Reportajes

/, Feminismo, Internacionalismo, Kurdistan/“Es nuestra responsabilidad mantener viva la llama del fuego de la resistencia de las mujeres”

“Es nuestra responsabilidad mantener viva la llama del fuego de la resistencia de las mujeres”

Con motivo de la celebración del Newroz 2021, Kurdistanekin Elkartasun Ekimena homenajeó desde Bilbao encendiendo un fuego para mantener viva la memoria de Sakine Cansiz, Latife Selamet, Hevrin Khalaf, Anna Campbell y todas quienes luchan contra el Patriarcado y el Capitalismo.

2021-03-20T20:07:35+00:0020 marzo 2021|Bilbao, Feminismo, Internacionalismo, Kurdistan|Sin comentarios

Este domingo 21 de marzo, millones de personas en Kurdistán y Oriente Medio celebrarán el año nuevo con el inicio del equinoccio de primavera. Newroz es sin duda el día en que todo se renueva y es el fuego el elemento simbólico de purificación y de renacimiento anual que anuncia la victoria de la luz sobre la oscuridad, de la libertad sobre la tiranía.

La celebración del Newroz tiene su origen en el zoroastrismo y llegó hasta nuestros días acompañado del mito de un herrero llamado Kawa, de cómo terminó con la vida del tirano Zohak y de cómo este herrero fue capaz de sublevar a su pueblo contra dicha tiranía.

Hoy nos reunimos, como cada año, para encender el fuego del Newroz y arrojar luz sobre la historia, esta vez una historia que no es mito ni leyenda, sino una realidad que ha sido escondida, borrada y es la historia de las mujeres y su resistencia. En este año nuevo no recordaremos a Kawa ni a sus hijos, sino que recuperaremos la memoria de las mujeres, la que llevamos escrita en nuestros cuerpos y nuestras luchas. Hablemos entonces del mito de Ishar, de Innana, de Lilith, de las brujas y de las hijas de éstas.

Hoy queremos encender un fuego cuya llama está avivada más que nunca por la resistencia de las mujeres. El patriarcado, encarnado en estado-nación, pretende hoy con una fuerza inusitada apagar nuestro fuego. Lo intenta una y otra vez, aislándonos, discriminándonos en todos los ámbitos de la existencia, confinándonos en espacios de trabajo y de cuidados que no son exclusivos de nosotras y asesinando a aquellas que se sublevan.

Las cuatro mujeres, compañeras de lucha, que hoy y aquí representamos, provienen de diferentes territorios. Sean de Kurdistán o de Europa, ellas estaban unidas por un solo corazón. Elegimos a cuatro mujeres que de alguna manera representan a todas aquellas que han sido víctimas de feminicidio, aquí, en Oriente Medio, Asia, África o Abya Yala. Todas y cada una de ellas son la expresión viva de la resistencia que las mujeres están dando al patriarcado y al capitalismo. Todas ellas dedicaron sus vidas a la liberación de la mujer, paso imprescindible para liberar a la sociedad, porque no lo olvidemos, la resistencia que están dando las mujeres es por toda la sociedad, por toda la humanidad. Todas y cada una de ellas defendieron sus territorios ya fueran los que las vieron nacer, o territorios lejanos en cuyo corazón se libran revoluciones.

Estas cuatro mujeres fueron asesinadas por el estado fascista turco o sus secuaces. Si estas mujeres no se encuentran físicamente entre nosotras es porque fueron víctimas de un plan de aniquilación, como las millones de mujeres asesinadas por sus parejas, muertas por la pobreza, muertas por los accidentes de trabajo y las condiciones de explotación que producen enfermedad en aquellos territorios donde el mundo subdesarrollante pone sus garras. ¡Saludamos la memoria de las 1324 mujeres muertas en los talleres textiles de la Plaza Rana en Bangladesh!

Es nuestra responsabilidad mantener la llama viva del fuego de la resistencia de las mujeres. No debemos permitir que las víctimas de feminicidio sean recordadas con victimismo, porque sería condenarlas al espacio de la debilidad y la vulnerabilidad. El patriarcado encamado en estado-nación ataca a las mujeres porque sabe muy bien que estamos resueltas a enfrentarle, nos teme y es por ello que lleva siglos intentando domesticamos y cuando no lo consigue, aniquilamos.

Sakine Cansiz: hoy no vamos a poner el énfasis en su papel dentro del PKK sino que vamos a recordar su luz porque prendió el fuego dentro de la sociedad misma, iniciando con sus compañeras lo que hoy conocemos por el Movimiento de Mujeres Libres de Kurdistán. Fue asesinada en París por el estado turco, junto a sus dos compañeras militantes, Leyla y Fidan en 2013.

Latife Selamet, con 16 años se convirtió en una luchadora por la libertad. Ella adoptó el sobre nombre de Zilan Pepule porque amaba a las amapolas. Originaria de Urmia en el este de Kurdistán, se unió a las filas de la revolución por la libertad. Su determinación tuvo una resonancia no solo en el seno de su familia y su ciudad sino en la memoria de las mujeres. Fue asesinada por el régimen iraní en el 2006 y su cuerpo fue arrastrado por las calles de Merivan.

Hevrin Khalaf: Ella sabía a través de su propia experiencia que las mujeres de Rojava buscaban transformar la revolución que todo el mundo conoce como la revolución de las mujeres, en una revolución social. Fue cofundadora del Partido por el futuro de Siria y fue torturada, asesinada y mutilada por los mercenarios a sueldo del estado turco el 2019.

Anna Campbell: pasó su adolescencia y juventud defendiendo a las personas marginadas y sin privilegios, participó en marchas antifascistas. Era amante de la naturaleza y participó en sabotajes contra la caza. En el 2017 se trasladó a Rojava porque estaba comprometida con el empoderamiento de las mujeres en un lugar donde existía plena representación de identidades étnicas. El 15 de marzo de 2018 Anna cayó combatiendo junto a las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) contra las fuerzas de invasión turcas.

Ellas representan hoy y aquí a todas las mujeres del mundo, cuya resistencia y lucha brilla como las estrellas del firmamento. Encenderemos hoy por ellas el fuego del Newroz.

Por Kurdistanekin Elkartasun Ekimena.

Bihar, martxoaren 21ean, Kurdistanen eta Ekialde Hurbilean milioika lagunek udaberriko ekinozioaren hasierarekin ospatuko dute urte berria. Newroz, zalantzarik gabe, dena berritzen den eguna da, eta sua da urteko garbiketaren eta berpizkundearen elementu sinbolikoa, argiaren garaipena iluntasunaren gainean, askatasunaren garaipena tiraniaren gainean iragartzen duena.

Newrozen ospakizunak zoroastrismoan du jatorria, eta gaur egunera arte Kawa izeneko errementari baten mitoarekin batera iritsi zen, Zohak tiranoaren bizitzarekin nola amaitu zen eta errementari hau bere herria tirania horren aurka matxinatzeko gai izan zela azalduz.

Gaur, urtero bezala, Newrozeko sua piztu eta historiaren berri emateko elkartu gara, oraingoan mitoa eta elezaharra ez den istorioa, ezkutatu eta ezabatu den errealitatea baizik, emakumeen historia eta erresistentzia. Urte berri honetan ez ditugu Kawa eta bere seme-alabak gogoratuko, baizik eta emakumeen oroimena berreskuratuko dugu, gure gorputzetan eta gure borroketan idatzita daramaguna. Hitz egin dezagun orduan Ishar, Innana, Lilith, sorgin eta hauen alaben mitoaz.

Gaur su bat piztu nahi dugu, emakumeen erresistentziak inoiz baino biziago pizten duena. Patriarkatuak, estatu-nazioetan gorpuztuta, gure sua itzali nahi du, ohi ez duen indarrarekin. Behin eta berriz saiatzen da, gu isolatzen, bizitzaren esparru guztietan diskriminatzen, guretzako bakarrik ez diren lanerako eta zaintzarako espazioetan konfinatzen eta matxinatzen direnak hiltzen.

Gaur eta hemen ordezkatzen ditugun lau emakumeak, borrokakideak, lurralde desberdinetatik datoz. Kurdistangoak edo Europakoak izan, neskak bihotz bakar batez lotuta zeuden. Lau emakume aukeratzen ditugu, nolabait ere feminizidioaren biktima izan direnak ordezkatzen dituztenak, hemen, Ekialde Ertainean, Asian, Afrikan edo Abya Yalan. Guztiak dira emakumeak patriarkatuari eta kapitalismoari ematen ari zaien erresistentziaren adierazpen bizia. Emakume guztiek emakumearen askapenari eskaini zioten bizitza, gizartea askatzeko ezinbesteko urratsa, ez dezagun ahaztu, emakumeak ematen ari diren erresistentzia gizarte osoarena da, gizateria osoarena. Guztiek defendatu zituzten beren lurraldeak, jaiotzen ikusi zituztenak izan nahiz bihotzean iraultzak dituzten urruneko lurraldeak izan.

Lau emakume horiek Turkiako estatu faxistak edo haren jarraitzaileek hil zituzten. Emakume horiek fisikoki gure artean ez badaude, deuseztatze-plan baten biktima izan zirelako da, hala nola, beren bikotekideek eraildako milioika emakumeak, pobreziak hildakoak, lan-istripuek hildakoak eta mundu azpigaratzaileak bere atzaparrak jartzen dituen lurraldeetan gaixotasuna eragiten duten esplotazio-baldintzak. Gogoan ditugu Bangladesheko Rana plazako ehun-tailerretan hildako 1324 emakumeak!

Gure ardura da emakumeen erresistentziaren sugar biziari eustea. Ezin dugu onartu feminizidioaren biktimak biktimismoz gogoratzea, ahultasunaren eta zaurgarritasunaren espaziora kondenatzea litzatekeelako. Estatu-nazioan gorpuztutako patriarkatuak eraso egiten die emakumeei, oso ondo baitaki aurre egiteko prest gaudela, beldurra digula eta, horregatik, mendeak daramatzala gu etxekotzen saiatzen, eta lortzen ez duenean, gu suntsitzen saiatzen da.

Sakine Cansiz: gaur ez dugu azpimarratuko PKKren barruan izan duen zeregina, baizik eta haren argia gogoratuko dugu, sua piztu zuelako gizartearen barruan bertan, eta bere kideekin batera gaur egungo Kurdistango Emakume Libreen Mugimenduak sortu zuen. Turkiak hil zuen Parisen, bere bi kide militanteekin batera, Leyla eta Fidan, 2013an.

Latife Selamet, 16 urterekin, askatasunaren aldeko borrokalari bihurtu zen. Berak hartu zuen Zilan Pepuleren izena, tximeletak maite zituelako. Kurdistango ekialdeko Urmian jaioa, askatasunaren aldeko iraultzaren lerroetara batu zen. Bere kemenak oihartzun handia izan zuen, ez bakarrik bere familia eta hirian, baita emakumeen oroimenean ere. Irango erregimenak hil zuen 2006an eta bere gorpua Merivango kaleetatik arrastaka eraman zuten.

Hevrin Khalaf: berak bere esperientziaren bidez bazekien Rojavako emakumeek iraultza sozial bihurtu nahi zutela, mundu guztiak emakumeen iraultza bezala ezagutzen duen iraultza. Siriaren etorkizunaren aldeko Alderdiaren sortzailea izan zen, eta turkiar estatuaren soldatapeko mertzenarioek torturatu, hil eta mutilatu zuten 2019an.

Anna Campbell: nerabezaroa eta gaztaroa baztertutako eta pribilegiorik gabeko pertsonak defendatzen igaro zituen, martxa antifaxistetan parte hartu zuen. Naturaren maitalea zen eta ehizaren aurkako sabotajeetan parte hartu zuen. 2017an, Rojavara joan zen, emakumeen ahalduntzearekin konprometituta zegoelako, identitate etnikoen ordezkaritza osoa zegoen leku batera. 2018ko martxoaren 15ean, Anna erori egin zen, YPJ Emakumeen Babeserako Unitateekin batera Turkiako inbasio-indarren aurka borrokatuz.

Haiek irudikatzen dituzte gaur eta hemen munduko emakume guztiak, eta hauen erresistentzia eta borroka zeruko izarrak bezala dir-dir egiten dute. Gaur beraien alde piztuko dugu Newrozeko sua.

Newroz Piroz Be! Jin Jiyan Azadi!!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín