Reportajes

//El síndrome de Alienación Parental no existe

El síndrome de Alienación Parental no existe

El psiquiatra Richard Gardner, en 1985, inventó este síndrome con el fin de encubrir los abusos sexuales que los padres (progenitores hombres) pudieran ejercer sobre sus hijas e hijos.

2024-01-30T12:32:44+01:0030 enero 2024|Reportajes|1 comentario

Por Laura Fontalba

Ayer, la Red de Resistencia contra el falso Síndrome de Alienación Parental (S.A.P) se concentró en Sabino Arana 42 de Bilbao, para exigir la erradicación del S.A.P, una forma de violencia machista institucional.

Esta red, que se concentra cada último lunes del mes, explicó cómo el psiquiatra Richard Gardner, en 1985, inventó este síndrome con el fin de encubrir los abusos sexuales que los padres (progenitores hombres) pudieran ejercer sobre sus hijas e hijos. Según este síndrome, se pueden generar recuerdos «falsos» sobre abusos sexuales o abusos físicos en niños y niñas. Una teoría que toda la comunidad científica ha negado, pero que, como explicaba la Red de Resistencia, la cultura patriarcal y misógina utiliza para acusar a las mujeres de «manipuladoras» y «perversas». «Dos de los espacios más relevantes son la judicatura y los servicios sociales. Por este motivo hablamos de violencia machista institucional», explicaron.

Aunque utilizar este síndrome en sentencias judiciales o psicosociales está prohibido, la Red explicó cómo se camufla constantemente bajo otros términos como: «madre sobreprotectora», «interferencias parentales», «preocupación mórbida», etc., con el mismo resultado: «colocar el foco de la sospecha sobre la madre, siendo ella la que tiene que terminar demostrando que no es un peligro para sus hijas o hijos».

«El resultado de todo esto es, por ejemplo, que lleguen a quitar la custodia de sus tres hijas a una madre para dársela al padre aun pesando sobre él una condena judicial por agresión a una de las hijas y teniendo un proceso abierto por agresiones continuadas a otro de sus hijos», explicaba la Red de Resistencia contra el falso S.A.P, que enumeró varios casos en los que las madres terminaron siendo «cuestionadas, culpabilizadas, criminalizadas y castigadas», en lugar de considerarlas mujeres desprotegidas con miedo de que sus hijas o hijos convivan con un hombre cuya violencia «ya conocen».

Estas concentraciones mensuales, además de para denunciar la presencia del S.A.P, surgen con el objetivo de llegar al mayor número de mujeres que estén atravesando este tipo de proceso, para hacerles saber que no están solas en ello. «Poneos en contacto con nosotras en redcontraelsap@gmail.com«, anunciaron.

Un comentario

  1. Isabel Sánchez Gago 30 enero, 2024 en 1:54 pm

    Hola me gustaría que me ayuden porfa ha difundir mi caso yo tengo violencia vicaria y institucional y estoy muerta en vida, llevo cuatro años sin poder estar con mi hijo, estoy muerta en vida ayudarme por favor yo estoy en la red de la concentración de ayer que habéis publicado

No se permiten comentarios.

Suscríbete a nuestro Boletín