Reportajes

/, Ocupación/Ante la criminalización: “CREA, APOYA Y DEFIENDE LA OKUPACIÓN”

Ante la criminalización: “CREA, APOYA Y DEFIENDE LA OKUPACIÓN”

El Movimiento por la Okupación ha realizado una movilización en Bilbao para poner en valor la okupación, la autogestión y los espacios de apoyo mutuo para luchar de forma horizontal ante la especulación inmobiliaria, instituciones y medios de desinformación.

2020-11-28T18:31:32+00:0028 noviembre 2020|Bilbao, Ocupación|Sin comentarios

Tenemos la necesidad de tomar nuestras propias decisiones, de desobedecer, de luchar y no de que simplemente nos otorguen derechos.

Los espacios okupados siempre fueron refugio de luchas políticas, donde crear relaciones de solidaridad y apoyo mutuo en las que no se ejerza violencia, así como relaciones de convivencia entre iguales y diversas. Espacios conscientes, enfrentados al pensamiento único y que trabajan unidos hacia el pensamiento crítico.

El sistema nos ha robotizado dejando ahora más claro que nuca lo que esperan de nosotras, individuos que produzcan sin plantearse para quién y consuman sin plantearse dónde y cómo. Deshumanizan la ciudad arrebatándonos los pocos espacios que escapan a su control y a sus relaciones mercantiles.

Con respecto al alquiler de vivienda, las inmobiliarias y la poca vergüenza y falta de escrúpulos de algunos propietarios no tiene fin.

El resultado es un laberinto en el que confluyen vivienda, ayudas sociales, trabajo precario y empadronamiento y en el que la única salida es el sometimiento y la esclavitud.

Ante todas estas presiones y condiciones ejercidas por la mafia de la vivienda, la situación se complica aún más para personas sin permiso de trabajo o sin papeles en regla. Sus únicas salidas son alquileres ilegales igualmente caros, familias hacinadas, espacios insalubres y sin ningún tipo de garantía, al no haber contrato alguno. Ante esta situación, y con la cantidad de espacios vacíos que hay, la solución más justa y sensata es la okupación.

No es casualidad que los alquileres, gracias a las diferentes estrategias de especulación como la gentrificación de los barrios o la turistificación, sean cada vez más caros. Esto apunta a la conversión de las ciudades en mercancía y no en lugares para vivir, siendo más fácil consumirlas como turista que habitarlas como vecina.

Inmobiliarias, bancos, constructoras y ayuntamientos buscan beneficiarse mediante la especulación de terrenos de las comunidades.

Somos muy conscientes del poder de los medios de desinformación. El poder que ejercen los medios es tal que consiguen que vecinos ataquen antes a familias que a especuladores. Estamos seguras de que en algunos casos se de esta situación por desinformación y miedo. Aunque sabemos, tristemente, que esta situación también se da por envidia y actitudes racistas, clasistas, patriarcales y fascistas.

Los partidos políticos también mantienen su campaña criminalizadora, acusándonos de prácticas mafiosas cuando neonazis instituidos en mafias legales se lucran de la extorsión y acoso al movimiento. No es casualidad que esta gente salga a la luz en momentos de crisis económica cuando la gente pierde sus trabajos y no pueden pagar sus alquileres e hipotecas.

Sabemos que este sistema nos ha individualizado, por ello creamos espacios colectivos donde juntarnos, compartir nuestras experiencias y luchar de forma horizontal. Creemos que esta sociedad está mercantilizada, por eso apostamos por la autogestión y el trabajo colectivo en busca de la autonomía. Vemos que el racismo ha separado y criminalizado, por eso sabemos que tenemos que esforzarnos para que nuestros espacios rompan esas barreras. Tener un hogar donde vivir es más que un derecho con el que hacer negocio, es una necesidad básica. Por eso tomamos casas abandonadas donde forjar una vida digna.

Recogemos el testigo de las que nos precedieron y no nos avergonzamos de lo que hacemos, sino que nos enorgullecemos. La okupación fue, es y será una forma de vida y una herramienta de lucha.

Movimiento de Okupación de Santurtzi

OKUPAZIOA SORTU, BABESTU ETA DEFENDATU

Gure erabakiak hartzeko beharra dugu, desobeditzekoa, borrokatzekoa, eta ez eskubideak besterik gabe ematekoa.

Okupatutako espazioak beti izan ziren borroka politikoen babesleku, non elkartasun-harremanak eta elkarri laguntzeko harremanak sortu ziren, indarkeriarik gabe, bai eta berdinen eta askotarikoen arteko bizikidetza-harreman espazioak ere. Espazio kontzienteak, pentsamendu bakarrari aurre egin behar diotenak eta pentsamendu kritikoari begira lan egiten dutenak.

Sistemak robotizatu egin gaitu, eta orain argiago utzi digu gugandik espero dutena, norentzat pentsatu gabe produzitzen duten eta non eta nola pentsatu gabe kontsumitzen duten banakoak. Herriari gizatasuna kentzen diote, haien kontroletik eta merkataritza-harremanetatik ihes egiten duten espazio urriak kenduz.

Etxebizitzaren alokairuari dagokionez eta jabe batzuen lotsa eta eskrupulu faltak ez du amaierarik. Emaitza, etxebizitza, gizarte-laguntzak, lan prekarioa eta erroldatzea batzen dituen labirinto bat da zeinean irtenbide bakarra mendetasuna eta esklabotza diren.

Etxebizitzaren mafiak eragindako presio eta baldintza horien guztien aurrean, egoera are zailagoa da lan-baimenik edo paperik ez dutenentzat. Bere irteera bakarrak legez kanpoko alokairu garestiak, pilatutako familiak, espazio osasungaitzak eta inolako bermerik gabekoak dira, ez baitago inolako kontraturik. Egoera honen aurrean, eta dauden espazio hutsen kopuruarekin, irtenbide zuzen eta zentzudunena okupazioa da.

Ez da kasualitatea alokairuak gero eta garestiagoak izatea, espekulazio-estrategia desberdinei esker, hala nola auzoen gentrifikazioa edo turistifikazioa. Honek herrriak salgai bihurtzen ditu, eta ez bizitzeko leku, eta errazagoa da turista gisa kontsumitzea, bizilagun gisa bizitzea baino.

Higiezinen agentziek, bankuek, eraikitzaileek eta udalek etekina atera nahi dute erkidegoetako lurren espekulazioaren bidez.

Oso kontziente gara desinformaziorako bitartekoen ahalmenaz. Hedabideek duten boterea hain denez handia, auzokoek lehenago erasotzen diete familiei espekulatzaileei baino. Ziur gaude kasu batzuetan desinformazioagatik eta beldurragatik gertatzen dela hori. Baina badakigu, zoritxarrez, egoera hau inbidiagatik eta jarrera arrazista, klasista, patriarkal eta faxistengatik ere hartzen dela.

Alderdi politikoek ere kanpaina kriminalizatzaileari eusten diote, eta mafia-praktikak leporatzen dizkigute legezko mafietan eratutako neonaziak estortsioaz eta mugimenduaren jazarpenaz baliatzen direnean. Ez da kasualitatea jende hori argitara ateratzea krisi ekonomikoko uneetan, jendeak lana galtzen duenean eta alokairuak eta hipotekak ordaindu ezin dituenean.

Badakigu sistema horrek indibidualizatu egin gaituela; horregatik, elkartzeko, gure esperientziak partekatzeko eta modu horizontalean borrokatzeko espazio kolektiboak sortzen ditugu. Gizarte hau merkantilizatuta dagoela uste dugu; horregatik, autogestioaren eta lan kolektiboaren aldeko apustua egiten dugu, autonomiaren bila. Ikusten dugu arrazakeria bereizi eta kriminalizatu egin dela, eta horregatik jakin badakigu gure espazioek hesi horiek hautsi ditzaten ahalegindu behar dugula. Bizitzeko etxea izatea negozioa egiteko eskubidea baino gehiago da, oinarrizko beharra da. Horregatik hartzen ditugu etxe abandonatuak zeinetan bizimodu duin bat izan.

Gure aurrekoen lekukoa hartu eta ez gara lotsatzen egiten dugunaz, baizik eta harrotu egiten gara. Okupazioa bizitzeko modu bat eta borrokarako tresna bat izan zen, da eta izango da. Haien erasoen aurrean beti aurkituko gaituzte aurka.

Santurtziko Okupazio Mugimendua

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín