Reportajes

//Vecinos del Casco Viejo de Bilbao se van del barrio debido a la excesiva presencia de pisos turísticos ilegales

Vecinos del Casco Viejo de Bilbao se van del barrio debido a la excesiva presencia de pisos turísticos ilegales

"¿No tengo derecho como vecina a vivir en paz? ¿No tengo derecho al descanso?"

2020-02-26T17:12:49+00:0026 febrero 2020|Bilbao|5 Comentarios

La plataforma SOS Alde Zaharra, formado por vecinos y vecinas del Casco Viejo de Bilbao, cuyo objetivo es construir una vida digna en el barrio, ha realizado una rueda de prensa para alertar sobre las consecuencias negativas que produce el fenómeno de la turistificación en la vida de los vecinos y vecinas que provoca que vivir, trabajar, jugar o dormir se esté convirtiendo en un auténtico lujo y se vean obligadas incluso a abandonar sus viviendas.

Desde la plataforma denuncian que el enorme incremento en los precios de los alquileres de las viviendas es insostenible, lo que está dejando sin opciones a los propios vecinos del barrio, ya que la mayoría de los inmuebles disponibles se están utilizando como pisos turísticos. Por si fuera poco, cada vez más viviendas se están alquilando de forma ilegal a través de diferentes plataformas en internet vinculadas al turismo con las consecuencias que ello conlleva: exceso de ruido, falta de descanso, especulación de viviendas, problemas de emancipación juvenil…en definitiva, se está propiciando un modelo de ciudad que prioriza el turismo y que impide poder hacer una vida cotidiana digna en estos barrios y que conlleva que cada vez sean más las personas que se ven empujadas a abandonar el barrio. “Estamos siendo desahuciadas”.

Destacan que lo está ocurriendo en esta ciudad no es un caso aislado, sino que ya lo estamos viendo en muchas ciudades con sus graves consecuencias, pero aquí, todavía estamos a tiempo de dar la vuelta a la situación y encauzarla. “Necesitamos un barrio que ponga la vida en el centro”.

A través de esta rueda de prensa, se ha querido socializar los testimonios de 2 vecinos que han sufrido directamente las consecuencias de los pisos turísticos ilegales y se han visto obligados a abandonar sus casas. Aquí abajo se puede leer uno de estos testimonios:

 

TESTIMONIO

“En julio de 2004 dejé mi pueblo para venir a vivir a Bilbao, decidí entonces que el casco viejo era mi barrio, ya que siempre me he sentido en él como en mi pueblo, como en mi casa. Ya han pasado 16 años desde ese día y desde entonces han cambiado muchas cosas, esas son las que hoy vengo a contar.

Para todxs lxs Bizkaitarras el casco viejo de Bilbao siempre ha sido un lugar muy especial por diferentes razones; un barrio lleno de vida con mucho comercio, bares y vecinxs. Un barrio donde todxs somos conocidos, al igual que sucede en los pueblos. En estos 16 años hemos visto y vivido el cambio que ha vivido el barrio, como nuestras calles se llenan de gente que quiere conocer y disfrutar de lo que nosotrxs disfrutamos, a todxs ellxs les damos la bienvenida. Pero también estamos viendo cómo vamos perdiendo calidad de vida y derechos en favor de unos pocos que pretenden hacer negocio y llenarse los bolsillos.

Como vecina quiero denunciar la proliferación de pisos turísticos. En 2018 un vecino decidió sumarse a esta ola de pisos turísticos ilegales y nos dimos cuenta por el ajetreo que teníamos todos los fines de semana de gente que entraba y salía del piso, desconocidos todos los fines de semana por la escalera, constantes fiestas en el domicilio, turistas que se dedicaban a jugar en la escalera a altas horas de la madrugada, un jaleo constante. Cansada de vivir esta situación en julio de 2018 decidí denunciarlo por un lado en el Departamento de Turismo del Gobierno Vasco y por otro en el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Bilbao. Hoy 26 de febrero de 2020 no he recibido respuesta alguna por ambas partes. Yo como ciudadana pago mis impuestos, respeto las normas y parece ser que las instituciones no tienen ningún deber para conmigo.

Cuando decidí denunciar esta situación comencé a navegar por los portales de internet y descubrí la cantidad de piso turísticos ilegales que existen en nuestro barrio (muchos de ellos ilegales, ya que no están situados en las primeras plantas como marca la ordenanza), como ejemplo el ático situado enfrente de mi casa, donde se celebran fiestas en su balcón, con música a todo volumen y si esto fuera poco, con barbacoa en un barrio donde la gran mayoría de las casas como ya sabéis son de madera, con el consiguiente riesgo. ¿Cuántas veces debemos denunciar este tipo de situaciones para que nos hagan caso?

Ahora que he decido vender mi casa, también me he dado cuenta de la cantidad de pisos en venta que hay en este barrio, en cuantos anuncios se anima a comprar vivienda con opción a convertirla en vivienda turística y sacarte unos eurillos y cuanta propaganda nos dejan en los buzones determinadas empresas para comprarnos las viviendas y convertirlas en viviendas turísticas. Yo me voy pero tengo claro que esta es una decisión a la que me han empujado, estoy cansada de vivir en una constante pelea para que se respeten nuestros derechos como vecinxs, estoy cansada de llamar a la policía municipal y ver que no sirve para nada, estoy cansada de que el derecho al negocio de unos prime por encima del derecho al descanso de lxs vecinxs, como sucedió hace pocos meses con el mercado de la ribera, 4 noches sin poder dormir y además el propio ayuntamiento manda a la policía municipal para que actúe en contra de lxs vecinxs.

¿No tengo derecho como vecina a vivir en paz? ¿No tengo derecho al descanso? Si siguen por este camino condenarán a este barrio y en vez de tener vecinxs solo tendrán turistas de fin de semana y entonces ¿quien dará vida y color a nuestro barrio?”.

5 Comments

  1. Liceo 28 febrero, 2020 en 5:45 am

    Ya no es lo que era, se ha convertido en un ir y venir gente que no deja un duro.

  2. Anónimo 28 febrero, 2020 en 9:04 am

    Es triste el no poder descansar en su propia vivienda, soy colombiana y se de lo que habla esta vecina y me solidarizo con ello, pues lo vivi durante muchos años en mi apartamento en colombia a tal punto que me fui para un lugar mas tranquilo, y con mucha tristeza de dejarlo.

  3. Así 28 febrero, 2020 en 9:21 am

    La policía municipal bastante tiempo gastan en Bilbi poniendo denuncias. No les da la vida para más. Hasta las 11 de la mañana no se puede poner música ni la tele en los bares no de se cómo será en el casco

  4. Mark 28 febrero, 2020 en 2:08 pm

    El problema no son los pisos turísticos en si, es la educación de la gente y el modelo de ciudad. Si el casco viejo no fuese un fiestodromo en el que el único interés es la hostelería y turismo la cosa sería bien distinta. Si el barrio estuviese planteado y equipado para los vecinos y el ayuntamiento no concentrase todas las fiestas y actos de todo tipo ahí, la vida de los residentes sería mucho más normal y agradable y los posibles pisos turísticos los ocuparía gente normal y no tanto fiestero y otro gallo cantaria

  5. Anónimo 28 febrero, 2020 en 2:42 pm

    Pero si no sólo es en el Casco Viejo! Los barrios de Bilbao, se están convirtiendo en getos!!. Se presenta un Bilbao muy bonito en lo referente al continente, pero se silencia lo referente a su contenido! Estos problemas del Casco Viejo de no poder descansar, vivir,etc., se están extendiendo por muchos barrios del Bilbao del Guggenhein!!.

No se permiten comentarios.

Suscríbete a nuestro Boletín