Reportajes

/, Reportajes/Desahucio de madre e hija en Barakaldo por no poder pagar 700 euros de alquiler

Desahucio de madre e hija en Barakaldo por no poder pagar 700 euros de alquiler

Llevan varias semanas intentando que el Ayuntamiento y el Servicio Vasco de Vivienda les ofrezcan acceso a una vivienda en régimen de alquiler social pero sin éxito.

2022-12-20T12:30:25+00:0020 diciembre 2022|Barakaldo, Reportajes|Sin comentarios

Por Laura Fontalba

Berri-Otxoak organiza un «belén viviente» ante el ayuntamiento de Barakaldo contra una orden de desahucio que tendrá lugar el 30 de diciembre y dejará a una madre y su hija menor en la calle. Mediante la figura de María, José y el Niño Jesús, han querido visibilizar la situación de todas aquellas familias que ven vulnerado su derecho a una vivienda digna.

Madre e hija, perceptoras del Ingreso Mínimo Vital (IMV), serán obligadas a abandonar su vivienda ante la imposibilidad de pagar los 700 euros mensuales de alquiler. El colectivo ha denunciado la irresponsabilidad del equipo de gobierno local y Gobierno Vasco por desamparar a esta familia «debido a la desidia institucional, no por falta de normativa reguladora».

De hecho, Berri-Otxoak ha recordado diversas normas y actuaciones que obligan a ofrecer una alternativa ocupacional. Por ejemplo: el protocolo antidesahucios acordado entre el Gobierno Vasco, Eudel y el CGPJ; las resoluciones del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo y el dictamen del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU.

Además, han recordado que, los servicios sociales de base, ante el peligro de desahucio, deberían ampararlas de manera inmediata y ofrecerles urgentemente un alojamiento. «La mujer afectada lleva varias semanas intentando que los recursos sociales del Ayuntamiento de Barakaldo y el Servicio Vasco de Vivienda den una respuesta a su desahucio y le ofrezcan acceso a una vivienda en régimen de alquiler social, como exige la legislación en vigor”, ha advertido el colectivo. Sin embargo, a pesar de que su situación de vulnerabilidad está corroborada por el juzgado de Barakaldo y es conocida tanto por el equipo de gobierno local como por el Gobierno Vasco, no se les ha ofrecido aún esta alternativa.

Ante esta situación, Berri-Otxoak ha exigido al gobierno local y la Conserjería de Vivienda del Gobierno Vasco un parque de viviendas municipales para el realojo de todas las familias que se encuentren en la misma situación.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín