Reportajes

/, Pensiones, Presupuestos/La mayoría de PNV y PSE-EE aprueban unos presupuestos que dan la espalda a los pensionistas

La mayoría de PNV y PSE-EE aprueban unos presupuestos que dan la espalda a los pensionistas

El Parlamento Vasco ha aprobado definitivamente los presupuestos vascos de 2021 gracias a la mayoría absoluta que ostentan PNV y PSE-EE, pero con el rechazo de los grupos de la oposición (EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP+Cs y Vox).

2021-02-11T13:29:00+00:0011 febrero 2021|Euskal Herria, Pensiones, Presupuestos|Sin comentarios

Tras la aprobación de los Presupuestos Generales de Euskadi para este año, el Movimiento de Pensionistas de la CAV ha calificado los mismos de “netamente insuficientes” para hacer frente al reto social y económico derivado de la pandemia y de la crisis económica.

Señalan que los recortes que se han venido acumulando a lo largo de los últimos años se mantienen, así como en lo que respecta a la reducción de ingresos y empeoramiento de las condiciones de vida y trabajo, se están incrementando.

Prueba de ello, es que “los recortes en los servicios públicos, especialmente en sanidad y servicios socio sanitarios, han aumentado el efecto negativo de la crisis sanitaria en la vida y la salud de las personas”, han asegurado. A esto hay que añadir las reformas laborales y de pensiones, aún no derogadas, que han incrementado la precariedad laboral, el desempleo y los salarios miserables y reducido las pensiones.

Se lamentan de que los presupuestos de la CAV, al menos en el ámbito de sus competencias, no hayan puesto remedio a estos problemas.

Además, la presión fiscal en la CAV sigue siendo muy inferior a la media de la UE y recuerdan que sigue favoreciendo las rentas de capital en detrimento de las rentas de trabajo.

Recuerdan así mismo quela Regla de Gasto que fija como objetivo el 2,2% limita las posibilidades del presupuesto.

“Con estos antecedentes el presupuesto es rácano y continuista y no servirá para garantizar las condiciones de vida en sintonía con la riqueza que producimos”.

Evidentemente las demandas de los pensionistas en materia de complemento pensión mínima a 1080 euros, empleo digno, sanidad, servicios de atención a la dependencia y Renta de Garantía de Ingresos, no han sido tomadas en consideración y eso conlleva que sigan manteniendo su presencia y peleando en las calles como vienen haciendo todos los lunes desde hace mas de 3 años en multitud de pueblos de Hego Euskal Herria. Así como tienen previsto realizarlo el próximo día 13 de febrero a las 12 del mediodía en Bilbao, Donostia, Gasteiz, Iruña y numerosos pueblos.


Itxura guztien arabera, otsailaren 11n onartuko dituzte behin betiko EAEko Legebiltzarrean Gobernuak 2021erako prestatu dituen aurrekontuak.

Aurrekontuak ez dira, inondik ere, nahikoak pandemiaren eta krisi ekonomikoaren ondoriozko erronka sozial eta ekonomikoari aurre egiteko.

Azken urteotan metatu diren murrizketak mantendu egin dira, eta diru-sarrerak murrizteari eta bizi- eta lan-baldintzak okertzeari dagokienez, areagotzen ari dira.

Zerbitzu publikoetan egindako murrizketek, batez ere osasunean eta zerbitzu soziosanitarioetan, areagotu egin dute osasun-krisiaren eragin negatiboa pertsonen bizitzan eta osasunean. Oraindik indargabetu ez diren lan eta pentsio erreformek lan prekarietatea, langabezia eta soldata miserableak areagotu eta pentsioak murriztu dituzte.

EAEko aurrekontuek, beren eskumenen esparruan behintzat, konponbidea jarri beharko liekete arazo horiei, eta ez dute egiten. EAEko presio fiskala EBko batez bestekoa baino askoz txikiagoa da, eta kapital-errenten alde egiten jarraitzen da, lan-errenten kaltetan. % 2,2ko helburua duen gastu-arauak mugatu egiten ditu aurrekontuaren aukerak.

Aurrekari horiekin, aurrekontua, zeken eta zaharkitua da, eta ez du balioko bizi-baldintzak bermatzeko, sortzen dugun aberastasunarekin bat etorriz.

Jakina, gure eskariak ez dira aintzat hartuak izan: 1080 euroko gutxieneko pentsio-osagarria; enplegu duina; osasuna; mendekotasuna artatzeko zerbitzuak eta Diru-sarrerak Bermatzeko Errenta. Hori dela eta, kalean borrokan jarraitu beharko dugu, duela hiru urte baino gehiagotik Hego Euskal Herriko hainbat herritan astelehenero egiten dugun bezala, eta datorren otsailaren 13an, eguerdiko 12etan egingo dugun moduan, Bilbon, Donostian, Gasteizen, Iruñan eta Euskal Herriko beste hainbat herritan.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín