Reportajes

/, Barakaldo, PNV/Ataúdes y flores ante la sede del PNV en Barakaldo para denunciar el cierre de las Ayudas de Emergencia Social

Ataúdes y flores ante la sede del PNV en Barakaldo para denunciar el cierre de las Ayudas de Emergencia Social

Para Berri-Otxoak “todos estos hechos dejan patente el lugar que ocupan las necesidades de las familias en la escala de prioridades del gobierno local que no duda en aumentar el número -y nóminas- de cargos de confianza, administrativos y asesores a la mínima ocasión”.

2021-02-03T11:11:37+00:003 febrero 2021|Ayudas Emergencia Social, Barakaldo, PNV|Sin comentarios

La asociación contra pobreza de Barakaldo, Berri-Otxoak, se ha concentrado ante la sede del PNV del municipio para denunciar  que el equipo de gobierno fabril haya decidido demorar indefinidamente la apertura del plazo de solicitudes para las Ayudas de Emergencia Social (AES) cuando la reapertura de este plazo la venía realizando el primer lunes de febrero desde hace casi una década.

Para ello, integrantes de la plataforma  han escenificado el «entierro de los derechos sociales» que supone la gestión de estas ayudas por parte del gobierno local, caracterizados de enterradores y esqueletos portando un ataúd, coronas y cirios.

Esta actuación se produce “durante la peor crisis sanitaria y económica que ha vivido el municipio agravándose las situaciones de las familias y personas en situación de vulnerabilidad, exclusión, ERTE y despedidas”, han destacado. 

La entidad ha vuelto a reiterar que “pese a que la «Ley 39/2015, del 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas» obliga al consistorio a mantener el plazo de solicitudes de las ayudas de emergencia abierto durante los 12 meses del año, la institución, lejos de renunciar a su privilegio de cerrar dicho plazo durante los meses de noviembre hasta el primer lunes de febrero, se ha tomado la libertad de prolongar el plazo de cierre indefinidamente, hasta nuevo aviso”.

La percepción de estas prestaciones se demora hasta siete meses desde su solicitud, tramitación, revisión de expediente y concesión. Suspender el plazo para solicitarlas por un lapso de al menos cuatro meses más, implica que las familias económicamente vulnerables de Barakaldo no puedan acceder a ningún ingreso para costear sus necesidades básicas durante casi un año.

Berri-Otxoak considera que “el cierre «ilegal» del plazo de solicitudes de las AES, sumado a las demoras en el plazo de acceso, tramitación y concesión por parte del equipo de gobierno local, han desvirtuado completamente el carácter de emergencia  que define a estas prestaciones.”

“Todos estos hechos dejan patente el lugar que ocupan las necesidades de las familias en la escala de prioridades del gobierno local. El mismo que no duda en aumentar el número -y nóminas- de cargos de confianza, administrativos y asesores a la mínima ocasión”, ha remarcado el colectivo barakaldés contra la pobreza.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín