Reportajes

/, Desahucios, Desalojo, Enekuri, Ocupación/Tres vecinas de Enekuri en riesgo de quedarse en la calle

Tres vecinas de Enekuri en riesgo de quedarse en la calle

“Lo que nos temíamos. Las vecinas de Fátima nº3 nos encontramos a la espera de la fecha de desahucio, en riesgo, por tanto, de quedarnos en la calle”. Por Enekuriko Lagunak.

2021-04-10T08:40:10+00:0010 abril 2021|Bilbao, Desahucios, Desalojo, Enekuri, Ocupación|1 comentario

A finales de septiembre del año pasado, tres Jóvenes entramos a vivir a la casa situada en la misma finca que el antiguo Restaurante Montenegro, hoy ya en desuso. Nos tuvimos que defender día y noche de las amenazas de un grupo de malones contratado por uno de los propietarios, así como del montaje mediático para criminalizar la okupación y contribuir de ese modo a la alarma social. El propietario en cuestión trató de echarnos ilegalmente y con violencia, amparándose en todos esos medios que lo único que hacen es sacar talada del amarillismo más rancio, y todo para impulsar un cambio legislativo que facilite a los grandes propietarios el llamado “desahucio exprés”. Incluso tos de Securitas Direct se pasaron por aquí a la mínima, viendo la oportunidad de hacer negocio en el barrio con sus servicios de seguridad y sus alarmas antiokupas.

En contra de la criminalización, las habitantes del nº3 de Avda. de Fátima queremos dejar claro que NO creemos en las malas ni en las buenas okupas. Para nosotras, lo que ocurre aquí, como en tantos otras sitios, es que quienes perpetúan la propiedad privada, la mercantilización de todo lo mercantilizable, la acumulación de todo lo acumulable, nos provocan la muerte en vida, el enfrentamiento entre pobres y nos pretenden, además, sumisas.

Como en tantos otros casos, las habitantes de Enekuri okupamos esta casa por necesidad, para no quedarnos en la calle y disponer legítimamente de un hogar. Okupamos esta casa también por convicción ética, porque nos resistimos a vivir unas vidas de miseria y consentir que propietarios se permitan el lujo de tener viviendas en desuso, a la espera de su revalorización para enriquecerse todavía más, mientras el resto nos empobrecemos. Más que un problema de okupación, lo que hay es un problema de clase en torno al uso de la vivienda y otros medios de vida indispensables. Por eso, más que okupar, lo que hacemos al vivir aquí es RECUPERAR parte de aquello que nos quitan día a día.

Las vecinas de Enekuri decimos alto y claro, en resumidas cuentas, que nuestras vidas, nuestro día a día, nuestra felicidad, no son negociables, como tampoco las de tantas otras compañeras y vecinas que están en riesgo de quedarse en la calle, a lo estarán muy pronto. No vamos a permitir NI UN DESAHUCIO MÁS. No más campañas contra la okupación, la exclusión o la pobreza. Nosotras lo tenemos claro. CASAS PARA TODAS Y PARA QUIENES LAS HABITAN.

Esta primavera les plantaremos cara otra vez. Con más fuerza, más apoyo mutuo y más solidaridad que nunca.


ENEKURIKO HIRU KIDE KALE GORRIAN GERATZEKO ARRISKUAN!!!

Susmatzen genuen bezala, Fatima 3ko auzokideok etxegabetze-egunaren zain gaude, etxerik gabe geratzeko arriskupean, beraz.

Aurreko urteko iraila bukaeran, hiru gazte sartu ginen Montenegro jatetxea zenaren lursail berean dagoen etxebizitza honetan, gaur egun inolako erabilerarik ez duena. Jatetxearen jabeak kontrataturiko morroi-talde baten mehatxuez defendatu behar izan ginen egun zein gauez, bai eta okupazioa kriminalizatzeko asmoz abiaturiko muntaia mediatikoaz, azken honek alarma soziala sortzen zuen bitartean. Gainera, jabea bortxakeriaz eta modu ilegalean gu botatzen saiatu zen zenbait komunikabideren laguntzarekin, zeintzuek sentsazionalismo hutsaren bidez “desahucio exprés” deritzona errazten dieten jabe haundiei, hori ahalbidetuko lukeen lege-aldaketa bultzatuz. Hori gutxi balitz, Securitas Direct-ekoak ere hurbildu ziren aukera ireki zitzaien momentuan, auzoan negoziatzeko abagunea ikusi baitzuten haien segurtasun zerbitzu eta alarma antiokupekin.

Kriminalizazioaren aurrean, Fatima Etorbideko 3.eko bizilagunok argi utzi nahi dugu EZ dagoela okupa txar eta okupa onen arteko bereizketarik egiterik. Beste hainbat tokitan bezala, hemen gertatzen dena zera da: jabetza pribatua, merkantiliza daitekeen ororen merkantilizazioa eta metaketa defendatzen dutenek gure bizitzak jasangaitzak egiten dItuztela, pobreen arteko konfrontazioak eragiten, gainera. Horren guztiaren aurrean makurtuta nahi gaituzte.

Beste zenbaitetan bezala, Enekuriko bizilagunok etxebizitza hau premiaz okupatu genuen, kalean ez geratzeko eta zilegia den etxebizitzarako eskubidea gauzatzeko. Bestalde, etxebizitza hau okupatzeko beste arrazoi bat etikoa izan zen, ez baikaude prest miseriaz beteriko bizitza batzuk bizitzeko. Era berean, ez dugu onartuko jabeek etxebizitzei inolako erabilerarik ez ematea, hauek birbaloratzearen zain. Badakigu erabilera eza are gehiago aberas daitezen burutzen dutela, besteok gero eta gehiago pobretzen jarraitzen dugun bitartean. Arazoa ez da okupaziotik eratortzen, erroan klase arazo bat baitago, bizitzeko beharrezkoak zaizkigun baliabideen eta etxebizitzen harira. Horregatik, okupatzen baino, egunerokoan kentzen digutenaren zati bat BERRESKURATZEN dihardugu.

Enekuriko bizilagunok argi eta garbi diogu, gure bizitzak, gure egunerokoa, gure zoriontasuna, ezin direla negoziatu, ez gureak ez eta kaleratze-arriskuan dauden edo egongo diren kide guztienak ere. Ez dugu ETXEGABETZE BAT GEHIAGO ERE onartuko; okupazioaren edo pobreziaren aurkako kanpaina gehiago onartuko ez ditugun bezala. ETXEAK GUZTIONTZAT ETA BERTAN BIZI DIRENENTZAT.

Udaberri honetan aurrean izango gaituzte berriro ere, inoiz baino indar, babes eta elkartasun gehiagorekin.

Un comentario

  1. Elena 28 abril, 2021 en 2:50 pm - Responder

    Vecinas de Enekuri?! Como os atrevéis a nombraros así?. Sois unas sinvergüenzas!!! En primer lugar , “la casita” que habéis ocupado era la oficina del antiguo restaurante “Monte Negro ” y ni siquiera tiene permiso de habitabilidad. En segundo lugar, el antiguo restaurante fue comprado por alguien que lucha cada día desde hace unos cuantos años para obtener todos los permisos ( maldita burocracia) y construir la tan esperada residencia de ancianos que creará un número considerable de PUESTOS DE TRABAJO. Ahora todo esto se retrasa por la culpa de unas imbéciles que han ocupado un sitio que no es suyo, esconderse detrás de ” unos derechos de una vivienda digna” etc, etc y quienes no tardan en montar ilegalmente en la dicha casa (que no es una vivienda) un aparato de aire acondicionado robando así la corriente eléctrica y llevándose en furgonetas las cosas que habían en la casa ( sofás, mesas, etc). Marcharos ya, LOS VERDADEROS VECINOS DE ENEKURI no os queremos en el barrio, no estamos de acuerdo con vuestra mafia, FUERA YA!!!!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín