Reportajes

//Duermen a las puertas del SMUS de Bilbao para intentar conseguir comida y techo

Duermen a las puertas del SMUS de Bilbao para intentar conseguir comida y techo

Denuncian que el Servicio Municipal de Urgencias Sociales no cumple su cometido de informar bien, dar albergue y tarjetas de comedor.

2024-02-06T19:50:33+01:006 febrero 2024|Reportajes|Sin comentarios

Por OEE Bizkaia, SOS Racismo, Erribera, Atxuri e Irala Harrera

Mientras el Bilbao del Tour, del Guggenheim y del turismo presume de modernidad, la ciudadanía vemos como la riqueza está cada vez peor repartida. Se especula con los alquileres y cada vez son más las personas excluidas.

Y, es que, según el último recuento, casi 500 personas están durmiendo en Bilbao en la calle. Sabemos que esta cifra se suele quedar corta y que, como vimos en el confinamiento de la pandemia, cuando se ofreció alojamiento, esta cifra se triplicó dándonos una imagen más real de la situación. Desgraciadamente, convivimos con vecinos y vecinas que duermen en la calle desde hace años, pero vemos cómo este número no deja de crecer.

Sin embargo, hay algo nuevo. Desde nuestra experiencia, hasta hace 3-4 meses todas las personas en Bilbao recibían 2 o 3 comidas al día que se ofrecían desde el SMUS (Servicio Municipal de Urgencias Sociales). Sin embargo, en estos meses, estamos viendo cómo se deniega comida a muchas de las personas que se acercan. ¿Por qué este cambio? ¿Cómo es posible que una ciudad como Bilbao deje a personas que habitan la ciudad sin comer?

Vemos también como las personas que se acercan al SMUS reciben un trato indigno. Invitamos a quien lea esto a acercarse (Calle Uribitarte 11, bajo el edificio Albia) a comprobar con sus propios ojos las colas de más de 12 horas (dormir, pasar toda la mañana…) para poder entrar y ser recibido en el SMUS. En muchas ocasiones, se realiza esta cola y la respuesta al solicitar tarjeta para los comedores es un “no hay plazas, vuelve a hacer la cola mañana”. Esto, en una administración pública que funciona con citas, salas de espera y criterios públicos claros, es inadmisible.

Por todo esto, hoy cerca de un centenar de personas han protestado delante del SMUS para denunciar que el Ayuntamiento con muchos locales cerrados y con suficiente presupuesto mantiene a varios cientos de personas en la calle incluso con inclemencias y temperaturas bajas. Además, el SMUS no cumple su cometido de informar bien, dar albergue y tarjetas de comedor. Es un servicio privatizado cuando la ley obliga a que sea atendido por personal de la plantilla municipal.

Por eso denunciamos hoy y aquí: ¡QUENINGUNA PERSONA SE VEA OBLIGADA A VIVIR EN LA CALLE, Y QUE A NINGUNA PERSONA LE FALTE ALIMENTACIÓN Y ROPA!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín