Reportajes

/, Bilbao, Osakidetza, Salud/La Atención Primaria de la CAPV se desangra, se muere!

La Atención Primaria de la CAPV se desangra, se muere!

En Bilbao, un grupo de doctoras, médicas, enfermeros y personal sanitario se han tirado al suelo con batas ensangrentadas para denunciar la situación catastrófica de la Atención Primaria en la CAPV.

2021-04-29T11:43:38+00:0029 abril 2021|Atención Primaria, Bilbao, Osakidetza, Salud|Sin comentarios

Según la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), la Atención Primaria es más necesaria que nunca e insta a los estados a destinar el 25% del total del gasto sanitario a la Atención Primaria. En lo que atañe a Euskadi, el gasto sanitario público por persona es de 1800 euros frente a los 2.884 de la Unión Europea.

Lo cierto es que desde hace más de 10 años sigue aumentando la inversión en hospitales, pero al mismo tiempo  disminuye en Atención Primaria. De hecho, entre los años 2009 y 2018 los presupuestos destinados a este servicio se han reducido un 13%.

Países como Portugal tienen 3 veces más médicos por 1000 habitantes (2,6) que España (0,77 médicos y 0,66 enfermeras por 1000 habitantes) y esta proporción se mantiene desde hace 10 años.

El personal sanitario está afrontando la pandemia con un sistema de Atención Primaria muy debilitado, lo cual hace que el impacto de la pandemia sea mayor.

Una situación catastrófica:

Para empezar, los y las profesionales de Atención Primaria denuncian la cada vez más sobrecarga de trabajo que tienen que soportar como por ejemplo más tramitaciones de bajas, mayor apoyo a rastreadoras (ante una contratación insuficiente de éstas), necesidad de puesta al día con los pacientes crónicos que se encuentran en una situación de grave abandono y menor capacidad asistencial, y más carga de trabajo por la atención telefónica (atención impuesta a los médicos).

En segundo lugar, sus condiciones de trabajo empeoran a diario. Una muestra de ello es el temor y miedo a exponerse a más contagios. La ansiedad experimentada por trabajar en primera línea, a lo que se añade una eventualidad aplastante en Osakidetza: El 58% del personal sanitario está con contratos temporales y el 38% lleva así más de 8 años.

Y finalmente, cada vez hay menos profesionales porque se producen más bajas por contagios, ansiedad o adecuación de puestos de trabajo entre otros. A esto hay que sumar la avalancha de jubilaciones y las que se prevén de 200 a 250 al año del personal médico de Osakidetza (PRRHH 2014-2016). Por lo que se estima una necesidad de contratación de 300 a 400 profesionales para cubrirlas (Sindicato Médico de Euskadi). Y lo que acaba por empeorarlo todo, la fuga de médicos y enfermeras formados en España con dinero público hacia otros países. Se estima que 17.000 profesionales sanitarios se han ido en los últimos 5 años  y el 42% de los que comienzan a trabajar tras el MIR en Osakidetza están pensando en abandonar la Atención Primaria a casusa de las lamentables condiciones laborales a las que se les somete (sobrecarga, atención sin tiempo…).

Por ello, a través de esta vistosa acción han querido exigir que se invierta en Recursos Humanos y que se ofrezcan contratos de calidad de manera urgente, ya que los Centros de Salud de Osakidetza y los profesionales están desbordados, y por consiguiente la Atención Primaria, se está desangrando, se está muriendo.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín