Reportajes

/, Euskal Herria, manifestación, Osakidetza, Pensiones, Sindicalismo/Pensionistas sumarán sus fuerzas a las manifestaciones del 23E por la Atención Primaria

Pensionistas sumarán sus fuerzas a las manifestaciones del 23E por la Atención Primaria

El próximo 23 de enero, los sindicatos de Osakidetza han convocado manifestaciones a las 12:00 horas en Bilbao, Donostia y Gasteiz para denunciar la grave situación que estamos padeciendo y para exigir la aplicación inmediata de medidas urgentes y la ampliación de medios y plantillas.

2022-01-20T18:08:47+00:0020 enero 2022|Bilbao, Euskal Herria, manifestación, Osakidetza, Pensiones, Sindicalismo|Comentarios desactivados en Pensionistas sumarán sus fuerzas a las manifestaciones del 23E por la Atención Primaria

Por Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria

Casi dos años después del inicio de la pandemia de la covid-19, asistimos en Hego Euskal Herria a la sexta ola que ha provocado un aumento enorme de contagios, hospitalizaciones, incluso de personas fallecidas en la última semana, según fuentes oficiales, 78 en la CAV y 21 en Nafarroa aunque estas últimas sean en una escala más reducida que a inicios de la pandemia por el alto nivel de vacunaciones.

Los efectos de esta ola se están dejando sentir en toda la sociedad vasca, provocando una preocupación creciente en las residencias, sectores vulnerables y personas mayores de 60 años, además del colapso de la Atención Primaria e incluso del sistema hospitalario.

La falta de planificación, organización y disposición de medios y plantillas para hacer frente a la pandemia por parte de Osakidetza, Osasunbidea y los gobiernos de Gasteiz e Iruña es muy lamentable. Han demostrado una incapacidad y abandono de medidas y soluciones que vienen de lejos y que se han agudizado a todo lo largo de la pandemia. Desbordados por la situación, no sólo nos obligaron a pagar de nuestros bolsillos primero las mascarillas y posteriormente los test de antígenos e incluso las pruebas PCR, sino que han llegado a responsabilizarnos de nuestro propio control de la pandemia, confinamiento, medicación y control de nuestros contactos. Problemas que se añaden a las dificultades que venimos sufriendo para acceder a una atención presencial sin filtros, fundamental para un buen diagnóstico, y a los cierres temporales de centros de salud o de los PAC fundamentales para una atención de calidad.

Prácticamente desde inicios de la pandemia se han venido dando múltiples movilizaciones en torno a las residencias, ambulatorios y hospitales, encabezadas tanto por los sindicatos del sector sanitario y sociosanitario, como por plataformas populares, asociaciones de vecinos, etc., expresión del descontento social con las instituciones públicas responsables de la salud que, por otra parte, están favoreciendo su privatización.

El movimiento de pensionistas de Euskal Herria apoya y se suma a esas movilizaciones – al igual que lo viene haciendo con todas las iniciativas que se han planteado hasta ahora- e invita a toda la ciudadanía a participar en las manifestaciones del domingo.

Osakidetzako sindikatuek U-23rako deitutako manifestazioekin bat egin du

Covid-19aren pandemia hasi zenetik ia bi urte igaro direnean, Hego Euskal Herrian seigarren olatuan gaude, eta, horren ondorioz, izugarri ugaritu dira kutsatzeak, ospitaleratzeak, baita hildakoak ere-azken astean, iturri ofizialen arabera, 78 EAEn eta 21 Nafarroan-, nahiz eta azken horiek pandemiaren hasieran baino eskala txikiagoan izan, txertaketa-maila handiagatik.

Olatu honen ondorioak euskal gizarte osoan nabaritzen ari dira, egoitzetan, sektore kalteberetan eta 60 urtetik gorako pertsonetan gero eta kezka handiagoa eraginez, Lehen Mailako Arretaren kolapsoaz gain, baita ospitale-sistemarena ere.

Oso tamalgarria da Osakidetzak, Osasunbideak eta Gasteizko eta Iruñeko gobernuek pandemiari aurre egiteko duten planifikazio, antolaketa eta baliabide eta plantillen eskuragarritasun eza. Urrutitik datozen eta pandemian zehar areagotu diren neurri eta konponbideak bertan behera utzi eta ezintasuna erakutsi dute. Egoerak gainezka eginda, gure poltsikoetatik maskarak eta, ondoren, antigenoen testak eta PCR probak ordaintzera behartzeaz gain, pandemiaren, konfinamenduaren, medikazioaren eta gure kontaktu-kontrolaren geure kontrolaz ere arduratu gara. Arazo horiek honako hauei gehitzen zaizkie: iragazkirik gabeko aurrez aurreko arreta jasotzeko jasaten ari garen zailtasunei, diagnostiko on baterako funtsezkoa baita, eta osasun-zentroen edo kalitatezko arreta emateko funtsezkoak diren Etengabeko Arreta Guneen (EAG) aldi baterako itxierei.

Ia pandemia hasi zenetik, mobilizazio ugari egin dira egoitzetan, anbulatorioetan eta ospitaleetan, bai sektore sanitarioko eta soziosanitarioko sindikatuak, bai herri-plataformak, auzo-elkarteak eta abar buru direla, osasunaren ardura duten erakunde publikoekiko gizarte-nahigabearen adierazgarri, pribatizazioa bultzatzen ari baitira.

Datorren igandean, urtarrilaren 23an, Osakidetzako sindikatuek manifestazioak deitu dituzte 12:00etan Bilbon, Donostian eta Gasteizen, pairatzen ari garen egoera larria salatzeko eta premiazko neurriak berehala aplikatzeko eta lehen mailako arretan bitartekoak eta plantillak gehitzeko eskatzeko. Euskal Herriko Pentsiodunen Mugimenduak mobilizazioekin bat egiten du – Orain arte planteatu diren ekimen guztiekin egin duen bezala- eta herritar guztiei igandeko manifestazioetan parte hartzeko gonbita egiten die.

Suscríbete a nuestro Boletín