Reportajes

/, Coronavirus, Estudiantes, Laboral, Limpiadoras, Reportajes, Sindicalismo/Estudiantes dan la cara por las limpiadoras en huelga

Estudiantes dan la cara por las limpiadoras en huelga

Tras casi 6 años de negociaciones, las trabajadoras subcontratadas de limpieza de Educación y UPV-EHU, se han vuelto a movilizar en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, con el apoyo de ELA, UGT, LAB, ESK y CCOO, para denunciar que están en condiciones críticas y con unos servicios mínimos del 100%.

2020-11-25T15:45:09+00:0019 noviembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Estudiantes, Laboral, Limpiadoras, Reportajes, Sindicalismo|Comentarios desactivados en Estudiantes dan la cara por las limpiadoras en huelga

Las trabajadoras están hartas y han decidido parar para que se las escuche y se las vea de una vez por todas. No son invisibles. Son un servicio fundamental y esencial para que los centros educativos y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) funcionen con normalidad.

Protestan porque su situación, lejos de mejorar, se ha agravado. Un ejemplo de ello es que las empresas no les abonan ni la subida salarial recogida en convenio, ni el plus de jornada partida. A día de hoy, siguen sin disponer de los Equipos de Protección Individual (EPIs) necesarios en los centros de trabajo, es decir, siguen desinfectando las aulas COVID-19 con mascarillas quirúrgicas. Las bajas siguen sin cubrirse, están por debajo del personal que se recoge en las licitaciones. Y, aun así, sus cargas de trabajo no han disminuido, al contrario, han aumentado.

¿Estos son los servicios mínimos al 30%?

Para las trabajadoras, los servicios mínimos impuestos, una vez más, demuestran que su carga de trabajo es desmedida. Y se preguntan: “si los servicios de refuerzo se tienen que realizar al 100% de su jornada, ¿por qué este mismo lunes las empresas privadas recortaron el servicio de refuerzo al 50% (como en Bizkaia y en Laudio de 2h a 1,5; o en Gipuzkoa: Azpeitia que no han puesto refuerzos nunca…)”.

“Dekretuarekin grebarako eskubidea bermatzen bazaigu ere, gure ustez, eskubide hori hutsala da; izan ere, praktikan ez dute irtenbiderik jartzen eta sektoreko prekarietatea kontsolidatzen dute. Gainera argi ikusi dugu Hezkuntza sailak enpresen bidez eginiko adierazpenekin guztiz jarrera antisindikala daukatela, grebak aurrera jarraitzen duen bitartean eskaintza ekonomikorik ez egiteko agindu baitie enpresei. Ez hori bakarrik, EHUk ere argi utzi zigun hurrengo pliegoetan murrizketak etor daitezkela, hortaz neskak, gure borrokak inoiz baino zentzu gehiago dauka! Gogor eutsi behar diogu!”.

(Aunque con el decreto se apoye el derecho a la huelga, en nuestra opinión, es un derecho efímero. De hecho, en la práctica no le ponen solución y consolidan la precariedad del sector. Encima, hemos visto claro que el Departamento de Educación con las recomendaciones hechas desde las empresas toman una postura totalmente antisindicalista. De hecho, mientras sigan las huelgas adelante, las empresas les han obligado a que no hagan ninguna oferta económica. Y no solo eso, la UPV/EHU también nos dejó claro que próximamente podrán venir recortes, así que, chicas, ¡nuestra lucha tiene más sentido que nunca! ¡Tenemos que resistir con fuerza!»)

Este viernes 20 de noviembre, mantendrán una reunión con el Departamento de Trabajo, a quien le pedirán que se implique en el conflicto. Y la próxima semana, el lunes 23, comparecerán en el Parlamento Vasco.

“Enpresek ez digute ordaintzen ez hitzarmenean jasotako soldata-igoera, ez lanaldi zatituaren plusa ere. Gaur egun, lantokietan behar diren norbera babesteko ekipamendurik gabe jarraitzen dugu, Covid gelak maskara kirurgikoekin desinfektatzen jarraitzen dugu. Bajek bete gabe jarraitzen dute, lizitazioetan jasotzen diren langileen azpitik gaude. Baina ez, gure lan-kargak ez dira murriztu, aitzitik, areagotu egin dira”.

(Las empresas no nos pagan ni la subida de sueldo obtenida en el convenio, ni el plus de la jornada partida. Hoy en día, seguimos sin los equipamientos para protegernos a nosotras mismas, desinfectamos las clases Covid19 con mascarilla quirúrgica. Siguen sin cubrir las bajas, estamos bajo mínimos. Pero no, no han reducido nuestra carga de trabajo, al contrario, lo han aumentado».)

“Eta hori argi eta garbi islatzen da Lan Sailak dekretatutako zerbitzu minimoetan. Lehen aldiz hilabete askotan, teorian, greba-egun honetarako dekretatutako zerbitzu minimoek aukera ematen dute langileen greba-eskubidea gauzatzeko, baina praktikan erabat ezinezkoa da dekretatutako zeregin guztiak dekretatutako ehunekoekin egitea”.

(«Y esto se refleja claramente en los servicios mínimos decretados por el Departamento de Trabajo. Por primera vez en muchas semanas, en teoría, los servicios mínimos decretados para estos días de manifestación, han dado a las trabajadoras el derecho a manifestarse, pero en la práctica es imposible cumplir todos los quehaceres con el porcentaje decretado».)

Califican de “inaceptable”, el hecho de que los servicios mínimos hayan llegado a escasas 24 horas de las movilizaciones. Para las trabajadoras, el único objetivo de esta decisión es desmovilizar al sector, pero aseguran que “no lo van a conseguir”. Pero lo que les parece más grave es que una persona que trabaje cuatro horas, limpie y desinfecte tres veces los baños, dos veces las aulas, vacíe y limpie papeleras, desinfecte pomos, puertas, pasamanos, suelos, teléfonos… de toda una facultad. “¿Cómo es posible?”.

Con esta jornada de movilización, que se repetirá también el día 25 de noviembre, han dejado claro que quienes trabajan en el sector de la limpieza no son invisibles. Ya que lamentan que tanto las empresas como el Departamento de Educación lleven demasiado tiempo ignorando sus reivindicaciones; años desoyendo sus quejas.

Las trabajadoras se sienten ninguneadas, tratadas como si no existieran. Pero sí existen, son visibles y además realizan una labor muy importante. Ya que, limpiar es velar por el bienestar y la salud de las personas. Esa es la principal lección que nos ha dejado la pandemia. De hecho, el Covid las ha convertido en trabajadoras esenciales, pero aun así, ni unos ni otros les reconocen sus derechos como se merecen.

¿Hasta cuándo tanta hipocresía?

Para las trabajadoras, quienes trabajan a diario con estudiantes, a los que tanto se está criminalizando en esta pandemia por irresponsables, aseguran que la irresponsabilidad es de quien no da EPIS y de quien ni se interesa de las condiciones de seguridad en las que se está trabajando en sus instalaciones. “Menos propaganda y más medidas”, señalan.

Por este motivo, las trabajadoras subcontratadas de limpieza de Educación y UPV-EHU exigirán una vez más a la administración, que les aclare a dónde y a qué servicios ha destinado el dinero de los refuerzos y que les expliquen por qué con la situación epidemiológica actual se han dado los recortes en los refuerzos.

Para las limpiadoras este conflicto tiene fácil solución. Aseguran que solo es cuestión de voluntad política y así lo reclamarán ante la administración. Y continuarán así, luchando hasta conseguir la dignificación y el respeto que se merecen.

Han terminado diciendo: ZORIONAK GUZTIOI, gaur ere hiru hiriburuetako kaleak bete ditugu, lehen lerroan jarri gara eta borrokan jarraitzeko grina erakutsi dugu, ZORIONAK BIHOTZEZ!”.

(Felicidades a todas, hoy también hemos llenado las calles de las tres capitales, nos hemos puesto en primera línea y hemos demostrado que mantenemos el ánimo de seguir luchando, ¡felicidades de corazón!».)

Suscríbete a nuestro Boletín