Reportajes

/, Inmigración/Las vecinas de San Francisco (Bilbao) queremos un barrio libre de controles racistas y abusos policiales

Las vecinas de San Francisco (Bilbao) queremos un barrio libre de controles racistas y abusos policiales

2019-05-17T12:16:03+00:0017 mayo 2019|Bilbao, Inmigración|1 comentario

Desde SOS Racismo Bizkaia nos hacen llegar la nota de prensa tras lo sucedido en el barrio de San Francisco (Bilbao) el pasado 15 de mayo:

Según los testimonios a los que hemos tenido acceso desde SOS Racismo Bizkaia, el pasado 15 de mayo, la policía municipal junto con la Ertzaintza, cargaron en la calle de San Francisco. La carga sucedió después de que una persona mostrara su desacuerdo a ser identificada mientras estaba en la calle, sin razón aparente y sin estar cometiendo delito alguno. Unos amigos de esta persona, se acercaron para apoyar a la persona que iba a ser identificada mientras mostraban su desacuerdo. En ese momento, la policía pidió refuerzos. Lo sucedido posteriormente, ha quedado registrado en un vídeo grabado desde un edificio en la calle San Francisco que ha circulado por las redes. Las imágenes hablan por sí solas. En el vídeo puede observarse claramente como unos quince policías municipales y unos seis agentes de la Ertzaintza persiguen, increpan, empujan y golpean con porras y con las manos a las personas que pasan en ese momento por la calle. Las imágenes muestran la sorpresa de algunas de las personas que salen de sus  comercios, donde están trabajando, en el momento de la carga y son empujados con contundencia por la policía hacia el interior de los mismos e increpados. La grabación, muestra con claridad como las personas que pasan por la calle corren para no ser alcanzadas por los agentes y tratan de huir, o en algunos casos de defenderse de los golpes de la policía que intenta pegarles con porras. Incluso se observa cómo la policía golpea a una persona que estaba de compras y llevaba una bolsa en cada mano, absolutamente indefensa, posteriormente lo empuja para meterlo en un comercio que tenía la puerta abierta y a los pocos segundos, cuatro ertzainas y cuatro policías municipales lo arrastran aparentemente inconsciente, lo dejan tirado en la calle, algunos de ellos se alejan, un policía municipal se acerca y le pega una patada mientras el cuerpo yace en el suelo. El contenido de las bolsas cae en el suelo. El resto de policías no reacciona, solamente dos agentes se quedan cerca del cuerpo tendido. No aparece ninguna ambulancia en la grabación.

Vídeo Elena B.

Lo sucedido el 15 de mayo en la calle San Francisco es consecuencia de la actuación desproporcionada y violenta de la policía. La reacción del vecindario está relacionada con el hartazgo por las identificaciones por perfil racial  y por la presión policial al que son sometidas diariamente.  Probablemente si esto mismo hubiera ocurrido contra la población autóctona, las reacciones  hubieran sido radicalmente diferentes.  SOS Racismo ya ha denunciado en reiteradas ocasiones esta  práctica habitual de la policía en el barrio. Estas identificaciones provocan miedo constante y hartazgo en las personas que habitan el barrio y que son susceptibles de ser identificadas todos los días. Esta presión policial responde a una estrategia política de expulsión de la población migrante del barrio.

Desde SOS racismo queremos reiterar que las identificaciones por perfil racial son ilegales y son racistas. Tener como objetivo a un colectivo de un origen étnico determinado, se llama, ´identificación por perfil racial´ y está considerada en los Convenios Internacionales como agresión racista. Así lo han establecido, ente otros, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas, la Comisión Europea contra el Racismo  y la Intolerancia (ECRI) o la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). Además están prohibidas por la ley de seguridad ciudadana. Asimismo, los derechos fundamentales limitan el uso de la fuerza en las actuaciones policiales. Se trata de una práctica policial prohibida, profundamente injusta y racista que contribuye a legitimar la persecución policial a la población extranjera o con aspecto de serlo y refuerza estereotipos negativos. Denunciamos la vinculación que hace la policía entre delincuencia e inmigración.

Desde SOS Racismo denunciamos la violencia policial que se ha ejercido el 15 de mayo en la calle San Francisco, que a nuestro entender refleja el espíritu político que orienta las labores policiales en nuestro barrio. Exigimos que se investigue y se aclaren las responsabilidades implicadas de los agentes de policía que agredieron a los viandantes y que se tomen medidas al respecto. Mostramos toda nuestra solidaridad con las personas agredidas y maltratadas en este suceso. Al mismo tiempo animamos tanto a víctimas como a testigos a denunciarlo, SOS Racismo Bizkaia está aquí para apoyar.

Apoya: la Coordinadora de Grupos de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala.

Un comentario

  1. Juana de arco 18 mayo, 2019 en 12:13 am

    Sos….y esos miles de empadronamientos falsos.y esos miles de euros para familias inexistentes?queréis echar tantas manos que os conbertis en estafadores.aun así hacemos una buena labor.aunque de podía decir que sois un poquito racistas verdad?al menos con los que han nacido allí

No se permiten comentarios.

Suscríbete a nuestro Boletín

Leer Política de privacidad