Reportajes

/, Feminismo, Internacionalismo/Se cumplen 7 años del asesinato en París de las revolucionarias kurdas Sakine, Fidan y Leyla a manos del estado turco

Se cumplen 7 años del asesinato en París de las revolucionarias kurdas Sakine, Fidan y Leyla a manos del estado turco

Desde entonces, el estado francés poco ha hecho por esclarecer estos asesinatos.

2020-01-09T21:13:12+00:009 enero 2020|Bilbao, Feminismo, Internacionalismo|Comentarios desactivados en Se cumplen 7 años del asesinato en París de las revolucionarias kurdas Sakine, Fidan y Leyla a manos del estado turco

Hace ya 7 años, el 9 de enero de 2013, tres mujeres revolucionarias kurdas, heval Sara (Sakine Cansiz), heval Rojbin (Fidan Dogan) y heval Ronahi (Leyla Leyaylemez), fueron asesinadas por la inteligencia estatal turca en París (Francia). Desde entonces, el estado francés poco ha hecho por esclarecer las ejecuciones políticas de una de las fundadoras del PKK, la representante francesa del Congreso Nacional de Kurdistán y una activista del movimiento juvenil de mujeres.

7 años después, para denunciar, una vez más, la complicidad de Occidente y en este caso el Estado Francés, con la guerra sucia y la violencia contra el movimiento de liberación kurdo, Herri Kurduarekin Elkartasun Ekimena, Euskal Herriko Emakumeen Mundu Martxa y Women Defend Rojava, han realizado una movilización en Bilbao bajo el lema de “No Se Olvida, Ni Se Perdona”, para recordar a Sakin, Fidan y Leyla, y denunciar que Turquía goza de total impunidad en Europa para llevar a cabo operaciones de castigo y provocación contra las revolucionarias kurdas.

COMUNICADO

Hace ya 7 años que Sakine Cansiz, Fidan Dogan y Leyla Soylemez, todas ellas militantes kurdas, fueron asesinadas en París. Desde entonces, El Estado Francés poco ha hecho por esclarecer las ejecuciones políticas de una de las fundadoras del PKK, la representante francesa del Congreso Nacional de Kurdistán y una activista del movimiento juvenil de mujeres. Las tres, además del compromiso con el Movimiento de liberación kurdo, destacaron por su lucha en todos los frentes por la inclusión de la liberación de la mujer, destacando tanto en la teoría como en la práctica, que no cabría liberación del Pueblo kurdo sin la liberación total de las mujeres. Así, potenciaron sin descanso las organizaciones autónomas de mujeres como herramienta de empoderamiento y la exigencia de la representación paritaria en todos los espacios, tanto institucionales, autodefensa, comunales o económicos.

Pese a la importancia de estas mujeres y los numerosos indicios aportados, entre otras fuentes, por la policía holandesa de la relación del autor de los asesinatos con los servicios secretos turcos, el juicio no ha llegado a ninguna parte.

En primer lugar, porque el principal acusado, el infiltrado Ömer Güney falleció repentinamente antes de comparecer ante el juez. Tampoco las autoridades francesas han mostrado ningún interés por tirar del hilo de los servicios secretos turcos, estas ejecuciones y el proceso de paz que en aquellos momentos llevaban a cabo el gobierno de Erdogan y el PKK.

7 años después, debemos denunciar, por tanto, una vez más, la complicidad de Occidente y en este caso el Estado Francés, con la guerra sucia y la violencia contra el movimiento de liberación kurdo. Igualmente, nos vemos obligadas a reseñar que más allá de lo sangrante que es que Turquía goce de total impunidad en Europa para llevar a cabo operaciones de castigo y provocación contra las revolucionarias kurdas, este mismo tipo de actividades violentas las materializa también en territorio kurdo bajo su administración, hay que recordar a las tres mujeres asesinadas en el 2015 en Bakur, Seva Damir,Fatima Oiar y Pakiza Nayer, compañeras implicadas en el movimiento de la liberación de la mujer, así como innumerables detenidas, torturadas, violadas y masacradas en Basur (Kurdistán de Iraq) en Rojava (Kurdistán de Siria), y en Rojhelat (Kurdistán de Irán) donde las incursiones militares, bombardeos, y operaciones de desestabilización son habituales, como la invasión de Afrin (cantón kurdo en Siria) y en estos últimos meses, con pretexto de guardar la frontera turca, han invadido más de 100 kilómetros de Rojava, resultando el desplazamiento de más de 300.000 personas, cientos de muertos y heridos.

Por último, reivindicamos la memoria de las compañeras asesinadas (tanto en París como en Kurdistán) y destacamos su compromiso, valentía y coherencia; y para finalizar creemos necesaria la participación de las fuerzas revolucionarias kurdas en cualquier solución que tenga por objetivo llevar la paz y la justicia a Kurdistán.

 

Ez Ahaztu, Ezta Barkatu Ere

Duela 7 urte Sakine Çansiz, Fidan Dogan eta Leyla Soylemez, guztiak ekintzaile kurduak, erail zituzten Parisen. Harrezkero, Estatu Frantsesak ezer gutxi egin du PKKren sortzaileetariko baten, Kurdistango Kongresu Nazionalaren ordezkari frantziarraren eta emakume gazteen mugimenduaren kide baten hilketa politikoak argitzeko.
Hirurak nabarmendu ziren ez bakarrik Kurdistango Askapen Mugimenduarekin izandako konpromisoagatik, baita ere borrokatu zirelako emakumeen askapena txertatzeko fronte orotan, praktikan zein teorian. Izan ere, herri kurduaren askatasuna ez da lortuko emakumeak ez badira askatzen. Gauzak horrela, hirurek bultzatu zuten etengabe emakumezkoen antolakunde autonomoak ahalduntzeko tresna legez eta ordezkaritza parekidearen beharra eremu guztietan, erakundeentan, autodefentsan, komunaletan eta ekonomian.

Hiru kideren garrantzia aintzat hartuta, eta froga ugari egon arren, epaiketak ez du emaitzik izan. Nahiz eta, besteak beste, Holandako poliziaren aldetik, ustezko hiltzailaren eta zerbitzu sekretu turkiarren harremana azpimarratu. Berez, akusatu nagusia, Ömer Güney infiltratua, bat-batean hil zen, epailearen aurrean deklaratu baino lehen. Edonola ere, agintari frantziarrek ez dute interesik erakutsi zerbitzu sekretu turkiarren haritik tiratzeko, ikertzeko zein izan zen lotura erailketa horien eta PKK-k eta Erdoganen gobernuak izan zuten bake prozesuaren artean.

7 urte geroago, beste behin ere salatu behar dugu Mendebaldearen eta kasu honetan Estatu Frantsesaren konplizitatea Kurdistango askapen mugimenduaren aurkako indarkeria eta gerra zikinarekin. Era berean, aipagarria da Turkiak bai Europan zein bere administraziopean dagoen lurralde kurduetan ere, indarkeria eta probokazioa erabiltzen duela zigorgabetasun osoz iraultzaile kurduen aurka. Gogoan ditugu 2015ean Bakurren erailak izan ziren 3 emakume kurduak: Seva Damir,Fatima Oiar eta Pakiza Nayer, hirurak emakumeen askapenerako mugimenduko partaideak hain zuzen ere. Era berean, gogoan ditugu ere zenbatezinak diren atxilotuak, torturatuak eta bortxatuak Basurren (Iraken dagoen Kurdistanen), Rojavan (Sirian dagoen Kurdistanen), eta Rojhelaten (Irango Kurdistanen), non sarri izaten diren eraso militarrak, bonbardaketak eta egoera politikoa desegonkortzeko operazioak, Afrin (Siriako kantoi kurdua) jasaten ari den inbasioaren kasu, eta azken hilabeteotan Turkiako muga zaintzeko aitzakiarekin Rojavako lurraldeko 100 kilometrotik gorako inbasioa, ondorioz, 300.000 pertsona baino gehiago derrigortuak izan dira lekuz aldatzera eta ehunka hildako eta zaurituak izan dira.

Azkenik, Parisen eta Kurdistanen eraildako kideen memoria aldarrikatzen dugu, eta nabarmendu nahi dugu bere konpromisoa, ausardia eta koherentzia, eta era berean beharrezkotzat jotzen dugu indar iraultzaile kurduen parte hartzea Kurdistanentzat bakea eta justizia ekarriko duen irtenbidean.

Suscríbete a nuestro Boletín