Reportajes

/, Coronavirus, Pensiones/Pensionistas vuelven a exigir a Sanidad y Diputaciones los datos reales del Coronavirus en residencias

Pensionistas vuelven a exigir a Sanidad y Diputaciones los datos reales del Coronavirus en residencias

Este lunes 1 de Junio, al igual que el 18 y 25 de mayo, el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia salen de nuevo a la calle; poco a poco y cumpliendo con las medidas sanitarias.

2020-06-01T12:27:41+00:001 junio 2020|Bilbao, Coronavirus, Pensiones|Comentarios desactivados en Pensionistas vuelven a exigir a Sanidad y Diputaciones los datos reales del Coronavirus en residencias

Nota de prensa: En estas concentraciones acompañamos con nuestro silencio a las personas que han sufrido la pérdida de algún familiar en la pandemia, agradecemos el trabajo del personal sanitario y de asistencia social y denunciamos la falta de previsión y los recortes en el sistema sanitario y socio-sanitario que han incrementado los efectos negativos de la pandemia en forma de muertes de personas especialmente mayores y en residencias.

Pero no nos vamos a limitar a lamentar lo sucedido y por eso reclamaremos una información completa, veraz y objetiva a las Instituciones. Seguimos a la espera de que Sanidad y las DDFF hagan públicos los datos que les hemos solicitado; insistimos en ello; para tomar medidas eficaces se necesita disponer de una información certera porque hay que tomar medidas para que lo que ha sucedido en la crisis sanitaria no vuelva a suceder.

También esta crisis nos abre nuevas oportunidades para tomar medidas de carácter social y económico. Son inviables y no se pueden repetir las medidas de recortes y austeridad de crisis anteriores, con las cuales, las personas más ricas se hicieron más ricas y se incremento la pobreza, la precariedad, las malas condiciones de vida y trabajo y la privatización y recortes de los servicios públicos.

Esas nuevas oportunidades vendrán de poner las necesidades de las personas en el centro de la actividad económica, de impulsar la creación de empleo de calidad y la inversión productiva en armonía con la vida y los ecosistemas por encima de los intereses de unos pocos y la especulación.

Hay que actuar de inmediato para garantizar e incrementar los ingresos de las personas y hay que atender ahora más que nunca las reivindicaciones de urgencia, para nuestra generación y las venideras, que como Movimiento de Pensionistas estamos reivindicando.

Ninguna persona debe verse privada de un empleo digno, unos servicios públicos universales y unas prestaciones sociales que les permita acceder a unas condiciones de vida dignas; hay recursos suficientes para ello, sólo falta voluntad política. Este es el cambio que estamos reclamando a los Gobiernos.

Por estas razones estamos volviendo a la calle; por estas razones seguimos movilizándonos porque es nuestra garantía para seguir avanzando en los objetivos que compartimos.

 

Prentsa oharra: Gaur, ekainak 1, maiatzaren 18 eta 25ean egin genuen bezala. BPM berriz ere kalera irten gara; pixkanaka-pixkanaka eta osasun-neurriak betez.

Elkarretaratze hauetan, pandemian senitartekoren bat galdu duten pertsonei gure isiltasunarekin lagundu nahi diegu, osasun-arloko eta gizarte-laguntzako langileen lana eskertu nahi dugu, eta osasun-sisteman eta sistema sozio-sanitarioan izandako aurreikuspenik eza eta murrizketak salatu nahi ditugu, pandemiaren ondorio negatiboak areagotu baitituzte, bereziki adinekoak eta egoitzetan hildakoak.

Baina ez gara gertatutakoa deitoratzera mugatuko, eta horregatik eskatu diegu Erakundeei informazio osoa, egiazkoa eta objektiboa. Osasun Sailak eta Foru Aldundiek eskatu dizkiegun datuak publiko egiteko zain jarraitzen dugu; berriz diogu; neurri eraginkorrak hartzeko, informazio zuzena eduki behar da, osasun-krisian gertatu dena berriz ez gertatzeko neurriak hartu behar baitira.

Krisi honek ere aukera berriak ematen dizkigu neurri sozial eta ekonomikoak hartzeko. Bideraezinak dira, eta ezin dira errepikatu aurreko krisien murrizketa eta austeritate neurriak; izan ere, neurri horiekin, pertsona aberatsenek aberatsagoak egin ziren eta pobrezia, prekarietatea, bizi eta lan baldintza txarrak eta zerbitzu publikoen pribatizazioa eta murrizketak areagotu dira.

Aukera berri horiek pertsonen beharrak jarduera ekonomikoaren erdigunean jartzetik, kalitatezko enplegua sortzea bultzatzetik eta bizitzarekin eta ekosistemekin harmonian egindako inbertsio produktiboa gutxi batzuen interesen eta espekulazioaren gainetik jartzetik etorriko dira.

Berehala jardun behar da pertsonen diru-sarrerak bermatzeko eta areagotzeko, eta orain inoiz baino gehiago erantzun behar zaie gure belaunaldiarentzako eta etorkizunekoentzako premiazko aldarrikapenei, Pentsiodunen Mugimendu gisa aldarrikatzen ari garenari.
Pertsona orok dauka eskubidea, lanpostu duina izateko, zerbitzu publiko unibertsalak eta bizi-baldintza duinak lortzeko aukera ematen dien gizarte-prestazioak; horretarako baliabide nahikoak daude, borondate politikoa baino ez da falta. Hori da Gobernuei eskatzen ari paren aldaketa.

Arrazoi hauengatik, kalera itzultzen ari gara; arrazoi hauengatik mobilizatzen jarraitzen dugu, partekatzen ditugun helburuetan aurrera egiten jarraitzeko gure bermea delako.

 

Emakume pentsiodunok, zaintzaile eta zainduak, pentsioen eta bizitza duinen aldeko, borrokan jarraitzen dugu.

Las mujeres pensionistas, que somos cuidadoras y cuidadas, continuamos nuestra lucha por las pensiones y vida dignas.

Nota de prensa: Antes de la pandemia, durante y después de ella, nuestras necesidades básicas son las mismas y lo son con pensiones tan mínimas, que no nos permiten llegar a fin de mes. Como mujeres pensionistas, la inmensa mayoría percibimos menos de 700 euros mensuales.

Las que vivimos en nuestro hogar queremos seguir viviendo en él, y participar en la vida social. Cuando esta urgencia pase, será necesaria una propuesta de atención integral a domicilio. Un modelo de atención socio-sanitaria integrada, y centrada en las personas mayores, en nuestras casas, que coordine servicios y apoyos, y que requiere que el Gobierno Vasco y el del Estado aumenten el presupuesto a corto plazo.

Personal del Ayuntamiento de Bilbao se puso en contacto en abril, vía telefónica, con personas mayores de 65 años para conocer nuestras necesidades. Estimaron desde el Consistorio, que se realizarían unas 27.000 llamadas. En Bilbao, la población con 65 años o más somos unas 80.000 personas, el 24% del total de habitantes.

El Sr. Alcalde y los responsables no han sido capaces, o no han querido, disponer los servicios sociales, para acercarse a los domicilios de las personas solas, que no tienen teléfono o no pueden contestar.

Tampoco sabemos, qué han hecho con nuestras respuestas. SÍ sabemos que la solidaridad en los barrios ha suplido a las autoridades municipales y de diputación en su dejación de atención a sus mayores. iSí hay dinero!

La banca tiene que devolver los 60.000 millones que recibieron por el rescate. No vamos a pagar esta crisis. iQue no intenten confundirnos el Gobierno Vasco y el del Estado!

Reivindicamos 1080 euros Pensión Mínima y 1200 euros Salario Mínimo.
MILA LAUROGEI (1080) euroko Gutxieneko Pentsioa eta MILA BERREHUN (1200) euroko Gutxieneko Soldata eskatzen dugu.

Emakumeok aurrera!!!!

Suscríbete a nuestro Boletín