Reportajes

/, Cultura, Despidos, Laboral/Nota explicativa en torno a las declaraciones de “Jardín Secreto-Espacio Open”

Nota explicativa en torno a las declaraciones de “Jardín Secreto-Espacio Open”

Bilboko Langile Autodefentsa Sarea responde al comunicado emitido por el bar “El Jardín Secreto-Espacio Open”, tras la protesta realizada el pasado 4 de octubre por vulnerar derechos laborales de una trabajadora.

2020-10-07T19:34:55+00:007 octubre 2020|Bilbao, Cultura, Despidos, Laboral|Sin comentarios

Nota de prensa: Desde Langile Autodefentsa Sarea vemos necesario dar una respuesta a las últimas declaraciones de «Espacio Open«, que interpelan directamente tanto a nuestro colectivo como a la trabajadora afectada en el conflicto laboral del bar «Jardín Secreto» de la Ribera de Deusto.

En primer lugar, debemos aclarar que hasta la fecha la empresa no se ha puesto en contacto con nosotros con voluntad de solucionar este conflicto, después de haberles dado una explicación pormenorizada de las reclamaciones de la trabajadora en una carta y vanos correos que no recibieron respuesta.

Además, dado que la declaración de Jardín Secreto-Espacio Open cuestiona nuestras reclamaciones, debemos aclararlas. Efectivamente, la empresa ingresó una cantidad de dinero a la trabajadora al fin de la relación laboral; sin embargo, ese ingreso integra la Prestación por Incapacidad Temporal de la trabajadora, concepto que no reclamamos en nuestra comunicación. Por lo tanto, denunciamos que intenten disfrazar de indemnización una cantidad de dinero que corresponde al salario ordinario de la trabajadora. Es decir, el pago de deudas que deberían haber abonado en otro tiempo y forma no les exime de la responsabilidad de hacerse cargo de la indemnización correspondiente al despido efectivo de la trabajadora. De modo que la deuda no está pagada.

En el comunicado de la empresa Espacio Open, sus responsables utilizan como defensa el contrato temporal y el periodo de prueba a los que estaba suscrito la trabajadora, para alegar que no se produjo ningún despido, ya que «no tenía contrato vigente». Esta práctica, muy usual entre los empresarios de hostelería, es totalmente condenable. Es decir, utilizar un falso contrato temporal para cubrir una relación laboral que debe ser indefinida, con el objetivo de tener la posibilidad de desechar al trabajador sin pagar indemnizaciones en momentos entre contrato y contrato, no es otra cosa que un despido. Así como aplicar convenios y categorías laborales inferiores al trabajo desempeñado, con su correspondiente pérdida de derechos y salado, no es otra cosa que abuso laboral.

La razón por la que reclamamos una cuantía por despido improcedente es la siguiente: la falta de comunicación por parte de los jefes a la hora de renovar el contrato en un primer momento, y de no renovarlo más adelante, convierte este despido en improcedente.

Por otro lado, la empresa «lamenta» la decisión de la trabajadora de emprender esta lucha junto a Langile Autodefentsa Sarea, y justifica su buena práctica echándonos en cara que no hayamos recurrido a instancias legales. La práctica habitual de Espacio Open consiste en numerosos abusos y prácticas que bailan entre la legalidad y la ilegalidad, difícilmente denunciables en un proceso judicial. Ante esa situación, solo nos queda la autoorganización de la clase trabajadora para defender y mejorar nuestras condiciones de vida y de trabajo, y en este caso optamos por la denuncia pública, la manifestación, etc. No es el ordenamiento jurídico burgués quien determina nuestras reclamaciones, sino la legitimidad de quien sufre la explotación y la fuerza organizada que tengamos para llevar a cabo nuestras reivindicaciones.

Para finalizar, remitimos a los responsables de Espacio Open al número de teléfono ya facilitado para mantener estas conversaciones de forma directa y privada con Langile Autodefentsa Sarea.

Tfno: 631318375

Correo: bilbokoautodefentsa@riseup.net

Twitter: @BilbokoS

Facebook: BilbokoLangileAutodefentsaSarea

AZALPEN OHARRA JARDIN SECRETO-ESPACIO OPENEN ADIERAZPENEN AURREAN

Prentsa oharra: Bilboko Langile Autodefentsa Saretik beharrezko ikusi dugu Espacio Open enpresaren azken adierazpenei erantzutea; izan ere, zuzenki eragiten diete gure eragileari zein Jardin Secreto tabernako (Deustuko Erribera) lan-gatazkan kaltetutako langileari.

Lehenik eta behin, argitu behar dugu gaur-gaurkoz enpresa ez dela gurekin harremanetan jarri gatazka honi irtenbidea emateko borondatez. Guk, aldiz, gure aldarrikapenen azalpen sakon bat erran izan diegu enpresako arduradunei, hasierako gutun batean eta erantzunik jaso ez duten hainbat mezutan.

Horretaz gain, Jardin Secreto-Espacio Openen adierazpenak gure eskakizunak zalantzan jartzen dituenez, horiek argitu beharra daukagu. Egia da enpresak diru kantitate bat ingresatu ziola langileari lan-harremana bukatu zenean; hala ere, kantitate hori langilearen Aldi Baterako Ezgaitasunari dagokio, eta guk ez genuen kontzeptu hori eskatu gure komunikazioan. Guztiz salagarria da langilearen ohiko soldatari dagokion diru kantitate bat kalte-ordainez mozorrotzen saiatzea. Hau da, beste sasoi eta era batean ordaindu behar zituzten zorrak orain ordaindu izanak, ez ditu salbuesten langilearen kaleratzeari dagokion kalte-ordainaz. Beraz, zorra ez dago ordainduta.

Espacio Openen komunikatuan langilearen aldi baterako kontratua eta proba-aldia erabiltzen dituzte halen defentsan, ondorioztatzeko ez zutela langilea kaleratu ez zeukalako kontraturik indarrean. Praktika hori, ostalaritzako enpresarien artean oso ohikoa dena, guztiz salagarria da. Hau da, aldi baterako lan-kontratu faltsuak erabiltzea mugagabea izan behar lukeen lan-harreman bat betetzeko, eta horrela kontratu baten eta bestearen artean langilea inolako kalte-ordainik gabe kalean uztea kaleratzea da.

Horretaz gain, langileari dagokion lan-hazarmena baino hitzarmen baxuago bat ezartzea lan-abusua da, ez besterik. Guk bidegabeko kaleratzeagatik kantitate bat eskatzeko arrazoia honakoa da: nagusiek ez zioten langileari komunikatu kontratua berriztuko ziotela hasieran, eta ezta ondoren ez ziotela luzatuko; horrek bihurtzen du kaleratze hau bidegabea.

Bestalde, enpresak gaitzetsi egiten du langileak borroka hau abiarazi izana, baita horretarako Langile Autodefentsa Sarearekin harremanetan jarri izana ere. Gainera, enpresaren praktika ona justifikatzen du guri aurpegiratuz ez dugula legezko instantzietara jo. Espacio Openen ohiko jarduna osatzen dute hainbat abusuk eta legezkotasunaren mugan dauden hainbat praktikak, prozesu judizial batean nekez sala daitezkeenak.

Egoera horren aurrean, gure lan eta bizi baldintzak defendatu eta hobetzeko langileriaren auto-antolakuntza baino ez zaigu geratzen, eta kasu honetan salaketa publikoa, manifestazioa eta abar ditugu gure esku. Ez ditu ordenamendu juridiko burgesak gure eskariak zehazten; baizik eta esplotazioa pairatzeak ematen digun zilegitasunak eta gure aldarrikapenak aurrera eramateko dugun indar antolatuak. Bukatzeko, Espacio Openeko nagusiei haiekin era zuzen eta pribatuan hitz egiteko prestutasuna adierazi nahi diegu berriro, lehenago ere eskura izan duten telefono zenbakiaren bitartez.


COMUNICADO-RESPUESTA DE ESPACIO OPEN AL COLECTIVO

Desde Espacio Open vemos necesario responder una vez más al colectivo y sus mentiras sobre el conflicto laboral con la extrabajadora Amaia. En su comunicado emitido hoy, el colectivo afirma que “la empresa no se ha puesto en contacto con nosotros”. Esto también es mentira y lo demostramos aportando la siguiente conversación de Whatsapp, en fotografía en adjunto, entre un integrante de Espacio Open y el número 631 31 83 75 del colectivo.

El pasado 14 de septiembre, un integrante de Espacio Open, que, por cierto es asociación, no empresa, habló por teléfono con una persona del colectivo explicándole que no era cierto que la trabajadora había sido despedida y que ya se había abonado la cuantía correspondiente por fin de contrato.

La persona del colectivo afirmó que desconocía lo que le estábamos diciendo y que lo iba a hablar con el resto del colectivo. Poco después, el colectivo respondió por Whatsapp que le mandasemos las dudas por escrito, a lo que nosotros respondimos trasladando que habíamos mandado un burofax con toda la información a la trabajadora, y que si ella quería podía compartir la información con el colectivo.

La imagen adjuntada es un pantallazo de esa conversación, que prueba que una vez más el colectivo miente al decir que nadie de Espacio Open se había puesto en contacto con ell@s. Tal vez el colectivo diga ahora que hemos usado photoshop para crear este pantallazo, pero creemos que su estrategia de calumniar y distorsionar los hechos está fuera de la realidad.

Sobre el resto del comunicado, creemos que el colectivo mezcla distintos conceptos sin explicar lo importante: por qué si se reclamaban 400 euros al comienzo y la empresa pagó 667 euros, se han reclamado otros 100 euros a posteriori cuando la cantidad abonada supera la suma de las dos.

Como algo positivo, por lo menos, podemos extraer del comunicado que el colectivo reconoce ahora que el contrato que Amaia tenía efectivamente era temporal y que es el colectivo el que interpreta que su contrato era indefinido. Celebramos que al menos reconozcan que el contrato que existe formalmente era temporal porque toda su movilización se construyó alrededor de la mentira de que una trabajadora había sido despedida de baja.

Tal y como afirmamos anteriormente, tras el Estado de Alarma, y la incorporación de todo el equipo al trabajo, ella cogió una baja médica hasta la fecha fin de su contrato. Casi dos meses que se respetó escrupulosamente y ella siguió cobrando lo que es su derecho, incluso tras terminarse el contrato, ya que la Mutua se hizo cargo durante el periodo de convalecencia que le reconocía la sanidad pública.

A continuación el colectivo añade que no han denunciado a los Juzgados porque nuestra actividad “consiste en numerosos abusos y prácticas que bailan entre la legalidad y la ilegalidad, difícilmente denunciables en un proceso judicial”. Este colectivo está haciendo justamente eso al encartelar y movilizar a gente con mentiras y afirmando que son los que defienden la verdad de la clase trabajadora.

Los Juzgados de lo Social son los que podrían enmendar una situación como la que dicen que ocurrió. Los derechos de los trabajadores se han conseguido con una mezcla de movilización social con victorias en los Juzgados y cambios de Leyes. Y renunciar a las vías legales que han inventado los conceptos que el colectivo utiliza para defender su causa (como el concepto de indefinido) hace un flaco favor a la clase trabajadora a la que nosotros también pertenecemos.

Insistimos, no se ha acudido a la vía legal porque lo que afirmaban era mentira. Recomendamos a los trabajadores que no se dejen engañar y nunca renuncien a los derechos que, en caso de conflicto, pueden obtener reconocimiento en los tribunales.

En sus comunicaciones el colectivo se contradice constantemente, recurre abiertamente a mentiras y distorsiones como si fueran los únicos defensores de la verdad de la clase trabajadora. En realidad su único objetivo parece hacerse autopublicidad, dar falsas ilusiones y que todos perdamos nuestro tiempo por una supuesta deuda de 100 euros que ya está pagada.

Creemos en el derecho a la protesta pacífica, tanto que hemos tolerado manifestaciones por parte del colectivo en zonas que son propiedad privada de nuestro espacio. A partir de ahora les hacemos saber con este comunicado que no son bienvenidos aquí y que pedimos públicamente que cesen su campaña de mentiras, coacciones y amenazas.

KOMUNIKATUA-ERANTZUNA KOLEKTIBOARI

Open Espazioan beharrezkoa ikusten dugu beste behin ere kolektiboari eta Amaia langile ohiarekin izandako lan-gatazkari buruzko gezurrei erantzutea. «Enpresa ez da gurekin harremanetan jarri», adierazi du kolektiboak ohar batean. Hori ere gezurra da, eta WhatsApp-en honako elkarrizketa honek erakusten digu, erantsitako argazkian, Open Espazioko kide baten eta kolektiboko 631 31 83 75 zenbakiaren artean.

Irailaren 14an, Open Espazioko kide batek, zeina, bide batez, elkartea baita, ez enpresa, telefonoz hitz egin zuen kolektiboko pertsona batekin, eta azaldu zion ez zela egia langilea kaleratu zutela eta kontratu amaieragatik zegokion zenbatekoa ordaindu zutela.

Kolektiboko kideak esan zuen ez zekiela zer esan genion eta gainerako kolektiboekin hitz egingo zuela. Handik gutxira, WhatsAppek erantzun zuen idatziz bidaliko genizkiola zalantzak, eta guk erantzun genion burofax bat bidali geniola langileari informazio guztiarekin, eta hark nahi izanez gero informazioa partekatu zezakeela kolektiboarekin.

Erantsitako irudia elkarrizketa horren pantaila-irudi bat da, eta horrek frogatzen du, berriz ere, kolektiboak gezurra esaten duela, Open Espazioko inor ez zela harremanetan jarri esatean. Agian, kolektiboak orain esango du pantaila-kolpe hori sortzeko photoshop erabili dugula, baina uste dugu gertaerak kalumniatzeko eta desitxuratzeko estrategia errealitatetik kanpo dagoela.

Komunikatuaren gainerakoari dagokionez, uste dugu kolektiboak kontzeptu desberdinak nahasten dituela garrantzitsuena azaldu gabe: zergatik hasieran 400 euro erreklamatzen baziren eta enpresak 667 euro ordaindu bazituen, gerora beste 100 euro erreklamatu dira, ordaindutako zenbatekoa bi euroen batura baino handiagoa denean.

Positibotzat har dezakegu, behintzat, kolektiboak orain onartzen duen komunikatua, Amaiak benetan zuen kontratua aldi baterakoa zela, eta kolektiboak interpretatzen duela bere kontratua mugagabea zela. Ospatzen dugu gutxienez onartzea formalki existitzen den kontratua aldi baterakoa zela, bere mobilizazio guztia langile bat bajan utzia izan zelako gezurraren inguruan eraiki baitzen.

Lehen esan dugun bezala, Alarma-egoeraren ondoren, eta lantalde osoa lanean hasi ondoren, baja medikua hartu zuen kontratua amaitu arte. Ia bi hilabete errespetatu zen zehatz-mehatz, eta berak bere eskubidea kobratzen jarraitu zuen, baita kontratua amaitu ondoren ere; izan ere, Mutua arduratu zen osasun publikoak aitortzen zion suspertze-aldian.

Jarraian, kolektiboak gaineratu du ez dituztela epaitegiak salatu, gure jarduera «legezkotasunaren eta legez kontrakoaren artean dantzatzen diren abusu eta praktika askotan datzalako, prozesu judizial batean nekez sala daitezkeenak». Kolektibo hori, hain zuzen ere, hori egiten ari da gezurrak esaten dituzten pertsonak karteleratu eta mobilizatzean, langile klasearen egia defendatzen dutenak direla esanez.

Lan-Arloko Epaitegiek zuzendu dezakete gertatu omen zen egoera. Langileen eskubideak mobilizazio soziala eta epaitegietan lortutako garaipenak eta lege-aldaketak nahastuz lortu dira. Eta Kolektiboak bere kausa defendatzeko erabiltzen dituen kontzeptuak asmatu dituzten bide legalei uko egiteak (mugagabe kontzeptua, adibidez) mesede eskasa egiten dio gu ere langile garen klaseari.

Berriro diogu, ez da bide legalera jo, esaten zutena gezurra zelako. Langileei gomendatzen diegu ez dezatela engainatu eta ez diezaietela inoiz uko egin gatazkarik izanez gero auzitegietan aitormena lor dezaketen eskubideei.

Bere komunikazioetan, kolektiboa etengabe kontraesanean dago, gezurrak eta distortsioak esaten ditu, langile klasearen egiaren defendatzaile bakarrak balira bezala. Egia esan, badirudi bere helburu bakarra autopublizitatea egitea dela, ilusio faltsuak ematea eta denok denbora galtzea dagoeneko ordainduta dagoen 100 euroko ustezko zor batengatik.

Protesta baketsua egiteko eskubidean sinesten dugu, eta kolektiboak manifestazioak onartu ditu gure espazioaren jabetza pribatua diren eremuetan. Hemendik aurrera, ohar honekin jakinarazten dizuegu ez zaretela ongi etorriak hemen, eta jendaurrean eskatzen dizuegu bertan behera utz dezazuela gezurren, hertsapenen eta mehatxuen kanpaina.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín