Reportajes

/, Coronavirus, Pensiones/Reconocimiento y dignidad para quienes llevan movilizándose 32 meses ininterrumpidos

Reconocimiento y dignidad para quienes llevan movilizándose 32 meses ininterrumpidos

De cara al 1 de Octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) se movilizará el lunes 5 octubre a las 12:00 horas desde el Ayuntamiento de Bilbao hasta Jardines Albia para exigir que sus derechos y dignidad sean reconocidas. También han llamado a apoyar la manifestación del 3 de octubre en defensa de una Sanidad Pública.

2020-09-28T12:15:48+00:0028 septiembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Pensiones|Sin comentarios

1 de Octubre: Día Internacional de las Personas Mayores

Comunicado: Las personas mayores constituimos un sector muy grande e importante de la sociedad. Superamos el 15 % de la población mundial, porcentaje aún mucho más alto en los países denominados desarrollados, como es Europa o nuestro país Euskal Herria, donde componemos en torno al 25 % de la población.

Somos las personas mayores quienes en nuestra vida laboral creamos riqueza y cuidamos y protegimos a las nuevas generaciones, posibilitando la vida actual de nuestra sociedad. Y lo mismo seguimos haciendo, aunque en condiciones diferentes por nuestra edad, en nuestra vida actual como personas mayores.

Este sistema capitalista neoliberal que dirige nuestras vidas, sólo busca competitividad, promover la economía a cualquier precio, sin importarles su dimensión social y ecológica, con el único objetivo de multiplicar los beneficios para unos pocos. Por ello nos denominan y nos dicen que somos clases pasivas, que sólo gastamos y no aportamos nada, que el aumento de la esperanza de vida y del número de personas mayores, se hace cada día más insostenible, lo cual obliga a reducir gastos en los servicios sociales o en las pensiones.

No podemos aceptar este desprecio a las personas mayores, a nuestros derechos y aportación a la sociedad. Tenemos que rebelarnos y exigir un reconocimiento no sólo el 1 de Octubre sino todos los días a las personas mayores.

El Movimiento de Pensionistas de Hego Euskal Herria, constituido en su inmensa mayoría por personas mayores, somos un pequeño ejemplo de esa rebeldía y dignidad de las personas mayores. Llevamos 32 meses ininterrumpidos, incluido el periodo más álgido de la pandemia en primavera, haciendo visibles nuestras reivindicaciones y movilizándonos. Y lo estamos haciendo no sólo en defensa de las pensiones, sino por la salud y la vida de todas las personas, en especial por las personas mayores dependientes en residencias o en casa. No es por casualidad nuestro apoyo y colaboración con las asociaciones de familiares de residentes, o con todas las movilizaciones de los sindicatos de Osakidetza o de las trabajadoras de los centros sociosanitarios.

De igual modo, exigimos con fuerza la derogación de las reformas laborales que machacan a las y los trabajadores y un salario mínimo de 1.200 euros. Y eso lo hacemos no sólo porque así se mejoran las cotizaciones a la Seguridad Social y la posibilidad de unas pensiones públicas dignas para hoy y para el futuro, sino para defender los derechos y dignidad de todos los trabajadores y en especial de las trabajadoras, que son quienes más están explotadas y marginadas por este sistema.

Y continuaremos luchando y movilizándonos hasta que nuestras pensiones, todos los derechos de las personas mayores y nuestra dignidad sean reconocidas. De igual modo, buscaremos alianzas y colaboración con todos los sectores y colectivos sociales, pues los retos a que nos enfrentamos afectan a la inmensa mayoría de la sociedad.

Nota de prensa: Según el economista y profesor Garmendia, la reducción salarial como vía para mejorar la competitividad de las empresas vascas es injusta, ineficiente y peligrosa a medio y largo plazo. Se justifica con la intención de invertir en la formación de las y los trabajadores. Yerra en el enfoque. Existe una cotización porcentual (0,7 %) destinada a la formación profesional que se vería mermada por la reducción salarial, y sobre todo, porque el mercado laboral adolece de sobrecualificación según el último informe de competitividad elaborado por el Instituto Orkestra.

La competitividad se suele medir a través del grado de penetración de las exportaciones en los mercados internacionales. Sobre todo la industria. Quedarían excluidos los servicios de proximidad, construcción y sector público, entre otros.

La teoría neoclásica inspira que una disminución salarial repercutiría en un descenso de los costos de producción, se transmitiría a una bajada de precios, y esto permitiría una ganancia de la cuota de exportación. Las relaciones de causalidad son complejas, no tan evidentes ni mecánicas.

En la rama que más exporta, la fabricación de vehículos de motor, las remuneraciones laborales tan solo suponen un 12,6% del valor de ventas.

Continúa vigente la famosa paradoja de Kaldor, economista, que en el lejano 1978 demostró que en países donde se produjeron los mayores crecimientos en las exportaciones, los costes laborales habían aumentado más rápidamente.

Los estudios empíricos realizados en torno al impacto sobre la competitividad y las exportaciones españolas de la devaluación salarial provocada por las reformas laborales de 2010 y 2012 (Rísquez, 2016; Crespo y García Rodríguez, 2017) llegan a la conclusión de que «la evolución del componente salarial no es un factor explicativo determinante del comportamiento comercial para la economía española» y que las reducciones salariales «tienen un efecto contrario al deseado sobre las exportaciones».

Las proclamas por una reducción salarial como base para crear ventajas competitivas, colisionan con la literatura que se desprende de los planes industriales 4.0 y de ciencia, tecnología e innovación.

Los salarios constituyen la principal fuente de renta para el consumo y de ingresos para las arcas públicas, y la demanda interna conforma el 83% del total de consumo e inversión en la C.A.V. Abaratar los salarios es deprimir la economía y despreciar el potencial interno existente en torno a los mercados domésticos.

Recortar los salarios, además de miope, es tremendamente injusto en términos globales. Si analizamos con perspectiva histórica llevamos cuatro décadas de deterioro del peso de las remuneraciones de los y las trabajadoras en el reparto de la riqueza generada. Si en 1980 estas remuneraciones suponían el 57% del PIB, en la actualidad no supera el 47%. Diez puntos de pérdida. Mientras tanto, los beneficios de sociedades empresariales (no autónomos) han pasado de ser un 24 % en 1980 a un 32 del PIB. Durante la crisis esta tendencia persiste con las reducciones salariales y la pérdida de poder adquisitivo en las familias asalariadas. El camino a transitar, Consejera Tapia, es justo el contrario.

Pedimos unos salarios suficientes para asegurar pensiones futuras. Exigimos a los Gobiernos Vasco, Nafarroa y Español que las políticas económicas estén dirigidas a mejorar la capacidad económica de todxs, en la ecuación no entre el factor clientelismo, las puertas giratorias, condiciones espurias, comisionistas tales como el campechano y su larga lista de vástagos. Nuestros descendientes, más cualificados que cualquier otra generación, no pueden depender una vez más de nuestras exiguas pensiones.

Prentsa oharra: Garmendia ekonomialari eta irakaslearen arabera, euskal enpresen Iehiakortasuna hobetzeko bide gisa soldatak murriztea bidegabea, ez-eraginkorra eta arriskutsua da epe ertain eta luzera. Langileen prestakuntzan inbertitzeko asmoarekin justifikatzen da. Ikuspegian zerra egiten du. Lanbide Heziketarako portzentajezko kotizazioa dago (%0,7), soldata murriztearen ondorioz murriztuko Iitzatekeena, eta, batez ere, Ian-merkatuak gehiegizko kualifikazioa duelako, Orkestra Institutuak egindako azken Iehiakortasun-txostenaren arabera.

Esportazioek nazioarteko merkatuetan duten sartze-mailaren bidez neurtu ohi da Iehiakortasuna. Batez ere industria. Kanpo geratuko lirateke hurbileko zerbitzuak, eraikuntzakoak eta sektore publikokoak, besteak beste.

Teoria neoklasikoaren arabera, soldatak murrizteak ekoizpen-kostuak jaistea eragingo luke, prezioak jaistea eragingo luke, eta horrek esportazio-kuota irabaztea ahalbidetuko luke. Kausalitate harremanak konplexuak dira, ez hain agerikoak, ezta mekanikoak ere.

Gehíen esportatzen duen adarrean, ibilgailu motordunen fabrikazioan, Ian-ordainsariak salmenta-balioaren %12,6 baino ez dira.

Kaldor ekonomialariaren paradoxa ospetsuak indarrean jarraitzen du, 1978an frogatu baitzuen esportazioetan hazkunde handienak gertatu ziren herrialdeetan Ian-kostuak azkarrago handitu zirela.

2010 eta 2012ko Ian-erreformek eragindako soldata-debaluazioak Espainiako Iehiakortasunean eta esportazioetan duen eraginari buruz egindako azterlan enpirikoek (Rísquez, 2016; Crespo eta García Rodríguez, 2017) honako ondorio hau atera dute: «Soldata-osagaiaren bilakaera ez da Espainiako ekonomiarentzat merkataritza-portaera azaltzen duen faktore erabakigarria» eta soldata-murrizketek «esportazioetan nahi denaren kontrako eragina dute».

Lehiakortasun-abantailak sortzeko oinarri gisa soldatak murriztea aldarrikatzen dutenek talka egiten dute 4.0 industria-planetatik eta zientzia, teknologia eta berrikuntzatik ondorioztatzen den literaturarekin.

Soldatak dira kontsumorako eta diru-kutxa publikoetarako diru-sarreren errenta-iturri nagusia, eta barne-eskariak EAEko kontsumo eta inbertsio guztiaren %83 osatzen du. Soldatak merkatzeak ekonomia deprimitzea eta etxeko merkatuen inguruan dagoen barne-potentziala gutxiestea dakar.

Soldatak murriztea, miopeaz gain, izugarri bidegabea da termino globaletan. Ikuspegi historikoarekin aztertuz gero, lau hamarkada daramatzagu langileen ordainsariek sortutako aberastasunaren banaketan duten pisua okertzen. 1980an ordainsari horiek BPGaren %57 ziren, baina gaur egun ez du %47 gainditzen. Hamar puntuko galera. Bien bitartean, enpresa-sozietateen (ez autonomoak) irabaziak 1980an %24 izatetik BPGaren %32 izatera igaro dira. Krisialdian, joera horrek bere horretan jarraitzen du soldata-murrizketekin eta erosteko ahalmenaren galerarekin soldatapeko familietan. Igaro beharreko bidea, Tapia sailburua, justu kontrakoa da.

Soldata nahikoak eskatzen ditugu etorkizuneko pentsioak ziurtatzeko. Eusko Jaurlaritzari, Nafarroako Gobernuari eta Espainiako Gobernuari eskatzen diegu politika ekonomikoak todx-en ahalmen ekonomikoa hobetzera zuzenduta egon daitezela, klientelismoa, ate birakariak, baldintza espektakularrak, komisionistak, hala nola kanpetxekoa eta bere umeki-zerrenda luzea ekuazioan jarri beharrean. Gure ondorengoak, beste edozein belaunaldi baino kualifikatuagoak, ezin dira berriro gure pentsio urrien menpe egon.

Emakumeok aurrera!!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín