Reportajes

//“No compartimos la euforia del gobierno al vender como un gran logro el incremento de las pensiones”

“No compartimos la euforia del gobierno al vender como un gran logro el incremento de las pensiones”

En el actual contexto económico, el incremento anunciado para 2023 no sólo no recupera el poder adquisitivo de las pensiones, sino que consolida la pérdida del mismo.

2022-10-10T11:31:27+00:0010 octubre 2022|Reportajes|Sin comentarios

Por Movimiento Pensionistas Euskal Herria (MPEH)

Por lo que se conoce, a través de los medios de comunicación, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2023, nuestras pensiones se revalorizarán a partir de enero en función del IPC Medio del 2022, lo que supondrá según la previsión del gobierno, aproximadamente un incremento del 8,5%. Esta revalorización no es más que el estricto cumplimiento de la Ley 21/2021 de 28 de Diciembre y desde luego sería absolutamente inaceptable que precisamente en este punto no se cumpliera la ley aprobada hace un año.

Evidentemente todo lo que sea incrementar las pensiones nos parece positivo y celebramos que, fundamentalmente debido a nuestras movilizaciones, el IRP (Índice de Revalorización de las Pensiones) de la reforma del PP del año 2013 con su famoso 0,25% haya sido derogado definitivamente por la Reforma 21/2021. No obstante, tenemos que decir que no compartimos para nada la euforia de los partidos del gobierno a la hora de vender como un gran logro dicho incremento de las pensiones. En el actual contexto económico de exponencial crecimiento del IPC, la aplicación del criterio de revalorización de las pensiones en función del IPC medio ha ocasionado una gran pérdida del poder adquisitivo de las pensiones.

En concreto en 2021 esta pérdida fue del 3% y si no hay medidas compensatorias en el 2022 será aún mucho mayor (cercana al 6%). Entre ambos años las personas pensionistas veremos reducido nuestro poder adquisitivo en un 10%. De haberse restablecido el criterio anterior a la reforma de 2011 esta pérdida de poder adquisitivo no se hubiera producido. Esta que es una dramática realidad para las pensiones en general es todavía más inaceptable para las pensiones más bajas, para las de viudedad y para la pensión mínima que se perpetúa por debajo del umbral de la pobreza y muy lejos de los 1080 euros que reclamamos desde hace cinco años. Por lo tanto, con el incremento anunciado para 2023 no sólo no se recupera el poder adquisitivo de las pensiones, sino que se consolida la pérdida del mismo.

Desde el MPEH nos ratificamos en nuestras posiciones y seguimos reivindicando, como lo hemos venido haciendo desde hace ya casi 5 años, derogar la reforma de pensiones de 2011, 2013 y 2021, y en el caso concreto de la revalorización de las pensiones, exigimos:

– Recuperar el poder adquisitivo de nuestras pensiones y su revalorización automática en función del IPC acumulado interanual, (índice general del INE).

– Restablecer el criterio de revalorización de las pensiones anterior a la reforma de 2011.

– Recuperar para finales de este año y sucesivos la paga compensatoria del poder adquisitivo perdido con la entrada en vigor de la Ley 21/2021.

– Establecer de inmediato una pensión mínima de 1080 euros revalorizada con el IPC real.

La movilización sigue siendo nuestra mejor garantía para conseguir los objetivos, por ello, el MPEH hemos convocado junto con otras plataformas de pensionistas de los Pueblos y Comunidades del Estado una manifestación en Madrid para el día 15 de Octubre con salida en la Pza. Neptuno a las 12:00 horas para escenificar la entrega de las decenas de miles de firmas recogidas (70.000 en Euskal Herria) a favor de la aplicación del IPC real, Pensión Mínima Digna, garantizar el Sistema Público de Pensiones derogando las reformas de los recortes y privatización.

Así mismo seguimos trabajando con otras organizaciones sociales y sindicatos en Euskal Herria para realizar una gran movilización compartida el 19 noviembre. Es una movilización que de la mano de la unidad de acción de las plataformas de pensionistas de los Pueblos del Estado se realizará en cada uno de ellos para recuperar el poder adquisitivo de salarios y pensiones; Pensión Mínima y Salario Mínimo basados en los criterios de suficiencia de la Carta Social Europea; garantizar servicios públicos universales y pensiones públicas.

Los salarios y las pensiones no son responsables del incremento de los precios, la crisis del desigual reparto de la riqueza y las políticas fiscales y presupuestarias que lo hacen posible; responsables son quienes incrementan los precios para aumentar sus ganancias.

Hedabideen bidez jakin dugunez, 2023ko Aurrekontu Orokorren proiektuan gure pentsioak 2022ko batez besteko KPIaren arabera handituko dira urtarriletik aurrera, eta horrek Gobernuaren aurreikuspenen arabera, gutxi gorabehera %8,5eko igoera ekarriko du. Errebalorizazio hori abenduaren 28ko 21/2021 Legea zorrotz betetzea besterik ez da, eta, jakina, erabat onartezina litzateke puntu horretan duela urtebete onartutako legea ez betetzea.

Jakina, pentsioak igotzea positiboa iruditzen zaigu, eta ospatzen dugu, batez ere, gure mobilizazioen ondorioz, 2013ko PPren erreformak ekarri zuen PEI (pentsioen errebalorizazio indizea) behin betiko indargabetu izana 21/2021 erreformaren ondorioz. Hala ere, esan behar dugu ez dugula bat egiten gobernuko alderdien euforia, pentsioen igoera hori lorpen handi gisa saltzeko orduan. KPIaren hazkunde esponentzialeko egungo testuinguru ekonomikoan, pentsioak batez besteko KPIaren arabera errebalorizatzeko irizpidea aplikatzeak pentsioen erosteko ahalmena asko galtzea ekarri du.

Hain zuzen ere, 2021ean galera hori %3koa izan zen, eta 2022an konpentsazio-neurririk ez badago, askoz handiagoa izango da (% 6). Bi urteen artean, pentsiodunoi gure erosteko ahalmena %10 murriztuko zaigu. 2011ko erreformaren aurreko irizpidea berrezarri izan balitz, erosteko ahalmenaren galera hori ez zen gertatuko. Pentsioen errealitate dramatikoa da, oro har, are onartezinagoa pentsio baxuenentzat, alarguntzarentzat eta pobreziaren mugaren azpitik betikotzen den gutxieneko pentsioarentzat, duela bost urtetik eskatzen ditugun 1080 euroetatik oso urrun. Beraz, 2023rako iragarritako igoerarekin, pentsioen erosteko ahalmena ez berreskuratzeaz gain, bere galera sendotu egiten da.

MPEHtik gure posizioan berresten gara, eta, duela ia 5 urte egin dugun bezala, 2011, 2013 eta 2021eko pentsioen erreforma indargabetzea aldarrikatzen jarraitzen dugu, eta pentsioen errebalorizazioaren kasu zehatzean, eskatzen dugu:

– Gure pentsioen erosteko ahalmena eta errebalorizazio automatikoa berreskuratzea, urte arteko KPI metatuaren arabera( INEren indize orokorra).

– 2011ko erreformaren aurreko pentsioen errebalorizazio-irizpidea berrezartzea.

– 21/2021 Legea indarrean jartzearekin batera galdutako erosteko ahalmenaren konpentsazio ordainsaria berreskuratzea urte honen amaierarako eta hurrengoetarako.

– 1080 euroko gutxieneko pentsioa berehala ezartzea, benetako KPIarekin errebalorizatuta.

Mobilizazioak gure bermerik onena izaten jarraitzen du helburuak lortzeko, eta, horregatik, MPEHk, Estatuko Herri eta Erkidegoetako pentsiodunen beste plataforma batzuekin batera, manifestazioa deitu du Madrilen urriaren 15erako, Neptuno plazan, 12:00etan, KPI errealaren aplikazioaren alde jasotako milaka sinadurak (70.000 EHn) eramateko kongresura, Gutxieneko Pentsio Duina, Pentsioen Sistema Publikoa bermatzea murrizketen erreformak eta sistemaren pribatizazioa indargabetuz.

Era berean, Euskal Herriko beste erakunde sozial eta sindikatu batzuekin lanean jarraitzen dugu azaroaren 19an mobilizazio partekatu handi bat egiteko. Estatuko Herrietako pentsiodunen plataformen ekintza-batasunaren eskutik egingo den mobilizazioa da, soldaten eta pentsioen erosteko ahalmena berreskuratzeko; Gutxieneko Pentsioa eta Gutxieneko Soldata, Europako Gizarte Gutunaren nahikotasun-irizpideetan oinarrituak; zerbitzu publiko unibertsalak eta pentsio publikoak bermatzea.

Soldatak eta pentsioak ez dira prezioen igoeraren errudunak, aberastasunaren banaketa desberdinak sortu duen krisia baizik, eta hori posible egiten duten zerga eta aurrekontu politikak. Arduradunak, beren irabaziak handitzeko, prezioak igo egiten dituztenak dira.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín