Reportajes

/, Coronavirus, Feminismo/Acusan a PNV-PSE de “limpiar” de indigentes las calles de Barakaldo durante la campaña electoral

Acusan a PNV-PSE de “limpiar” de indigentes las calles de Barakaldo durante la campaña electoral

Berri-Otxoak denuncia que el Ayuntamiento da 150 euros a las personas sin hogar para echarlas del albergue y exponerlas al contagio del Covid19.

2020-06-10T09:41:48+00:0010 junio 2020|Barakaldo, Coronavirus, Feminismo|Sin comentarios

– Protestan con una tienda de campaña ante una sucursal bancaria para alertar de que se fuerza a dormir en las calles a las personas sin techo.
– El Ayuntamiento miente cuando afirma que no habrá personas en las calles cuando en el refugio por el covid19 había 50 personas y el albergue sólo acoge a 28 personas.

Nota de prensa: La plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak ha denunciado que el Ayuntamiento de Barakaldo “está entregando 150 euros a las personas sin hogar para que se marchen del refugio de Lasesarre, a sabiendas de que, en esas condiciones, irremediablemente terminarán durmiendo en la calle y, en la actual pandemia, arriesgándose a enfermar y a expandir el coronavirus covid-19”.

Así lo ha asegurado durante una protesta realizada en pleno centro de Barakaldo, en el paseo de los Fueros, en donde el grupo ha realizado una concentración con una tienda de campaña ante un cajero de banco y personas encarteladas para denunciar que, “este 10 de junio, decenas de personas quedan desamparadas al cerrarse el albergue que ha funcionado durante la cuarentena”.

En concreto, el Consistorio ha desmantelado el espacio provisional que, en la cancha polideportiva de Lasesarre y desde finales de marzo, con motivo de la pandemia, ha acogido a una media de 51 personas sin hogar. Ahora, se reabre el albergue municipal permanente para sin techo, pero sólo dispone de 28 plazas, por lo que más de 20 necesitan una alternativa.

“Los partidos del gobierno municipal, el PNV y el PSE, han puesto en marcha una operación para limpiar las calles de indigentes durante la campaña para las elecciones del 12 de julio. Para ello no han dudado en entregar 150 euros a las personas sin hogar para que se busquen la vida y alquilen una habitación un mes, justo hasta las votaciones”, ha afirmado Berri-Otxoak.

“Esta actuación del Ayuntamiento de Barakaldo es propia de políticos autoritarios y sin conciencia social, y se parece demasiado a los alcaldes que pagan el billete de autobús o tren a los ciudadanos sin techo para enviarlos otros municipios y fingir que han solucionado un problema”.

 

La plataforma ha alertado al respecto que el resultado será que “en un mes habrá de nuevo decenas de personas durmiendo en las calles y cajeros automáticos, como ya sucedía antes de la cuarentena, cuando el recuento oficial del Gobierno Vasco reveló que al menos había 30 ciudadanos que pasaban la noche al raso, mientras que el Ayuntamiento ni ponía medidas entonces ni las pone ahora para solucionar esta grave situación humanitaria, ahora agravada por el peligro de contagiarse y transmitir el covid-19”.

Berri-Otxoak se ha sumado además a la denuncia de la asociación Centro Asesor de la Mujer Argitan porque el Ayuntamiento ha decidido cerrar de manera definitiva del piso-albergue exclusivo para mujeres sin hogar. “Los responsables municipales, a los que se les llena la boca proclamándose feministas, han obligado a media docena de mujeres a tener que dormir en el mismo local con 40 hombres y eso a pesar de que algunas de las afectadas habían sufrido violencia machista previamente”.

“El Ayuntamiento vuelve a demostrar que sus recortes sociales y obstáculos para las ayudas sociales no son un hecho puntual, sino que nacionalistas vascos y socialistas no tienen ninguna conciencia ni sensibilidad social, y sólo miran por sus intereses electorales y por conservar y aumentar sus sueldos millonarios, que actualmente suponen prácticamente dos millones de euros al año sólo en Barakaldo entre concejales y sus asesores políticos”, ha acusado el colectivo.

Berri-Otxoak ha exigido la “rectificación” de la política social del Ayuntamiento y que se proporcione una “salida digna y permanente a las personas sin hogar”. Además, ha advertido de que “la situación de pobreza se va a agravar hasta extremos nunca antes conocidos debido a la crisis generada por la cuarentena del covid y no se puede seguir improvisando con las centenares de familias que viven o van a vivir dentro de poco en la pobreza y a las que no se ofrecen soluciones ágiles y humanas”.

Berri-Otxoak surgió hace 27 años, en 1992, y en sus tres décadas de existencia ha destacado por sus movilizaciones por el derecho a una vivienda digna, contra la especulación y los desahucios, y contra los recortes, la precariedad y la pobreza. El colectivo mantiene además desde el 17 de noviembre de 1997 una oficina de información sobre ayudas sociales, por la que han pasado más de 12.000 familias.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín