Reportajes

/, Bizkaia, Huelga, Juicio, Metal, Sindicalismo/Juicio a los huelguistas del metal: “Un intento de criminalización a consecuencia de una decisión política”

Juicio a los huelguistas del metal: “Un intento de criminalización a consecuencia de una decisión política”

En el metal de Bizkaia se hicieron 10 huelgas y varias movilizaciones. Como consecuencia de esta lucha, en la actualidad hay 7 trabajadores imputados, llegando a ser hasta 15, pero 8 de ellos han sido absueltos de las acusaciones.

2021-05-26T17:02:35+00:0026 mayo 2021|Bilbao, Bizkaia, Huelga, Juicio, Metal, Sindicalismo|Comentarios desactivados en Juicio a los huelguistas del metal: “Un intento de criminalización a consecuencia de una decisión política”

Además, se han impuesto varias multas y sanciones económicas, en algunos casos porque se ha aplicado la Ley Mordaza.

Hoy han sido juzgados en Bilbo tres trabajadores que decidieron hacer huelga por el convenio del metal de Bizkaia y luchar por tener unas condiciones de trabajo y de vida dignas. Los sindicatos hemos convocado una concentración ante los juzgados para reivindicar que defender los derechos de las y los trabajadores nunca es delito. En la protesta, ha tomado la palabra Iratxe Azkue, representante de la Federación de Industria de LAB.

Los sindicatos nos hemos movilizado ante los juzgados con el lema «Defender los derechos de los y las trabajadoras nunca será delito» y hemos denunciado lo que está detrás de todas estas acusaciones (incluidas en algunos casos peticiones de ingreso en prisión): se trata de criminalizar el derecho a la huelga, hay un deseo de criminalizar todas las luchas que se llevan a cabo para proteger unas condiciones de trabajo y de vida dignas. Quieren quitar a los y las trabajadoras el derecho a luchar. Muchos trabajadores y trabajadoras han llevado y están llevando a cabo una lucha ejemplar, una lucha de todo un colectivo, de un sector.

Hemos señalado que este intento de criminalización es consecuencia de una decisión política. Esta decisión ha venido de la mano de las instituciones, especialmente, del Gobierno Vasco presidido por el lehendakari Urkullu. De hecho, durante el conflicto se puso inequívocamente del lado de la patronal, por ejemplo, cuando envió a la Ertzaintza a amedrentar a las y los huelguistas. Finalmente, varias y varios trabajadores fueron golpeados, detenidos y denunciados. Tras una manifestación celebrada en Bilbo en una de las jornadas de huelga, los sindicatos convocantes de la huelga denunciamos en una nota de prensa este uso desproporcionado de la violencia. Entonces advertimos al Gobierno Vasco y a FVEM que la vía policial y la vía judicial en ningún caso era el camino. Sin embargo, hoy, tenemos todavía 7 trabajadores imputados.

Hemos incidido que en todo este tiempo no hemos visto al lehendakari y al Gobierno Vasco proteger a los trabajadores y trabajadoras del metal que han sido despedidas por hacer huelga, tampoco les hemos visto defender a los trabajadores y trabajadoras que han sido amenazadas para que no secunden la huelga, tampoco les hemos visto junto a trabajadores y trabajadoras que a diario ven vulnerados sus derechos laborales o viven inmersos en la precariedad, que a veces pierden la salud y demasiadas veces la vida. Además, tampoco hemos visto a los empresarios hacer frente a los juicios, a las peticiones de prisión, aunque hayan llevado a cabo vulneraciones de derechos como la que acabamos de mencionar. Actúan con total impunidad porque alguien lo permite, porque todo el sistema lo permite.

Sin embargo, el metal vizcaíno no es una excepción. La denunciable actuación policial de los últimos meses contra trabajadores y trabajadoras que defienden sus puestos de trabajo debe ser revisada por el Gobierno Vasco, entre ellas las agresiones sufridas por trabajadores y trabajadoras de ITP-PCB, TUBACEX…. De estos dos últimos conflictos hay, de momento, 3 personas que han tenido que declarar en los juzgados y otras 3 están citadas a declarar en junio y es previsible que lleguen más imputaciones. Nadie olvida las imágenes de trabajadores y trabajadoras apaleadas por la Ertzaintza a las puertas de ITP-PCB, de TUBACEX e incluso a las puertas del Parlamento Vasco. 

Defender los derechos de los y las trabajadoras nunca será delito. Por ello las denuncias, las multas y la represión no pararán a los y las trabajadoras que decidan luchar por unas condiciones laborales y de vida dignas.

Por LAB Sindikatua

“Salaketek, isunek eta errepresioak ez dituzte lan eta bizi baldintza duinen alde borrokatzea erabakitzen duten langileak geldituko”

Bizkaiko metalgintzako hitzarmenaren alde greba egitea eta lan eta bizi baldintza duinak izatearen alde borrokatzea erabaki zuten hiru langile epaitu dituzte Bilbon, eta sindikatuok elkarretaratzera deitu dugu epaitegien aurrean, langileen eskubideak defendatzea inoiz ez dela delitua aldarrikatzeko. LABeko Industria Federazioko kide Iratxe Azkuek hartu du hitza, bertan.

Bizkaiko metalean 10 greba egin ziren, baita hainbat mobilizazio ere. Borroka horren ondorio gisa, gaur egun 7 langile daude inputatuak, guztira 15 langile inputatu dituzte, baina horietako 8 absolbitu egin dituzte. Honetaz gain, hainbat isun eta zigor ekonomiko jarri dira, kasu batzuetan Mozal Legea aplikatu delako.

Sindikatuok mobilizazioa egin dugu, “Langileen eskubideak defendatzea ez da inoiz izango delitua” lemarekin eta salatu dugu akusazio horien guztien atzean dagoena (kasu batzuetan espetxeratzeko eskaerak barne): grebarako eskubidea kriminalizatu nahi da, lan eta bizi-baldintza duinak babesteko borroka guztiak kriminalizatzeko nahia dago. Kolektibo oso baten, sektore baten, borroka eredugarria gauzatu duten langileen borrokari aipua kendu nahi diote.

Argi eta garbi aditzera eman dugu kriminalizatzeko saiakera hori erabaki politiko baten ondorioa dela. Erabaki hori instituzioen eskutik etorri da, bereziki, Urkullu lehendakaria buru duen Eusko Jaurlaritzatik. Izan ere, gatazkan zehar patronalaren alde jarri zen zalantzarik gabe, adibidez, Ertzaintza bidali zuenean grebalariak beldurtzera. Azkenean, zenbait langile jipoitu, atxilotu eta salatu egin zituzten. Greba egun baten ondoren, Bilbon egin zen manifestazio baten ostean, greba deitu genuen sindikatuok indarkeriaren erabilera neurrigabe hori salatu genuen prentsa-ohar baten bidez. Orduan Eusko Jaurlaritzari eta FVEMri ohartarazi genien poliziaren bidea eta bide judiziala ez zirela erabili behar. Hala ere, gaur, 7 inputatu ditugu.

Halaber, adierazi dugu ez ditugula ikusi lehendakaria eta Eusko Jaurlaritza greba egiteagatik kaleratuak izan diren metaleko langileak babesten, greba egin ez dezaten mehatxatuak izan diren langileak defendatzen, egunero euren lan-eskubideak urratuak ikusten dituzten langileen ondoan edo prekaritatean murgilduta bizi diren langileekin, batzuetan osasuna galtzen dutenak eta gehiegitan bizitza ere. Horrez gain, enpresariak ez ditugu ikusi epaiketei aurre egiten, espetxeratzeko eskaerei aurre egiten, oraintxe aipatu duguna bezalako eskubide urraketak gauzatu badituzte ere. Erabateko inpunitatearekin jarduten dute norbaitek ahalbidetzen duelako, sistema osoak ahalbidetzen duelako.

Bizkaiko metala ez da salbuespen bat, ordea. Azken hilabeteotan ere langile borrokalarien aurka poliziak izandako jarrera salagarria Jaurlaritzak berrikusi beharra dauka; besteak beste, ITP-PCB aurrean langileok jasandako erasoa. Borroka hortatik, hain zuzen, langile bat deitu dute deklaratzera ekainean. Berriro ere langile borrokalariak zigortu nahi dituzte. Parlamentuaren aurrean eta enpresa aurretik iritsi zaizkigun Tubacexeko langileekiko oldarraldia; borroka hortatik 3 langilek deklaratu dute epaitegietan jada eta beste bi herritar deitu dituzte ekainerako.

Langileen eskubideak defendatzea ez da sekula delitu izango. Hori dela eta, salaketek, isunek eta errepresioak ez dituzte lan eta bizi-baldintza duinen alde borrokatzea erabakitzen duten langileak geldituko.

Suscríbete a nuestro Boletín