Reportajes

/, Pueblo gitano vasco/Las mujeres de AMUGE alzan sus voces para conmemorar este 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano

Las mujeres de AMUGE alzan sus voces para conmemorar este 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano

El 8 de abril de 1971, en la ciudad de Londres, se celebró el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano. En esa ocasión se institucionalizaron la bandera y el himno gitano.

2021-04-08T10:56:21+00:008 abril 2021|Bilbao, Pueblo gitano vasco|Sin comentarios

Hoy, conmemoramos la historia y la lucha del pueblo gitano, su resistencia a lo largo de los siglos ante las persecuciones y la discriminación de la que todavía somos objeto en los distintos territorios y países en los que vivimos. Asimismo, celebramos nuestra cultura y las contribuciones que gitanas y gitanos hemos hecho al mundo, en las artes, las ciencias, la cultura y la sociedad en general, honrando la memoria de nuestras antepasadas y antepasados.

El himno gitano, adoptado en el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano, se titula “Gelem Gelem”, en honor a todas las personas gitanas que fueron asesinadas y desaparecieron durante el nazismo. El origen de la melodía es antiguo, y a partir de esa canción popular Jarko Jovanoic, un músico gitano de origen serbio, compuso el himno y escribió la letra que hoy en día conocemos.

Un día como hoy, hace 50 años, también, fue reconocida la bandera gitana. Se compone de dos franjas horizontales: de color azul, en la parte superior, que representa el cielo; y de color verde, en la parte inferior, que representa el campo. En el medio hay una rueda roja de dieciséis radios, que simboliza la libertad del pueblo gitano y sus orígenes como pueblo itinerante.

Uno de los actos que se asocian con el Día Internacional del Pueblo Gitano es la Ceremonia del Río, que se reproduce en pueblos y ciudades de todo el mundo. Durante la ceremonia, se lanzan flores al río, como símbolo del discurrir de la vida, y se encienden velas. Se trata de un acto reivindicativo y conmemorativo: denunciamos la persecución y la discriminación de la que hemos sido objeto en la historia, y a la vez recordamos a nuestras abuelas y abuelos, a nuestras antepasadas que han sido asesinadas y cuya memoria, como los ríos que fluyen inmutablemente, sigue viva en nuestra historia colectiva.

Este año, no vamos a dejar de hacerlo, pero sentimos que en estos momentos difíciles de pandemia que estamos viviendo, también es nuestro deber denunciar el antigitanismo y el antigitanismo de género que seguimos sufriendo.

Queremos denunciar el antigitanismo oculto, que se manifiesta más patentemente con esta y con otras crisis. Sabemos que el Coronavirus no hace distinción de etnias, clases sociales, género o religión. Pero hay quienes sí se han empeñado en identificar al Pueblo Gitano y a otros grupos y personas racializadas como parte fundamental del contagio en diferentes provincias del Estado Español.

También, las restricciones en el mercadillo siguen estando presentes, recordamos que nuestras familias siguen trabajando una vez cada quince días en el mercadillo ya que han limitado los puestos de trabajo en vez de limitar el aforo de las personas. No es casualidad que las grandes superficies no adopten estas medidas una vez más, esto es fruto de este sistema capitalista, patriarcal, clasista, racista y antigitano.

No se están garantizando las medidas necesarias para luchar en contra de la desigualdad social, y en todo el Estado las personas más marginadas y empobrecidas, tanto gitanas como de otros grupos étnicos o colectivos, están viendo sus necesidades básicas amenazadas, y están comprobando cómo el Estado no muestra ninguna voluntad de poner la vida de las personas en el centro.

Seguimos apelando a las políticas públicas que sean políticas que reparen el daño infligido y de garantía de no repetición.

Después de 50 años de reivindicación y de conmemoración, así como casi cinco siglos de resistencia seguimos viviendo y sufriendo en nuestros cuerpos el antigitanismo institucional y social que operan entre sí para vulnerar nuestro derecho a una vida digna y libre de violencias.

Por eso más que nunca gritamos Opre Rroma!!

Sastipen thaj Mestipen!!

Por AMUGE Elkartea

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín