Reportajes

/, Coronavirus, Feminismo/Nace BIZIHOTSA la red de solidaridad de Euskal Herria para llegar donde las instituciones no pueden

Nace BIZIHOTSA la red de solidaridad de Euskal Herria para llegar donde las instituciones no pueden

La crisis sanitaria, social y económica ha obligado a que muchas asociaciones y colectivos en Euskal Herria hayan detenido su accionar político y hayan reorientado todas sus fuerzas en dar una respuesta urgente a la emergencia social.

2020-05-01T07:43:12+00:0030 abril 2020|Bilbao, Coronavirus, Feminismo|Comentarios desactivados en Nace BIZIHOTSA la red de solidaridad de Euskal Herria para llegar donde las instituciones no pueden

La Caja de Resistencia BiziHotsa es una caja creada por colectivos feministas, asociaciones de mujeres, colectivos antiracistas y anticapitalistas, redes de cooperativas de Euskal Herria (Olatukoop), sindicatos y redes ciudadanas para hacer frente a la ofensiva neoliberal que vivimos y que, a consecuencia del COVID19, se ha agravado en los últimos meses.

La vida no se detiene, pero ahora está en mayor riesgo que nunca. Es la vida misma y los proyectos colectivos que en la cotidianidad contribuyen a que esta se dignifique los que están en riesgo, en stand by, o, incluso los que han desaparecido. No se debe sólo a que una determinada gestión de la pandemia nos ha llevado a estar encerradxs en casa (a quién la tiene), sino que dicha gestión ha venido acompañada de una profundización de la necropolítica que ya estaba agravando las diferencias sociales y que está teniendo un mayor efecto en las comunidades y colectivos vulnerabilizados (mujeres y comunidad migrante, entre otras).

La crisis sanitaria, social y económica ha obligado a que muchas asociaciones y colectivos en Euskal Herria hayan detenido su accionar político y hayan reorientado todas sus fuerzas en dar una respuesta urgente a la emergencia social. De este modo, lo que las instituciones no están cubriendo lo está haciendo el tejido asociativo o las recientemente creadas redes ciudadanas a través de distribución de alimentación, de dotación de vivienda, de reparto de mascarillas y productos de higiene básica, de formación continua autogestionada o del pago de cuotas y suministros.

La caja de resistencia BIZIHOTSA pretende ser un fondo cooperativo que, en dos fases – una de urgencia y otra de estabilización – ayude, por un lado, el acceso a los bienes básicos que ahora ni siquiera están asegurados; y, por otro lado, acompañe en la creación de alternativas económicas.

En esta primera fase, se pretende hacer frente a las necesidades urgentes que tienen los colectivos y a la creación de autonomía económica. Además, en esta primera fase, se implementará una asesoría jurídica para quienes sufren violencia machista, para ayudar en la tramitación y recepción de subvenciones y ayudas públicas y para hacer frente a multas y castigos (impuestas con criterios racistas en un gran porcentaje). En una segunda fase, el objetivo será que los colectivos participantes que hayan logrado una cierta autonomía material puedan sostener proyectos de economía autogestionada, cooperativa o comunitaria.

BiziHotsa pone en valor la fuerza de la solidaridad y el apoyo mutuo, y es, por ello, por lo que impulsamos una primera convocatoria de apoyo a 13 proyectos que ya están dando respuesta, desde la calle y las bases, a la situación de emergencia que las instituciones no están atendiendo. Son iniciativas, proyectos políticos, que están aportando soluciones directas y que requieren de recursos para su sostenibilidad.

El fondo económico se dirige en una primera fase a proyectos que, principalmente están atendiendo los siguientes ámbitos:

– Alimentación

– Vivienda

– Empoderamiento ante la represión

– Violencia machista

– Salud e higiene básica

 

Entidades receptoras:

Mujeres con Voz: Entidad ubicada en Algorta que principalmente trabaja en la atención a mujeres migrantes, trabajadoras del sector doméstico. La situación de emergencia sanitaria ha dejado a muchas de sus trabajadoras sin poder realizar su trabajo y ha agravado su situación de vulnerabilidad. La mayoría de las mujeres están en situación administrativa irregular y no cuentan con los requisitos solicitados por las administraciones públicas para el acceso a las ayudas ni pueden desarrollar proyectos económicos. Recibirán una aportación económica de 6.500 euros para hacer frente a las necesidades básicas de alimentación y vivienda.

KOOPSF 34: Cooperativa de acompañamiento en la creación de proyectos económicos a personas de origen subsahariano en el barrio de San Francisco de Bilbao. El COVID 19 ha paralizado por completo proyectos activos con mucho arraigo como el Mercado de las Especias. Sin embargo, los gastos de mantenimiento, suministros, cuotas, etc. no cesan. Para que proyectos en activo puedan volver a ponerse en marcha tras el estado de alarma el fondo cubrirá estos gastos de facturas y suministros. Recibirán una aportación económica de 1.500 euros.

Malen-Etxea: Asociación de Mujeres latinas ubicada en Zumaia, trabajadoras, principalmente en el servicio de atención a personas dependientes. Entre sus proyectos se encuentra la atención directa a mujeres migrantes en situación de calle sin recursos a través de la Casa Albergue Malen Etxea de Zestoa. El COVID 19 ha agravado la situación. Recibirán una aportación económica para 6.500 para reforzar la atención y acompañamiento a las mujeres.

Firekutzen: Asociación de mujeres senegalesas ubicadas en Bilbao que trabajan, principalmente, el empoderamiento de las mismas, así como el fomento de proyectos autónomos para las mujeres relacionados con el acceso y cuidado del propio cuerpo. El COVID 19 ha paralizado sus proyectos agravando la situación de vulnerabilidad y dejando al descubierto el derecho a la vivienda y la alimentación. El fondo destinará una aportación de 2000 euros para hacer frente a gastos de vivienda y alimentación.

Novisi: Asociación ubicada en el barrio San Francisco de Bilbao, trabaja principalmente en la capacitación y empoderamiento de personas migrantes de origen subsahariano. Durante situación de emergencia sanitaria han implementado un proyecto de dispensación de alimentos entre las personas de su entidad ante el agravamiento de la situación de vulnerabilidad. Se destinará una aportación de 4.000 euros para el acceso y fabricación de material de protección sanitario, mascarillas principalmente, y para la compra de alimentos.

Mujeres Mawra: Entidad situada en Mungia que trabaja con personas del Magreb, principalmente mujeres. La situación de emergencia sanitaria ha agravado la situación de vulnerabilidad de sus usuarias, impidiendo poder llevar a cabo con cierta dignidad sus proyectos vitales y económicos. Se hará una aportación económica de 3.000 euros destinada a ayudar en la compra de bienes de primera necesidad y en sufragar el derecho a la vivienda.

AMUGE: Asociación de mujeres gitanas de Euskadi que trabaja en la defensa y promoción de los derechos y el desarrollo integral de la comunidad gitana en general, y del empoderamiento de las mujeres en particular. El estado de alarma ha bloqueado sus proyectos económicos, centrado principalmente en la venta de enseres y alimentación en el mercado. Para hacer frente a esta parálisis y poder tras el fin del estado de alerta reestablecer sus proyectos económicos están llevando a cabo un proyecto sostenimiento de los suministros y cuotas básicas y acceso a la alimentación. Se hará una aportación económica de 7.500 euros destinado a la compra de alimentos, a la puesta en marcha de recursos de reparto y la adquisición de material de protección sanitario.

Chile Lindo: Entidad ubicada en Bilbao centrada en el apoyo y acompañamiento de personas migradas de origen latinoamericano que están viendo su situación de vulnerabilidad agravaba por el COVID 19. Se hará una aportación económica de 1000 euros destinados a hacer frente a la falta de acceso de la alimentación básica.

Asociación Afro: Asociación de residentes afroamericanos situada en Gasteiz y que centra su trabajo principalmente en promover la inserción sociocultural y laboral de las personas migradas. El confinamiento ha paralizado, entre otros, los procesos de formación de las personas que viven en los pisos de la asociación, en especial de las personas adultas. Se realizará una aportación económica de 6.000 euros para poner en marcha un proyecto de formación continua on line para la alfabetización de adultos a través de la adquisición de material informático, conexión WIFI y profesorado.

 

Mujeres en la diversidad: Entidad ubicada en Basauri que trabaja en su mayoría con mujeres migrantes dedicadas al trabajo del hogar. La situación provocada por el COVID 19 ha dejado sin trabajo a muchas de ellas y sin un recurso habitacional por lo que desde la asociación de está trabajado en un proyecto de urgencia centrado en dar cobertura alimenticia y habitacional. Para poder reforzar el proyecto se destinará una aportación económica de 3.500 euros.

Ahizpatasuna: Asociación sociocultural de mujeres vascas y marroquíes. La situación de confinamiento ha llevado a que la formación de las personas en edad escolar se deba dar en el mismo sin que, en muchos casos, se cuente con condiciones materiales para llevar a cabo el aprendizaje de forma digna, quedando muchos hogares sin el acceso a éste. Se hará una aportación económica de 1.500 euros para la adquisición de material escolar y acceso a wifi.

Red de solidaridad de San Fran: Esta red surge al albor de la crisis sanitaria y social derivada del COVID 19 con el objetivo de dar una respuesta de emergencia a la situación de las vecinas del barrio de San Francisco. Se ha creado un proyecto de reparto de alimentos y ayuda en el pago de suministros básicos para lo que se hará una aportación económica de 3.500 euros.

Agharas: Entidad ubicada en Barakaldo que trabaja principalmente con juventud del Magreb en situación de calle. El confinamiento y la situación de alarma ha agravado más la situación si cabe de los usuarios de la misma. Por ello, se ha creado un proyecto que pretende dar respuesta a la emergencia habitacional, de acceso a medidas de protección sanitaria y de alimentación básica. Se hará una aportación económica de 3.800 euros.

 

Criterios de selección generales:

– Son iniciativas democráticas y solidarias que están dando respuesta a la emergencia sanitaria, social y económica provocada por la crisis del COVID 19. Algunas de ellas se han creado específicamente en el marco de la pandemia mientras otras han reconducido su accionar y actividad para la respuesta de urgencia

– Son entidades y proyectos arraigados al territorio y que trabajan en red, con una incidencia e impacto directo en la dignificación de la vida de las comunidades más vulnerabilizadas.

– Están dando respuesta directa al colapso social y llegando a dónde el entramado institucional vasco no está llegando (por razones políticas).

– Son entidades y colectivos que trabajan directamente con las comunidades más vulnerabilizadas por el COVID19.

– Se ubican en diferentes territorios de la geografía vasca: los territorios más precarizados.

 

Hay tres maneras de participar en la Caja de Resistencia BiziHotsa:

– Como donante de dinero (colectivos e individuos).

– Como receptor del dinero, los recursos y la ayuda (para colectivos y redes ciudadanas que así lo pidan).

– Ofreciendo ayuda, tiempo y recursos técnicos o materiales (por parte de colectivos).

Suscríbete a nuestro Boletín