Reportajes

//Requisadas y en ropa interior por la Policía solo porque son gitanas

Requisadas y en ropa interior por la Policía solo porque son gitanas

AMUGE y Romi Berriak han realizado una marcha delante de las tiendas de la Gran Vía de Bilbao para denunciar el trato humillante y discriminatorio sufrido por 7 mujeres.

2023-02-13T18:44:58+00:0013 febrero 2023|Reportajes|Sin comentarios

La Asociación de Mujeres Gitanas de Euskadi (AMUGE) y la asociación de juventud gitana Romi Berriak están acompañando a siete mujeres gitanas en la denuncia del trato discriminatorio que recibieron a finales de enero por parte del personal de tienda de tres conocidos establecimientos de moda y de perfumería del centro de Bilbao.

En uno de los dos casos, las afectadas son un grupo de chicas jóvenes de entre 17 y 21 años, que acudieron a las oficinas de AMUGE para denunciar que el trabajador de una perfumería a la que fueron juntas las había seguido de cerca riéndose de ellas, en una clara actitud de acoso. Después, fueron rodeadas por unas siete dependientas, a las que pidieron una hoja de reclamación.

En el otro caso, las afectadas son dos hermanas de unos treinta años, que denuncian haber sido retenidas y registradas material y corporalmente por unos seis agentes de un cuerpo de Policía en el vestuario de una tienda de ropa, teniendo que quedarse en ropa interior. De acuerdo con el contenido de su relato, los agentes intervinientes se negaron a explicar la motivación de esa actuación y circunstancias del aviso por un supuesto hurto y, cuando ellas les preguntaron si era por ser gitanas, uno de los agentes las amenazó con denunciarlas por llamarle racista.

En ambos casos, las mujeres afectadas han expresado que esa situación se sintieron angustiadas, acosadas, avergonzadas por la exposición pública y estigmatizadas, dado que atribuyen el trato recibido al prejuicio de que las mujeres gitanas somos ladronas.

En AMUGE y Romi Berriak, sabemos que no se trata de sucesos aislados, sino de una cultura empresarial en la que se normaliza que el personal de tienda y de seguridad nos trate como sospechosas solo por el hecho de ser gitanas.  Recordemos que AMUGE demostró en 2021 el carácter sistemático de estas prácticas a través de una investigación basada en la metodología testing: en 16 de los 20 establecimientos de Bizkaia que visitó la entidad se registraron comportamientos y actuaciones del personal basados en prejuicios antigitanos.

Además, estos dos casos cuentan con elementos especialmente graves. En el primero, el hecho de que haya afectado a una menor de edad y cuatro chicas muy jóvenes que fueron vigiladas de cerca por un dependiente ante la sospecha de un posible hurto porque el día anterior una gitana había robado, tal y como reconoció él mismo ante ellas. En el segundo, nos indigna ponernos en la piel de dos mujeres que fueron retenidas por un elevado número de agentes de policía y sometidas a un registro material y corporal, permaneciendo durante unos minutos en ropa interior en los probadores, sin recibir ninguna explicación previa ni disculpa posterior, una vez que quedó demostrado que la acusación de un supuesto hurto era infundada.

Ante estos hechos, y como forma de romper con la impunidad. AMUGE ha acompañado a las mujeres en la interposición de quejas administrativas y de denuncias penales según el caso.Sin embargo, más allá de reclamar medidas de sanción y reparación a las empresas responsables de estas actuaciones y al cuerpo policial implicado, queremos que nuestra denuncia pública sirva también para lograr la implicación de los establecimientos comerciales, de las instituciones y de la ciudadanía para atajar de una vez con el trato deshumanizador, humillante y estigmatizante que sufrimos las personas gitanas en actividades tan cotidianas como ir de compras. Exigimos que las políticas de contratación y de atención al público de los establecimientos comerciales garanticen un trato de igualdad y respeto a todas las personas y que las empresas tengan protocolos para prevenir e intervenir ante actuaciones basadas en prejuicios racista. De lo contrario, estarán incumpliendo la Ley Integral 15/2022, de 12 de julio, para la igualdad de trato y la no discriminación.

En palabras de Tamara Clavería, responsable de AMUGE, “estos dos casos han colmado el vaso de nuestra indignación y nuestro dolor. Queremos un futuro mejor para nuestras criaturas, porque crecer viviendo estas escenas de humillación refuerza un trauma histórico, así como la desconfianza y distancia entre las distintas culturas de nuestra sociedad”. Clavería ha añadido que las dos entidades gitanas van a “convertir la normalidad en noticia”: “Hasta ahora, hemos integrado que nos persigan por ser gitanas como algo habitual en nuestra vida cotidiana, pero hoy decimos ¡BASTA YA! ASKI DA! DOSTA! Vamos a denunciar públicamente cada caso hasta que se entienda que nuestros cuerpos y los de nuestras niñas no se tocan”.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín