Reportajes

/, Coronavirus/Ante el virus y la actitud institucional, Bilboko Elkartasun Sareak seguirá construyendo desde abajo y en colectivo

Ante el virus y la actitud institucional, Bilboko Elkartasun Sareak seguirá construyendo desde abajo y en colectivo

“Nuestra simple existencia y actividad ha dejado entrever la insuficiencia de dichos servicios públicos y la urgente necesidad de reforzarlos y extenderlos”

2020-06-30T11:02:20+00:0030 junio 2020|Bilbao, Coronavirus|Sin comentarios

Las Redes Solidarias de Bilbao/Bilboko Elkartasun Sareak, creadas por vecinos y vecinas de distintos barrios de Bilbao durante el estallido de la crisis sanitaria, económica y social a causa del COVID19, para ayudar a las familias en los cuidados de niños y niñas; ayudar a las personas enfermas y mayores; ayudar a las personas que por esta situación se encuentran sin trabajo y sin ingresos; luchar para que esta situación no suponga un menoscabo de los derechos de las y los trabajadores, dar apoyo e información legal y dar una respuesta política a cualquier situación de vulneración de derechos que pueda generarse. Han realizado una rueda de prensa frente al Ayuntamiento de Bilbao para dejar claro que ante ante la actitud inicial de las instituciones de intentar neutralizar y obstaculizar la creación y desarrollo de estas redes voluntarias de ayuda mutua, lo tienen claro: Seguirán construyendo desde abajo y en colectivo el futuro de esta sociedad.

 

 

Prentsa oharra: Martxoaren 13ko asteburuan konfinatu gintuzten eta martxoaren 16ko astean elkartasun sareak martxan jarri ziren Bilboko auzo askotan. Gure metropoliko herrietan eta oro har, Euskal Herriko herri eta auzoetan gertatu bezala, lehen momentutik argi ikusi zen pandemia batek ez duela gizarte honen elkartasuna eta bokazio kolektiboa gelditzen. la 1300 bolondres-auzogile izan dira Bilboko auzoetako elkartasun sareetan aktibatu direnak eta euren auzokideak laguntzeko prest agertu direnak. Martxoaren aste horietatik hona 1000 errekadu inguru egin ditugu, hala nola, erosketak egin, auzoetako komertzio txikiarekin elkarlanean jardun edota ehunka ikasleei euskara klaseak jasotzeko aukera ireki; askotarikoak izan dira ere bide honetan topatu ditugun egoera zailak, batez ere, prekarietatean eta bazterketa sozialean bizi diren pertsonekin lotutakoak.

Egoera horiei guztiei modu egokian aurre egiten saiatu gara, betiere bi printzipio argi izanik: auzokideen arteko sareak ezinbestekoak direla elkarzaintzeko eta pertsona guztiok eskubidea daukagula bizitza duin bat izateko. Badakigu ere milaka eta milaka izan direla konfinamenduan zehar, modu inprobisatu eta ez antolatuan, gure etxebizitza blokeetan eta auzuneetan gertatu diren elkarlaguntza keinu eta jarrerak. Horiek ere balorean jarri nahi ditugu.

COVID19ak utzi duen errealitate bakarra ez da hori izan eta gaurko egunean ere instituzio publikoek izan duten jarreraz mintzatu nahi dugu. Hurbiletik bizi izan dugu eta gainera, uste dugu ezinbestekoa dela pandemiak utzitako alde negatiboak nabarmentzea etorkizun hobeago bat eraikitzeko. Aldebiko errealitate baten aurrean aurkitu gara: alde batetik, zerbitzu publikoen ahulezia agerian geratu da eta bestalde, zerbitzu publiko horietako langileen prestutasuna, lana eta duintasuna itzelak izan dira. Gure elkartasuna eta aitortza adiera nahi diegu ospitaletan, oinarrizko zerbitzu sozialetan, etxez etxeko laguntzan edota pertsonan zaurgarrienen zaintzan aritu diren langile horiei guztiei. Haiek gabe COVID19ari aurre egiteko ezinezkoa suertatuko litzateke. Badakigu une gogorrak pasa dituztela eta badakigu, era berean, etorkizunean funtsezkoa izango dela zerbitzu publiko horietako langileen bizi baldintza duinak bermatzea. Haiek gure ondoan egon diren bezala, gu haien ondoan egongo gara etorkizunean ere.

Como hemos comentado, la actitud de las instituciones ha dejado mucho que desear. En un primer momento intentaron neutralizar y obstaculizar la creación y el desarrollo de estas redes voluntarios de ayuda mutua. Además, hemos venido realizando numerosas reuniones con el Ayuntamiento de Bilbao, donde lo único que hemos demandando han sido unas condiciones adecuadas para ayudar a las personas que peor lo estaban pasando. Estas demandas en numerosas ocasiones no han tenido respuesta o no han sido atendidas con el tiempo suficiente. Siendo nuestro objetivo el simple hecho de ayudar a las personas que peor lo estaban pasando, nos parece que la actitud institucional ha dificultado o entorpecido ese objetivo. Tenemos claro que las redes de solidaridad nacieron desde una vocación comunitaria y colectiva, pero tenemos igual de claro que atendido casos y hemos dado servicios que deberían de haber atendido los servicios públicos y el sistema de protección social. Nuestra simple existencia y actividad ha dejado entrever la insuficiencia de dichos servicios públicos y la urgente necesidad de reforzarlos y extenderlos. No es admisible que haya personas que se queden sin cobertura social, sin cuidados o sin alimentos por el simple de hecho de carecer de un empleo, de una vivienda digna o de una red comunitaria.

Pero esto no acaba aquí. El COVID19, más allá de propiciar una crisis sanitaria, también ha ocasionado una situación socioeconómica complicada, especialmente para las personas más vulnerables. Para muestra un botón: si los primeros días de confinamiento la mayoría de los casos atendidos estaban relacionados con la imposibilidad de salir de casa (soledad de las personas mayores, hacer la compra para las personas con especial vulnerabilidad ante el COVID, los casos de las mujeres que han sufrido violencia machista en sus propias casas…), estas últimas semanas hemos visto como las consecuencias derivadas de la crisis económica han ido en aumento. Gente que no puede hacer frente al alquiler, personas abandonadas por el sistema de protección social… son numerosos los casos donde se ve que la pandemia no es igual para todas las personas. La pandemia ha golpeado especialmente a las personas más precarias y vulnerables.

Gure hirian ez dira falta izan eta etorkizunean ere, ez dira faltako, elkartasunean oinarrituriko ekimenak eta mugimenduak. Horregatik diogu Elkartasun Sareak beste mugarri bat gehiago izan direla horregatik diogu elkartasun sareak eraikitzen jarraituko ditugula eta horregatik diogu, hain zuzen ere, elkartasun sareak pertsonon bizi baldintza duinak bermatzeko filosofía eta praktika politiko bat direla. Behetik eraikitako sareak eta espazioak izango dira gehiengo sozialaren duintasuna eta bizitza duina bermatuko dituzten tresna bakarrak. Guk argi daukagu, hortik eraikiko dugu etorkizuna.

Nosotras lo tenemos claro. Vamos a seguir construyendo desde abajo y en colectivo el futuro de esta sociedad. Ante el virus y ante las consecuencias que ha dejado el virus. Gora elkartasun sareak!

 

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín