Reportajes

/, Coronavirus, Refugiados/Arde MORIA, el mayor campo de refugio de Europa con 13.000 personas confinadas desde hace más de 4 años

Arde MORIA, el mayor campo de refugio de Europa con 13.000 personas confinadas desde hace más de 4 años

La situación era insostenible: un retrete para cada 160 personas, una ducha para cada 500, más de 400 menores no acompañadas, sin condiciones higiénicas, alimentarias, psicológicas, ni legales, cerrado a cal y canto por el Coronavirus…

2020-09-12T11:58:29+00:0012 septiembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Refugiados|Sin comentarios

La Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak y Caravana Abriendo Frontera se han movilizado en Bilbao, Donostia, Vitoria-Gasteiz e Iruñea para denunciar las políticas incendiarias de la Unión Europea (UE), ante el mayor incendio de Moria, el mayor campo de refugiados de Europa, ubicado en la isla de Lesbos, Grecia.

Exigen:

– El respeto de los derechos humanos de todas las personas.

– Que se garantice el derecho al asilo.

– Que los gobiernos europeos cumplan los compromisos adquiridos.

– La reubicación INMEDIATA de estas personas en los países de la Unión Europea, en condiciones dignas y seguras.

– A los Gobiernos vasco y español que participen en dicha reubicación.

Nota de prensa: El pasado miércoles un incendio arrasó el campo de personas refugiadas de MORIA. Se trata del mayor campo des migrantes y refugiadas de Europa, situado en Lesbos, Grecia. Estaba diseñado para acoger a 3.000 personas y, antes del incendio, vivían hacinadas y en condiciones deplorables 13.000 que esperaban ¡desde hace 4 años!, a ser reubicadas en distintos países europeos.

La situación era insostenible: un retrete para cada 160 personas, una ducha para cada 500, más de 400 menores no acompañadas, sin condiciones higiénicas, alimentarias, psicológicas, ni legales, cerrado a cal y canto por el Coronavirus… Así lo hemos denunciado en multitud de ocasiones diversas organizaciones. Pero la Unión Europea y los gobiernos que la forman no tienen oídos para estas peticiones de justicia.

Moria ha ardido. El Gobierno griego ha declarado el estado de emergencia y ha prohibido la salida de la isla a todas las personas. Una vez más consideran a las personas migrantes como una amenaza cuando en realidad es la clase política y sus políticas migratorias las responsables de lo que ha pasado en Moria, las responsables de permitir que miles de mujeres, niñas, niños y hombres que han huido de sus hogares en busca de asilo, hayan vivido durante años en un lugar de no-derechos, superando todos los límites de la dignidad humana.

Desgraciadamente en Europa hay muchos lugares de no-derechos como el campo de Moria. La mayoría de las fronteras, por ejemplo,  donde diariamente se violan impunemente los derechos humanos de personas cuyo único “delito” es huir de la guerra, la trata, la violencia, el hambre, la miseria, la sequía… Los países europeos, que muchas veces son los causantes de esas situaciones que provocan las migraciones, deben respetar los derechos de estas personas, facilitar con garantías sus procesos migratorios, recordar los compromisos incumplidos en 2017 y reubicar a todas las víctimas de Moria en condiciones dignas.

Y recordamos y gritamos, una vez más, que MIGRAR ES UN DERECHO, no un delito.

MORIA SUTAN

Prentsa oharra: Joan den asteazkenean sute batek Moriako errefuxiatuen gunea suntsitu zuen.

Europako migratzaileen eta errefuxiatuen eremurik handiena da, Lesbosen (Grezia). 3.000 pertsona hartzeko diseinatuta zegoen, eta, sutea baino lehen, 13.000 bizi ziren bertan, pilatuta eta baldintza negargarrietan , lau urtetik hona!, Europako hainbat herrialdetan birkokatuak izateko zain.

Egoera jasanezina zen: komun bat 160 pertsonarentzat, dutxa bat 500 pertsonarentzat, 400 adingabe baino gehiago bakarrik, higiene, elikadura, psikologia eta lege baldintzarik gabe, Coronavirusagatik erabat itxita… Hala salatu dugu askotan hainbat erakundek.  Baina Europar Batasunak eta hura osatzen duten gobernuek entzungor egiten diete justizia-eskaera horiei.

Kiskalita gelditu da Moria. Greziako Gobernuak larrialdi egoera ezarri du eta uhartetik irtetea debekatu die pertsona guztiei. Beste behin ere, mehatxutzat jotzen dituzte migratzaileak; izan ere, Morian gertatu denaren erantzuleak klase politikoa eta haren migrazio-politikak dira.

Haiek utzi dute  urtetan beren etxeetatik asilo bila ihes egin duten milaka emakume, haur eta gizon eskubide gabeko leku batean bizi daitezen, giza duintasunaren muga guztiak gaindituz.

Zoritxarrez, Europan eskubiderik gabeko leku asko daude, Moriako gunea bezalakoak. Muga gehienetan, adibidez, egunero zigorgabetasunez urratzen dira «delitu» bakarra gerratik, salerosketatik, indarkeriatik, gosetik, miseriatik, lehortetik… ihes egitea duten pertsonen giza eskubideak. Europako herrialdeek, askotan migrazioak eragiten dituzten egoera horien eragile direnek, pertsona horien eskubideak errespetatu behar dituzte, beren migrazio-prozesuak bermeekin erraztu, 2017an bete ez ziren konpromisoak gogoratu eta Moriako biktima guztiak baldintza duinetan birkokatu.

– Pertsona guztien giza eskubideak errespetatzea exijitzen dugu.

– Asilo-eskubidea bermatzea exijitzen dugu.

– Europako gobernuek hartutako konpromisoak betetzea exijitzen dugu.

– Pertsona horiek Europar Batasuneko herrialdeetan berehala birkokatzea exijitzen dugu, baldintza duin eta seguruetan.

– Eusko Jaurlaritzari eta Espainiako Gobernuari birkokatze horretan parte hartzeko exijitzen diegu.

Eta gogoratu eta oihukatzen dugu, berriro ere, MIGRATZEA ESKUBIDEA DELA, ez delitua.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín