Reportajes

/, Coronavirus, Internacionalismo, Pensiones, Saharauis/“Si los saharauis llevamos 45 años luchando…para los pensionistas 2 años frente a esta injusticia no es nada!”

“Si los saharauis llevamos 45 años luchando…para los pensionistas 2 años frente a esta injusticia no es nada!”

Con la presencia de representantes de la Asociación de Jóvenes Saharauis y de Amigos del Sahara, el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) anunció que está preparando una movilización para el 31 de octubre para reclamar una reforma de pensiones.

Decenas de pensionistas se han vuelto a concentrar, este 12 de octubre, como cada lunes, ante el Ayuntamiento de Bilbao, donde, una vez más, han expresado su intención de seguir «en la lucha» por unas pensiones dignas y, prueba de ello es que están preparando una nueva convocatoria de manifestación para el próximo sábado 31 de octubre. Lo más probable es que se realice como en otras ocasiones en las tres capitales vascas e Iruñea.

En la concentración de este lunes, los pensionistas han reiterado que las negociaciones del Pacto de Toledo deben incluir una reforma que sirva para «mejorar el sistema y no para recortarlo una vez más».

De hecho, por enésima vez han denunciado que «no se les escucha» y han pedido que sus reivindicaciones sean «tenidas en cuenta», y advierten que «no dejarán la lucha». Motivo que les empuja a elevar el grado de presión, organizando una nueva gran movilización para el 31 de octubre, a la que esperan y desean que se sumen diversos agentes sociales.

Un hecho destacable ha sido la presencia durante la concentración, de varios representantes de la Asociación de Jóvenes Saharauis y de Amigos del Sahara que, invitados por los pensionistas con motivo del Día de la Unidad Nacional Saharaui, donde dedicaron unas palabras de apoyo a los pensionistas: “Si los saharauis llevamos 45 años luchando…para los pensionistas 2 años frente a esta injusticia no es nada!” y recitaron un poema.

Comunicado: Ni la Sanidad, ni la Educación, ni el Cuidado de los mayores puede ser tratado como cualquier otra empresa, como cualquier otro negocio.

El negocio de las residencias de mayores es un negocio muy lucrativo para el sector privado, y destino de puertas giratorias para altos cargos de la gobernación. El beneficio de estos geriátricos privados es el de la gestión, que se alimenta considerablemente de dinero público, por una doble vía: la concertación de plazas en los centros y la llamada gestión indirecta de los mismos, en la que la Administración mantiene la titularidad de la residencia y la empresa privada se encarga de explotarla.

Con la Covid, han salido a la luz las penurias que soportan las personas residentes en los centros privados y públicos, que ya sufrían antes de la pandemia, porque las residencias de mayores siempre han sido reductos herméticos para ellas y para sus familias. Con miles de víctimas que no debían de haber fallecido.

Según los datos publicados hace unos días por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat, en Euskadi viven solas 112.531 personas mayores de 65 años, de las cuales 84.400 son mujeres.

Muchas de estas personas (repetimos, mayoría mujeres) tienen diversos grados de dependencia, y 80 años y más. Todas las personas solas vulnerables deberían estar atendidas por los Servicios Sociales y Servicio de Atención Domiciliaria, y ser visitadas periódicamente por profesionales para conocer su estado real de salud, con los censos en la mano.

Según indican las trabajadoras del SAD en Bizkaia, que lo componen casi 1.500 cuidadoras, atienden aproximadamente a 10.000 usuarios y usuarias. Con estas cifras, es razonable considerar que las necesidades son más elevadas que la atención prestada.

Necesitamos que se aumenten contratos de calidad de cuidadoras, eliminando los recortes en las horas de trabajo y la precariedad.

Para muchas personas supone la diferencia entre poder seguir viviendo en sus domicilios o tener que acudir a una residencia.

El Servicio de Ayuda a Domicilio también es un negocio muy lucrativo, subcontratado por ayuntamientos y mancomunidades a empresas privadas, empresas del favoritismo.

¡Reclamamos Servicios Sociales y residencias de mayores públicos, de calidad y con gestión pública al 100%!

En medio de todo este expolio, el sábado 17 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Para más indignación, hemos conocido que, sigilosamente y de la mano de una consultora privada (otra puerta giratoria), el Gobierno Vasco piensa destinar casi la mitad de los Fondos Europeos (unos 5.000 millones de dinero público) a lberdrola, a Petronor y a lo que más les interesa, las obras del Tren de Alta Velocidad, de elevado impacto ambiental y enormes beneficios para sus constructoras amigas.

Mientras, el Gobierno Vasco sigue diciendo NO a complementar las Pensiones Mínimas hasta 1.080 euros.

Mila Berrehun euroko Gutxieneko Soldata eskatzen dugu. Demandamos 1200 euros de Salario Mínimo. Emakumeok aurrera!!!!

Prentsa oharra: Osasuna, Hezkuntza eta adinekoen Zaintza ezin dira tratatu beste edozein enpresa bezala, beste edozein negozio bezala.

Adinekoen egoitzetako negozioa irabazizko negozioa da sektore pribatuarentzat. Eta gobernazioko goi-kargudunentzako ate birakarien helmuga. Geriatriko pribatu horien onura kudeaketarena da, diru publikoz asko elikatzen dena, bide bikoitzetik: zentroetan plazak hitzartzea batetik, eta horien zeharkako kudeaketa bestetik, non Administrazioak egoitzaren titulartasunari eusten dion eta enpresa pribatua hura ustiatzeaz arduratzen den.

Covid delakoarekin, agerian geratu dira zentro pribatu eta publikoetan bizi diren pertsonek jasaten dituzten zailtasunak, pandemia baino lehen ere pairatzen zituztelako, adinekoen egoitzak beti izan baitira hermetikoak haientzat eta halen familientzat. Hil behar ez ziren milaka biktimekin.

Eustat Euskal Estatistika Erakundeak duela egun batzuk argitaratutako datuen arabera, Euskadin 65 urtetik gorako 112.531 pertsona bakardadean bizi dira, eta horietatik 84.400 emakumeak dira.

Pertsona horietako askok (berriz diogu, gehienak emakumeak) mendekotasun maila desberdinak dauzkate, baita 80 urte eta gehiago ere. Bakarrik dauden pertsona ahul guztiek Gizarte Zerbitzuen eta Etxeko Arreta Zerbitzuaren arreta izan beharko lukete, eta profesionalek aldizka bisitatu beharko lituzkete, beren benetako osasun-egoera ezagutzeko, erroldak eskuan dauzkatela.

Bizkaiko Etxez-etxeko Laguntza-Zerbitzuko langileek adierazi dutenez (1.500 zaintzailek osatzen dute), 10.000 erabiltzaile inguru artatzen dituzte. Kopuru horiekin, zentzuzkoa da kontuan hartzea beharrak handiagoak direla emandako arreta baino.

Zaintzaileen kalitatezko kontratuak handitzea behar dugu, lan-orduen murrizketak eta prekarietatea ezabatuz.

Adineko persona askorentzat, alde handia dago etxean bizitzen jarraitzearen eta egoitza batera joan beharraren artean.

Etxez-Etxeko Laguntza-Zerbitzua ere irabazizko negozioa da, udalek eta mankomunitateek enpresa pribatuei, faboritismo-enpresei, azpikontratatzen dietena.

Gizarte Zerbitzuak eta adinekoen egoitzak eskatzen ditugu, kalitatezkoak eta kudeaketa publikokoak % 100ean!

Espoliazio horren guztiaren erdian, Pobrezia Desagerrarazteko Nazioarteko Eguna ospatuko da Iarunbatean, urriaren 17an.

Sumindura handiagorako, jakin dugu, isilean eta aholkularitza-enpresa pribatu baten eskutik (beste ate birakari bat), Eusko Jaurlaritzak Europako Funtsen la erdia (5.000 milioi diru publiko inguru) Iberdrolara, Petronorrera eta gehien interesatzen zaienera, Abiadura Handiko Trenaren obretara hain zuzen, bideratuko dituela. Azken honen ingurumen-inpaktu handiak eta Jaurlaritzako gobernukoen Iagunank diren eraikitze-enpreseentzako onura izugarriak dauzkatenak.

Bitartean, Eusko Jaurlaritzak uko egiten dio Gutxieneko Pentsioak 1.080 eurora arte osatzeari.

1.200 euroko Gutxieneko Soldata eskatzen dugu. Emakumeok aurrera!!!!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín