Reportajes

/, Coronavirus, Despidos, Sindicalismo/Solidaridad con Juanjo Basterra y otros trabajadores despedidos por no seguir la línea oficial de GARA/NAIZ

Solidaridad con Juanjo Basterra y otros trabajadores despedidos por no seguir la línea oficial de GARA/NAIZ

“La Dirección de GARA/NAIZ (Baigorri Argitaletxea) no ha buscado otras posibles salidas al despido”, aseguran desde el Sindicato BAT.

2020-08-07T12:03:57+00:007 agosto 2020|Bilbao, Coronavirus, Despidos, Sindicalismo|Sin comentarios

Juanjo Basterra: “lo tengo claro que me han echado, por no compartir sus ideales. Me voy con la cabeza alta de haber estado (con mis errores y mis aciertos) al lado de quienes sufren situaciones de injusticia en los centros de trabajo y ayudándoles en los dramas por la falta de seguridad y salud en las empresas. Me voy sabiendo que he luchado -y seguiré haciéndolo- por una sociedad más justa en la que no tienen cabida los responsables de Baigorri SA, los enchufados y enchufadas y los palmeros y palmeras”.

Nota de prensa: GARA/NAIZ despide con el conocimiento directo del sindicato LAB al trabajador y militante de la izquierda abertzale en Aiaraldea Juanjo Basterra, de 57 años y con una antigüedad de 21 años y 6 meses en GARA, después de una larga trayectoria profesional, primero en EGIN, y después en GARA/NAIZ. La empresa pretendía que fuese “un despido objetivo por causas económicas”.

Tras la denuncia del trabajador, asesorado por BAT SINDIKATUA, la empresa ha reconocido la improcedencia del despido, tal y como viene recogida en el acta firmada por ambas partes ante la Delegación Territorial del Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco en Bizkaia, firmada el 24 de julio de 2020.

No es la única persona a la que se le ha invitado a irse de la empresa o se le ha despedido. Cuatro trabajadores y trabajadoras, en teoría, “se han marchado de forma voluntaria”, también otro grupo de trabajadores y trabajadoras ha sido despido.

Juanjo Basterra recuerda la persecución que ha sufrido durante los últimos años por parte de la Dirección de Gara/Naiz. Apartado de manera fulminante de la sección de Ekonomia, donde trabajó desde 1991 (primero en Egin y después en Gara) en represalia por no aceptar despidos dentro de la empresa en su etapa de delegado sindical, así como por no estar de acuerdo en la manera de proceder de la dirección desde hace algo más de una década. Los últimos años ha trabajado en Agenda, aunque ha mantenido un protagonismo destacado en las redes sociales.

Este año, con la crisis por la pandemia del covid-19, volvió a recuperar su espacio inicial. “Vi un rayo de luz, pero ha sido un espejismo”, señala.

El veterano periodista manifiesta que “el 15 de julio de hace 22 años, el juez Baltasar Garzón siguiendo las tesis del Gobierno Aznar cerró EGIN. La consecuencia directa fue que a decenas de trabajadores y trabajadoras nos dejó en la calle, además de suponer un ataque contra la libertad de expresión. Hoy, 22 años después, algunos de los que sufrieron aquella situación, la han tomado como ejemplo y me han enviado a la calle. Así es, después de 21 años y seis meses de antigüedad en GARA/NAIZ (Baigorri Argitaletxea SA) me han despedido por decisión de Iñaki Soto, director de Gara, Iñaki Altuna, director de Naiz, y Juan Pedro Plaza Lujanbio (consejero delegado de Baigorri Argitaletxea, del grupo EKHE)”. Quien algún día fue víctima, hoy se ha convertido en verdugo. Actúan de igual forma como señala el dicho: “los mismos perros con distinto collar”.

Como siempre que ocurre una decisión de este tipo, la misma se adereza con mentiras, hechas para sustentar las tesis de los peores y más retrógrados empresarios. “Quiero dejar claro que no me voy de forma voluntaria, como algunos miembros de la dirección de la empresa han querido hacer ver al resto de compañeros y compañeras”.

En una reunión mantenida con la dirección y acompañado por un responsable de BAT SINDIKATUA, estuvieron el actual jefe de personal Aitor Garin y el actual abogado de la empresa Ibon Altuna (hijo del anterior consejero delegado del grupo, Gorka Altuna). En dicha reunión nos confirmaron que el sindicato LAB conocía y aprobaba las pretensiones de la empresa. “El sindicato LAB, siendo conocedor de lo que se estaba tramando hacia mi persona, no me informó de nada, aún teniendo conocimiento que estaba afiliado al sindicato desde el año 1996”. Eso sí, cuando devolví el recibo de afiliación, a los pocos días, se pusieron en contacto para conocer el motivo por el que me daba de baja.

La decisión vengativa tomada ha sido ponerme en la calle con una indemnización que limita con el umbral de la pobreza y que irá cayendo en los próximos años en activo.

Bajo mi punto de vista, quienes no deberían seguir en GARA/NAIZ son sus gestores y directivos, que no han sabido posicionar al periódico en una situación solvente y destacada, y que han conformado una empresa en la que los mejores puestos de trabajo están ocupados por los trabajadores y trabajadoras seguidores de la política que está llevando la dirección.

Algunos de estos trabajadores y trabajadoras llevan desde el inicio, aquel 29 de enero de 1999, y otros han llegado en los últimos años con carta de recomendación y con su fobia hacia los sindicatos. “Lo que nunca ganarán, tanto la dirección como privilegiados y privilegiadas será HONESTIDAD. Este grupo de prepotentes y censores han cambiado los fundamentos por los que nació GARA para estar con las personas más débiles. Son, en realidad, unas y unos vividores y utilizan todas las vías posibles para quitar de en medio a quien no acepta sus prácticas y sus ideas”.

“Tengo mucho tiempo ahora y, desde luego, iré contando algunos episodios vividos durante mi trayectoria dentro de GARA/NAIZ, episodios que hacen sonrojar a cualquiera”.

Eskerrik asko, a los trabajadores y trabajadoras que me habéis apoyado, a pesar de las circunstancias.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín