Reportajes

/, Pensiones/Pensionistas agradecen el enorme esfuerzo de sanitarios y todas quienes están luchando para frenar el COVID19

Pensionistas agradecen el enorme esfuerzo de sanitarios y todas quienes están luchando para frenar el COVID19

Ante la crisis sanitaria del Coronavirus. Comunicado del MPB: “Garantizar la salud es la prioridad”

2020-03-23T13:07:40+00:0023 marzo 2020|Bilbao, Pensiones|Sin comentarios

Nota de prensa: El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) con motivo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus hacemos llegar a todas las personas y especialmente a personas pensionistas y mayores las siguientes consideraciones:

La prioridad en estos momentos es conseguir revertir la curva de contagios y debemos cumplir con las medidas adoptadas con tal motivo por las autoridades sanitarias y especialmente quedarnos en casa. Por solidaridad colectiva quedémonos en casa.

Dar ánimo y mostrar nuestra solidaridad activa con miles de personas, especialmente mayores y pensionistas que están confinados en sus domicilios, muchas de ellas mujeres mayores solas, con necesidades tanto físicas como anímicas. Que nadie con necesidades las sufra en silencio; ésta no es sólo una pelea personal es una batalla colectiva. Usemos los medios técnicos que están a nuestro alcance para estar en contacto y apoyarnos mutuamente.

Esta crisis sanitaria deja en evidencia la improvisación de los responsables políticos y la autoridad sanitaria que, primero, minusvaloraron la infección, después eligieron la estrategia errónea de atender solo los casos manifiestos, posibilitando su expansión, y ahora, ni tan siquiera tienen recursos mínimos (medicamentos, mascarillas etc.) ni infraestructura para posibilitar una atención generalizada.

Quedan dramáticamente al descubierto las carencias de servicios públicos, en este caso sanitarios, que durante años, desde la crisis de 2008, han sido recortados, en camas disponibles, ratios de personal, investigación, dotación de medios e inversiones. La privatización como estrategia de sustitución de estos Servicios Sanitarios Públicos, con la falsa idea de reducir gastos, demuestra su fracaso rotundo en circunstancias normales, mas en esta crisis y en la atención que las personas mayores requieren. El resultado es centenares de fallecidos fundamentalmente personas mayores pensionistas.

Los Servicios Socio Sanitarios y las prestaciones de Dependencia que también han sido reducidos, recortados y privatizados en un 80%, ni atienden la demanda ordinaria ni son suficientes para colaborar eficazmente en la superación de esta crisis y están pasando a ser focos de infección. Aunque se van a dedicar, tras las medidas del Gobierno español, 300 millones de euros a estos servicios, llegarán demasiado tarde; exigimos al Gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca, que de inmediato establezca un plan de choque con la financiación que sea necesaria, para evitar que los centros sigan siendo un foco de infección, se amplíe el número de plazas, la dotación de personal y servicios sanitarios, así como las horas y el personal de asistencia a las personas que son atendidas en su domicilio, de modo que se haga frente a las necesidades de las personas mayores.

En estas situaciones es donde se ve mas crudamente que si las necesidades de las personas aumentan y los recursos disponibles no son suficientes, las condiciones de vida empeoran. Por ello la exigencia de disponer hoy de una pensión mínima de 1080 euros es un objetivo básico imprescindible.

Manifestamos nuestro rechazo también a otras decisiones del Gobierno ya que consideramos improcedente que los costes de una alarma sanitaria tengan que recaer en las cuentas de la SS vía reducción o eliminación de cotizaciones; este estado de alarma debería ser financiado con presupuestos públicos en su totalidad.

Aunque ahora no vamos a valorar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria, manifestamos nuestra preocupación ante la posible utilización de la misma para, como lo fue en los años anteriores, recortar servicios públicos, prestaciones, salarios, pensiones etc.

Como siempre, somos las personas las protagonistas que deben hacer frente a estas situaciones y nos alegramos de constituir una sociedad viva, comprometida y solidaria. Lamentamos profundamente el fallecimiento de Encarni, enfermera del hospital de Galdakao. Agradecemos el compromiso de todo el personal sanitario y de todas aquellas personas que con su trabajo esencial están contribuyendo a mantener la actividad económica, corriendo un grave riesgo personal.

Por todos estos objetivos el MPB está luchando desde hace dos años y seguirá luchando hasta conseguirlos; apoyamos las iniciativas impulsadas desde los diferentes pueblos y llamamos a generalizarlas.

Todos los lunes a las 12 del mediodía proponemos extender por las redes elementos como el cartel que enviamos y colocar de 12 a 13 horas los pañuelos y distintivos del Movimiento de Pensionistas en todas las ventanas y balcones.

POR UNA VIDA DIGNA PARA TODAS LAS PERSONAS

POR UNA SANIDAD PÚBLICA UNIVERSAL Y DE CALIDAD

 

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín