Reportajes

/, Coronavirus, Ertzainzta, Racismo, San Francisco, Violencia Policial/Según la sentencia, el Ertzaina que golpeó a Fátima y su hijo, mintió. Sus compañeros también

Según la sentencia, el Ertzaina que golpeó a Fátima y su hijo, mintió. Sus compañeros también

De no haber sido por las grabaciones realizadas desde los balcones por los vecinos, hoy no sabríamos nada de este caso, como ocurre con tantos otros.

Comparecencia conjunta de la Coordinadora de Grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala, la Red Solidaria de San Francisco y SOS Racismo-Bizkaia sobre el caso de violencia policial sucedido el pasado 29 de marzo de 2020, en el que agentes de la Ertzaintza agredieron brutalmente a Fátima y Salman, una mujer magrebí y su hijo en la calle San Francisco de Bilbao.

Marta Pérez. Coordinadora de Grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala:

Ya en el momento álgido de la pandemia, desde la Coordinadora y desde diferentes espacios de los tres barrios hicimos pública una preocupación sobre el hecho de que el desarrollo de las medidas de confinamiento estuviese trayendo a nuestros barrios un importante aumento, en nuestras calles y plazas, de la presencia de las policías autonómica y municipal, ya de por sí grande y bastante mayor que en cualquier otra zona de la ciudad.

Los primeros días asistimos perplejas a varios alardes de ambas policías, que realizaron exagerados e innecesarios despliegues que no se vieron en otros barrios de Bilbo o en otras ciudades.

A los pocos días de comenzar el confinamiento los cacheos en plena calle y el mal trato físico y verbal fueron numerosos e innecesarios y en la mayoría de los casos dirigidos a la población racializada.

Ya en ese momento hicimos públicas las siguientes preguntas a modo de reflexión, que también compartimos con responsables del Ayuntamiento:

– ¿Por qué se dirige sistemáticamente el acoso hacia determinados perfiles de personas y colectivos?

– ¿Dónde se tenía que confinar una persona sin hogar o a dónde te echan cuando siendo persona sin hogar te echan de la calle?

– ¿Era sensato exigir el cumplimiento estricto del aislamiento a personas alojadas en infraviviendas o cabía plantearse medidas más flexibles y adaptadas a las diversas situaciones, necesidades y posibilidades, en vez de hacerlas cumplir a golpe de represión?

Es en este contexto donde se da la actuación policial donde se da la agresión hacia Fátima y su hijo. Situación que hemos conocido gracias a diversas grabaciones realizadas por la vecindad. Vecindad que soportó denuncias y anuncio de diligencias judiciales por haber recriminado la actuación policial o por haber participado en la cacerolada de denuncia que se realizó.

Tal fue el eco que este caso tuvo en las redes sociales, que hasta el propio Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco anunció una investigación interna a la vista de la intervención policial desarrollada.

Dos años después tenemos el fallo de aquel suceso: condena a un Ertzaina por dos delitos leves de lesiones y la libre absolución de nuestra vecina Fátima que fue acusada de los delitos de atentado a agentes de la autoridad y delito leve de lesiones.

Nos alegramos por Fátima y le trasmitimos una vez más nuestra cercanía y solidaridad. Pero también nos asombramos al ver que una intervención policial tan agresiva y desproporcionada salga en la práctica tan barata. Nos parece que, a pesar de que la sentencia corrobora la lectura que se ha realizado desde el movimiento social de los barrios, sigue dejando un margen amplio para que se siga dando trato abusivo, chulesco, desproporcionado y discriminatorio en estas calles.

Queremos poner en valor la importancia que tiene que se graben y se difundan todas aquellas actuaciones que consideremos injustas o desproporcionadas. Estas grabaciones, lejos de suponer una intromisión u obstáculo de la labor policial tienen un claro carácter preventivo viendo la realidad diaria.

De no haber sido por estas grabaciones hoy no sabríamos nada de este caso, como ocurre con tantos otros.

Vale ya de estigmatizar nuestro barrio presentando una imagen negativa de su ser y su realidad.

Queremos remarcar, una vez más, desde la Coordinadora de Grupos nuestro compromiso por seguir trabajando y construyendo en red unos barrios vivos y saludables. Con relaciones basadas en el respeto y la comprensión, vivencia y disfrute de la diversidad y pluralidad que nos caracterizan.

Sobre la sentencia:

La sentencia recoge que el Ertzaina acusado presenta versiones diferentes en sus declaraciones. Es decir, que miente.

También destaca que hace un uso de la porra desproporcional e innecesaria. Que tanto los testigos vecinos/as como el video no coinciden con su declaración. Que la lesión del Ertzaina se la ha provocado el mismo, al hacer uso innecesario de la fuerza. La cuantía de la multa que le han impuesto es ridícula, y recogen que no están acreditados sus ingresos, cuando es un funcionario del Gobierno Vasco.

Se está estudiando la posibilidad de presentar un recurso porque se solicitaba el reconocimiento de detención ilegal de Fátima y su hijo, ya que no había necesidad de estas, y por presunto falso testimonio de los Ertzainas que han declarado corroborando la versión de su compañero, y que ha quedado recogido en sentencia que no es cierta.

Asier Amezaga. Red Solidaria de San Francisco:

Hace ya dos años que en diferentes barrios y pueblos surgieron las redes de solidaridad para hacer frente, a través del apoyo mutuo, a las dificultades que vinieron con la pandemia. Entre ellas, surgió la Red de Solidaridad de San Francisco, que trató de articular una respuesta a las diferentes necesidades que surgieron en nuestro barrio.

Fue una situación que vivimos con miedo, una situación que fue especialmente grave por las dificultades económicas, habitacionales y de salud que se concentran en nuestro barrio. Y miedo a la situación de violencia e impunidad que las actuaciones de la policía municipal de Bilbao y la Ertzaintza propiciaron. Fueron muchas las personas que, ante el desamparo que sentían acudieron a nosotras, para pedirnos apoyo y hacernos llegar su preocupación.

Por eso estamos hoy aquí, para solidarizarnos con Fátima y celebrar la sentencia, pero también para solidarizarnos con el resto de las personas que han tenido que sufrir el acoso y los abusos policiales. Unas situaciones que, como señala la Coordinadora de Grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala y SOS Racismo, se ceba especialmente en nuestro barrio y que tiene un claro sesgo racista.

Ermidio Figueiredo. SOS Racismo-Bizkaia:

Hoy como el 29 de marzo de 2020, estamos aquí para respaldar a Fátima y a Salman y para seguir denunciando el racismo policial y la criminalización sistémica de las personas migrantes y racializadas en el barrio de San Francisco.

Hoy, que estamos contentas y celebramos la sentencia absolutoria de Fátima, seguimos repitiendo, no a las paradas racistas, no a los cacheos humillantes en la vía pública, no a la violencia policial indiscriminada contra personas con vulnerabilidad psíquica y no a la impunidad.

Hoy, después de dos años de calvario judicial, denunciamos que a toda persona que pone una denuncia por maltrato a la Ertzaintza, como es el caso de Fátima, se le devuelve una contradenuncia por atentado o resistencia a la autoridad. Y eso significa que la institución policial, o sea, el Gobierno Vasco, elige proteger a los presuntos agresores en lugar de proteger a las víctimas como corresponde a un estado de derecho.

Por eso estamos hoy aquí con Fátima y Salman, para decirles que no están solas, que su alegría también es nuestra, como la de todas las personas solidarias, que grabaron, difundieron y reaccionaron espontáneamente y con indignación ante lo sucedido. Gracias, sois la dignidad de esta sociedad, sois la conciencia viva que no se puede callar ni con multas, ni con denuncias falsas. Estamos con vosotras.

No a las paradas policiales racistas! No a la violencia policial! No a la impunidad!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín