Reportajes

//LAB exige medidas para la protección y el cuidado de menores y personas con dependencia durante el confinamiento

LAB exige medidas para la protección y el cuidado de menores y personas con dependencia durante el confinamiento

El sindicato LAB solicita al gobierno que se autoricen permisos de vigilancia COVID-19, para hacer frente al cuidado y la protección de los menores y de las personas con dependencia durante sus confinamientos.

2021-12-30T20:52:37+00:0030 diciembre 2021|Reportajes|Comentarios desactivados en LAB exige medidas para la protección y el cuidado de menores y personas con dependencia durante el confinamiento

Llevamos casi dos años lidiando con la pandemia causada por COVID-19%. Sabemos que ha dado lugar a muchas situaciones complejas, a la salud, a la situación socioeconómica, el empleo y la atención.

En esta ocasión, pedimos que se actúe ante la situación actual. En otras palabras, se deben tomar las medidas necesarias para asegurarse de llegar a tiempo y de estar seguro. Y sí, en opinión del sindicato LAB, se debe decidir y actuar, y realmente creemos que este no es el momento de mirar para otro lado.

En primer lugar, queremos recordarles que en el verano de 2020, el sindicato LAB, en la primera fase de la pandemia, propuso la creación de permisos especiales para personas con problemas de atención. Escribimos esta solicitud a los empresarios y gobiernos del País Vasco Sur por escrito. Un año y medio después, sin embargo, estamos en el mismo punto en el que estábamos entonces, lamentablemente. Estamos muy preocupados por este tema y nuestra responsabilidad como sindicato. Lo hicimos hace un año y medio, y esta vez lo hacemos también.

Se ha reactivado la actividad escolar, pero no podemos decir que estemos viviendo en una “situación normal”. Sabemos que el virus COVID-19 ha golpeado duramente a nuestros jóvenes y niños en los últimos meses. Esto ha tenido un efecto claro: se ha mandado a casa a muchos niños y jóvenes durante al menos 10 días (ha habido cientos de clases que se han cerrado en los últimos meses y miles de jóvenes que se han visto obligados a quedarse en casa en lugar de ir a clase). ¿Quién se hace cargo de estos niños cuando no pueden quedarse solos?

Esta pregunta no ha sido respondida. La propia administración, que decide sobre el aislamiento de niños y jóvenes, no ha respondido para garantizar el cuidado de estas personas. Se ha convertido en un asunto o problema completamente individual, es decir, si uno de sus hijos ha sido confinado, uno sabe lo que está haciendo, las opciones que tiene. Y estas oportunidades son muy limitadas para la mayoría de los ciudadanos del País Vasco: dejarlos con un miembro de la red de vigilancia local (a menudo abuelos), con riesgo de contagiarlos; o que los padres los cuiden. En el último caso, sin embargo, no tenemos garantía legal; de hecho, el marco actual no prevé permisos de cuidados.

Las situaciones insólitas requieren medidas extraordinarias, no solo para el cuidado de los menores, sino también para el cuidado de otras personas en situación de dependencia. Por tanto, es necesario crear marcos que hagan necesarias y urgentes estas medidas. Ahí es donde el gobierno tiene el deber de promover estos marcos, que luego darán paso a los permisos de vigilancia COVID-19.

Después de todo, requerimos la creación de permisos de cuidado para los sectores público y privado, incluidos niños, jóvenes y dependientes, que necesitan confinamiento interino para personas que necesitan atención (debido a la contaminación y el contacto). Hacemos un llamado a que se tomen las decisiones y medidas necesarias para poder conformar una mesa con el liderazgo apropiado del gobierno.

Al mismo tiempo, exigimos que estos permisos sean regulados en conjunto con medidas de corresponsabilidad; porque si este no es el caso, las mujeres se encargarán del cuidado. También hay que añadir que el teletrabajo o el trabajo no presencial no puede entenderse como una medida de conciliación (aunque ha habido una clara tendencia a hacerlo en los últimos años); Esto significa que tanto el trabajo laboral como el cuidado se realizan al mismo tiempo y no son compatibles, ya que ambos son trabajos y requieren el reconocimiento, tiempo y dedicación adecuados.

Por eso, con esta carta, les pedimos una vez más que tengan en cuenta la situación actual, pongan en el centro los problemas de la ciudadanía y actúen con responsabilidad. En este caso, le pedimos específicamente que proporcione los recursos necesarios para crear un permiso de cuidado.

Comunicado de LAB

Ia bi urte egingo ditugu COVID-19%ak eragin digun pandemiarekin. Jakin badakigu askotariko egoera konplexuak eragin dituela, osasungintzari, egoera sozioekonomikoari, enpleguari zein zaintza esparruei atxikiak esaterako.

Oraingo honetan, zuei zuzentzen gara, han zuzen, azken esparru honetan ematen ari diren egoeren aurean neurriak har ditzazuela eskatuz. Hau da, zaintza era unean jarri eta bereu bermatua izan dadin neurriak hartu behar ituzue, ezinbestean eta urgentziaz. Eta bai, LAB sindilkatuaren aburuz, zuei dagokizue agintari zareten aldetik erabaki eta neurriok harzea, eta zinez uste dugu ez dela beste alde batera begiratzeko unea.

Lehenik eta behin, gogorarazi nahi dugu LAB sindikatuak 2020ko udan, hortaz, pandemiaren lehen fasean, proposatu zuela zaintza arazoak zituztenentzat baimen bereziak sortzea. Eskaera hori Hego Euskal Herriko patronalei zein Gobernuei zuzendu genien, idatziz. Urte eta erdi beranduago, ordea, orduan ginen puntu berean gaude, tamalez. Kezka handiz heltzen diogu gai honi eta baita sindikatu bezala dagokigun arduratik ere. Orain urte eta erdi horrela egin genuen, eta oraingoan ere horrela dihardugu.

Eskola-jarduera berreskuratu da, baina ezin esan dezakegu «egoera normala» bizi dugunik. Jakin badakigu COVID-19 birusak gure gazte eta haurrak gogor jo dituela azken hilabeteetan. Horrek, ondorio garbia izan du: haur eta gazte asko eta asko gutxienez 10 egunez etxeratuak izan dira (ehunka izan dira azken hilabete gutxian itxi diren gelak eta milaka etxean egoteko beharrean gertatu diren gazte eta haurrak). Nor egin da baina, gehienetan, bakarrik utzi ezin diren haur horien kargu?

Galdera horrek ez du erantzunik izan. Haur eta gazteen etxeratzea erabakitzen duten administrazioak berak ez du erantzunik eman pertsona horien zaintza bermatzeko. Auzi edo arazo erabat indibidual bilakatu da, hau da, zure haurren bat konfinatu badute, norberak daki zer egiten duen, zein aukera dituen. Eta aukera horiek Euskal Herriko herritar gehienontzat oso mugatuak dira: inguruko zaintza-sareetako kideren batekin utzi (maiz aiton-amonak), horiek kutsatzeko arriskuarekin; edota gurasoek hartu zaintza gure gain. Bigarren kasu horretan, aldiz, ez dugu berme-juridikorik; izan ere, egun aplikagarri dugun markoak ez du aurreikusten zaintzarako baimenik.

Ezohiko egoerek ezohiko neurriak eskatzen dituzte, adin txikikoen zaintzarako, baina baita menpekotasun egoeran diren gainerako pertsonen zaintzarako ere. Hortaz, ezinbestean eta urgentziaz neurri horiek ahalbidetuko dituen markoak sortu behar dira. Han zuzen, horretan gobernutik baduzue aipatu markoak bultzatzeko eginbeharra, ondoren, COVID-19ak eragindako zaintza baimenei bide emango diena.

Finean, zaintza beharrak dituzten pertsonen konfinamendua tarteko (kutsatuak izan direlako zein kontaktu izan diren kasuetarako) izan haur, gazte zein menpekotasuak dituzten pertsonak, horien ardura hartuko duten pertsonentzat zaintzarako baimenak eratzea exijitzen dugu, sektore publiko zein pribaturako. Horretarako beharrezkoak diren erabaki eta neurriak hartzea eskatzen dugu: hori ahalibidetuko duen mahaia eratzea gobernuari dagokion lidergoarekin.

Horrekin batera, eskatzen dugu baimen horiek erantzunkidetasun neurriekin batera arautuak izan daitezela; zeren, hori horrela izango ez bada emakumeek hartuko dute zaintza ardura bere gain. Batu behar dugu ere, telelana edo lan ez presentziala ezin direla kontziliazio neurri gisa ulertu (horretarako joera garbia izan den arren azken urteotan); izan ere, horrek enpleguko lanak eta zaintza lanak aldi berean gauzatzea dakar eta ez dira bateragarriak, biak lanak baitira eta dagokien aitortza, denbora zein dedikazioa eskatzen dute.

Ondorioz, idazki honekin, beste behin eskatzen dizuegu egun bizi dugun egoera aintzat hartu, herritarron arazoak erdigunean jarri eta dagokizuen arduraz jokatzeko. Kasu honetan, zaintza baimenak sortzeko beharrezkoak diren baliabideak errazteko eskatzen dugu zehazki.

Suscríbete a nuestro Boletín