncian que, con estas decisiones, se demuestra que reforzar los servicios públicos no es una prioridad.

Mientras tanto, la Covid-19 lleva meses demostrando dónde y cómo se contagia la enfermedad y, aun así, la subida del 0,9 en pensiones y del 1,8 en las pensiones más bajas deja a muchas personas de riesgo en la misma situación de precariedad (sólo supone un aumento de 10,80€ en la pensión mensual). En definitiva, quienes continúan siendo de alto riesgo viven apartados en ese mínimo vital. Tal y como ha resaltado Jon Fano: “Tenemos que seguir a tope con la pelea por las pensiones o, si no, no habrá solución ninguna”.

Los y las pensionistas recogían en su discurso que, en esta segunda oleada de Covid-19, han fallecido 220 personas mayores en residencias. Aun así, desde el Gobierno de Gasteiz y las Diputaciones Forales aseguran que se están haciendo las cosas bien. Mientras que el personal de los servicios sanitarios y las subcontratas de servicios socio-sanitarios y Osakidetza denuncian que están cansados y desbordados, sobre todo por la falta de medios y falta de personal.

Por todo ello, desde el movimiento vasco de pensionistas continúan animando a seguir metiendo presión al Gobierno y las instituciones de Madrid, sin dejar de lado las responsabilidades del Gobierno de Gasteiz e Iruña, que sin querer dar el paso, sí tienen la capacidad económica de implantar el mínimo de 1080 euros que, desde hace años, vienen reivindicando para las pensiones vascas.

Con estos versos de León Felipe, han denunciado la ausencia de un avance real:

“La cuna del hombre la mecen con cuentos,

el miedo lo han inventado los hombres”.

Comunicado: El PT reconoce la brecha en las pensiones de las mujeres y a pesar de las medidas tomadas en la ley de 2011 y posteriores, los resultados han sido pobres, y lo que es aún peor cuando se despliegue totalmente dicha ley los resultados obtenidos serán absorbidos por las restricciones de esta misma ley.

El acceso al mercado de trabajo de las mujeres está limitado fuertemente por los cuidados, que en ésta época de pandemia se ha evidenciado con más virulencia. Cuando la familia tiene que cuidar, los servicios públicos son escasos ó  prácticamente inaccesibles como en la dependencia. Las horas trabajadas nos dejan exhaustas, teniendo que elegir entre cuidar la vida ó desarrollar una vida laboral suficiente para tener una pensión digna al finalizarla. La contribución al  PIB, de los cuidados que en su mayor parte tienen cara de mujer, asciende en EuskalHerria  al 40%.

Sin embargo esta contribución  económica la ignora el PT. Los participantes, partidos políticos PSOE, PP, Junts per Catalunya y el PNV, sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, con su presidenta Valerio una mujer que en las entrevistas mantenidas con nuestros compañeros, reconoce la legitimidad de nuestras reivindicaciones,  pero se abrazan al capital y reducirán con su voto, una vez más los derechosdejándonos  más pobres a todxs.

 El hecho de que Valerio sea una mujer no es un activo para sus congéneres las mujeres, el grupo pobre de los pensionistas. Esto nos pone de manifiesto que el hecho exclusivo de ser mujer, no quiere decir que defienda los derechos en éste caso, económicos de las mujeres pensionistas. Defendamos nuestros derechos nosotras, las mujeres,las más pobres,  salgamos a las calles, cojamos los micrófonos, la palabra, la visibilidad, continuando  la lucha de nuestras predecesoras.

En esta fase de la pandemia, lxs mayores tenemos que cuidarnos a nosotrxs mismxs y a los que nos rodean, las mujeres necesitamos que nuestros compañeros sean activos cuidadores.  Cumplamos las indicaciones de las autoridades sanitariasy seamos como hasta ahora solidarixs. Dejemos atrás conspiraciones chinas, falsas llamadas a la libertad individual.

En ésta pandemia, quien gana es el capital, empresas tales como Amazon o telefonías. El dinero que venga de Europa, el GV lo destinará a inversiones  en empresas como Petronor, Iberdrola con intereses en paraísos fiscales y en la TAV, sin conexión prevista con Burdeos ó Burgos hasta al menos dentro de 25 años. El GV no considera invertir en Osakidetza, en la enseñanza pública ó en residencias públicas. Reforzar  los servicios públicos, no es una prioridad.

Gutxienekopentsio milla larogei €

Gutxuienekosoldata milla berrehun €

Suscríbete a nuestro Boletín