Reportajes

/, Barakaldo, DDHH, Inmigración, Reportajes/En el Día de las Personas Migrantes, Barakaldo exige acciones concretas para vivir dignamente

En el Día de las Personas Migrantes, Barakaldo exige acciones concretas para vivir dignamente

La Plataforma para la Acogida Digna de Barakaldo se ha concentrado para exigir al Gobierno Vasco y las diputaciones "medidas concretas" que concedan los derechos que toda persona debe tener.

2020-12-18T19:46:14+00:0018 diciembre 2020|18D, Barakaldo, DDHH, Inmigración, Reportajes|Comentarios desactivados en En el Día de las Personas Migrantes, Barakaldo exige acciones concretas para vivir dignamente

Por: Laura Fontalba

La Plataforma para la Acogida Digna de Barakaldo, compuesta por Agharas, Sumando Gehituz, Terranga, Irdas, Hay una esperanza para ti, Somos Rontegi gara y Ongi Etorri Errefuxiatuak, se ha concentrado en la Herriko Plaza para denunciar el incumplimiento de los Derechos Humanos con motivo del 18 de diciembre, Día Internacional para las Personas Migrantes.

El mes de diciembre está marcado por dos fechas importantes en lo que refiere a Derechos Humanos. Por un lado, el día 10, Día Internacional de los Derechos Humanos; y, por otro lado, el ya mencionado día 18. Sin embargo, es difícil relacionarlos cuando los propios derechos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos no se cumplen y dejan al desamparo a gran parte de la población. Así lo ha denunciado la plataforma para la Acogida Digna de Barakaldo, que ha recordado el artículo nº13 de la DUDH: «Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y regresar a su país», que no se cumple. De hecho, han explicado que, según reafirmó la Organización de las Naciones Unidas en la conferencia intergubernamental – Pacto Mundial para la Migración de 2018, cada Estado tiene derecho a establecer su propia política migratoria, «por lo que el derecho a migrar “a mayores” se ve negado».

La plataforma ha criticado la actuación de los Estados que blindan sus fronteras y levantan muros para dificultar los desplazamientos. Sin comprender que, desde nuestros antepasados, siempre se ha migrado. «La migración es anterior a todo, anterior a la existencia de Estados y organizaciones o instituciones que hoy la dificultan en extremo con el fin de evitarla», han manifestado y han añadido que, en ocasiones, son los propios Estados los que provocan las migraciones que después rechazan. Se considera lógico que una persona migre huyendo de la guerra, pero no se discute sobre cómo son los Estados los que facilitan las armas y provocan las guerras.

La agrupación considera que nos encontramos ante un problema de «aporofobia o rechazo a la persona pobre». De hecho, se utiliza el concepto «migrantes económicos» para englobar a aquellos que vienen de países empobrecidos, sin pensar que son las compañías del primer mundo quienes agotan sus recursos naturales. A este abuso, se le suma «la exclusión, el rechazo clasista, el racismo social e institucional y pobreza; una situación de extrema vulnerabilidad y una vida muy precaria amparada y propiciada por la Ley de Extranjería», han explicado. Una ley que «dificulta e impide la contratación laboral». Durante un largo periodo de tiempo, las personas migradas deben enfrentarse al abuso, la explotación laboral y las mafias. Con lo que han recordado el caso de «trata de mujeres» con fines sexuales destapado en Barakaldo recientemente. A ello, han añadido la consecuente dificultad económica y acceso a vivienda sólo por ser una persona extranjera.

Ante esta situación, las personas migradas quedan «sin derecho a padrón y sin los derechos consiguientes o directamente en la calle expuestas a las inclemencias del tiempo y a la violencia física y psicológica», han manifestado. La plataforma ve con claridad que las ayudas e iniciativas que aprueban desde el Gobierno y las diputaciones son insuficientes, además de quedar como «meros papeles». Por ello, exigen acciones concretas que refrenden «sus palabras», pues todas las personas tienen derecho a una vida digna.

Suscríbete a nuestro Boletín