Reportajes

/, Iberdrola, Luz/El oligopolio eléctrico obtiene beneficios récord y se ríe en nuestra cara

El oligopolio eléctrico obtiene beneficios récord y se ríe en nuestra cara

Ante la vergonzosa subida del precio de la luz en estos últimos meses, cientos de personas han marchado en Bilbao hasta la Torre Iberdrola, convocadas por “Sakeoari ez! Derecho a la Energía” para señalar a los culpables.

2022-03-26T19:05:42+00:0026 marzo 2022|Bilbao, Iberdrola, Luz|Comentarios desactivados en El oligopolio eléctrico obtiene beneficios récord y se ríe en nuestra cara

Después de casi un año haciendo frente cada mes a fuertes subidas en el precio de la luz, las noticias de un nuevo récord y máximos históricos se han vuelto casi costumbre, y si miramos atrás podemos ver que actualmente estamos pagando el doble que hace un año. Fruto de ello cada vez se nos hace más difícil llegar a fin de mes.

Junto a la subida de la luz hemos sufrido la subida de otros productos básicos, como el petróleo y el gas, así como la vivienda, que también ha alcanzado record históricos.

El coste de la vida aumenta en todos los sentidos para la clase trabajadora y en relación a la electricidad es significativo que una de cada diez familias no puede pagar ya las facturas de la luz. La pobreza energética a la que nos condena este sistema es un hecho.

Estas subidas contribuyen además a que las desigualdades se multipliquen, golpeando especialmente a algunos sectores de la sociedad como son: las personas jóvenes, las mujeres, las personas con diversidad funcional, las personas racializadas y las personas migradas, especialmente aquellas que están en situación irregular.

Es que es necesario situar estas subidas de la luz en el marco de un sistema capitalista que se alimenta y enriquece con el empobrecimiento y la precarización de las clases más bajas, siendo esta brecha cada vez mayor, pasando por encima de los límites del planeta y por supuesto de las necesidades de las personas.

Muchas veces desde los poderes económicos y políticos se presenta la subida del precio de la luz como si fuera un fenómeno meteorológico, ajeno a la voluntad humana. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad.

Aunque hay factores coyunturales que alientan la subida de la luz, el problema de fondo es un diseño del sistema eléctrico a medida de las grandes compañías eléctricas. De hecho, estamos viendo como la subida del precio del gas aumenta los beneficios de las eléctricas, evidenciando lo perverso del diseño de este sistema.

Mientras el oligopolio eléctrico obtiene beneficios record, cientos de miles de personas tienen que decidir entre hacer la compra o encender la luz.

Es urgente y necesario poner en marcha medidas de emergencia que acaben con este saqueo:

Por un lado hay que cambiar la forma de fijación de precios, poniendo en marcha medidas concretas para evitar que las eléctricas fijen precio a su antojo.

Así mismo hay que realizar una auditoría que analice los costes reales de producción eléctrica e investigue las irregularidades ocurridas estos últimos meses.

Por otro lado los beneficios de las eléctricas deben limitarse y redistribuirse en la sociedad especialmente haciendo que la electricidad y el acceso a la energía esté garantizados para todas las personas.

Por último hay que garantizar que no se corte la luz a ninguna persona, así como la condonación de la deuda acumulada por las personas que no han podido pagar la factura de la luz.

Más allá de estas medidas de urgencia, queremos reclamar también la urgencia de un  cambio profundo del modelo energético.

Es necesario que el sector eléctrico deje de estar en manos privadas, y por lo tanto avancemos hacia un modelo público-comunitario. Asimismo, es fundamental que la energía deje de ser una mercancía, en manos de los vaivenes del mercado, y pase a garantizarse como un derecho.

Todo ello de la mano de una ya urgente transición ecológica hacia un modelo más justo social y ambientalmente que acabar nuestra dependencia hacia los combustibles fósiles y poner en marcha una transición ecológica justa.

Porque mientras nuestras necesidades básicas estén gobernadas por el capital, sólo la movilización popular puede evitar el saqueo.

Por ello es fundamental seguir organizándonos, la movilización de hoy, por desgracia, no será la última, y tendremos que seguir saliendo a la calle.

¡Hasta que la electricidad sea un derecho para todo el mundo!

Sakeoari ez!

¡Derecho a la energía!

Azken urtean zehar hilabetetik hilabetera izandako argindarraren prezioaren igoeraren eraginez, dagoeneko ohitu gara gehiengo historikoen errekorren inguruko albisteak etengabe entzuten, eta atzera begiratzen badugu gaur duela urte bete ordaintzen genuaren bikoitza ordaintzen ari gara gaur. Ondorioz geroz eta zailagoa da hile bukaerara iristea.

Argindarraren igoerarekin batera bestelako zerbitzu eta produktuen igoerak ere etorri dira, besteak beste, gasa edota petrolioa ere izugarri igo dira azken hilabeteetan eta etxebizitzaren prezioak ere maila historikoak gainditu ditu.

Bizitzaren prezioak gora egiten du zentzu guztietan langile klasearentzat eta argindarrari dagokionez aipatzekoa da hamar familiatik batek ez daukala fakturak ordaintzeko aukerarik. Sistema honek obrezia energetikora kondenatzen gaitu, zalantzarik ez dago.

Prezioen igoerak aldez aurretik zeuden desorekak biderkatzea eragin du, eta modu larriagoan eragiten die honek jendarteko sektore batzuei, besteen artean: gazteei, emakumeei, aniztasun funtzionala daukaten pertsonei, pertsona migratuei eta bereziki egoera irregularrean dauden pertsonei.

Beharrezkoa da argindarraren prezioaren igoera langile klasearen pobretzean eta prekarizazioan indartzen den sistema kapitalistaren baitan ulertzea, pobre eta aberatsen arteko arrakala geroz eta nabariagoa bilakatzen delarik. Sistema honek planetaren mugei muzin egiten die, eta baita pertsonen beharrei ere.

Argindarraren prezioaren igoera eguraldiaren fenomenoa izango balitz bezala aurkezten digute interes politiko eta ekonomikoek, gizakion borondatetik kanpo gertatzen den fenomenoa bat izango balitz bezala; aldiz, errealitatea hortik oso urrun gelditzen da.

Prezioaren igoera baldintzatzen duten faktore koiunturalak dauden arren, enpresa elektrio erraldoien aberastasunaren mesederako sortutako sistema da sakoneko arazoa. Izan ere, garbi ikusi dugu nola gasaren igoerak besteak beste, elektriken irabaziak igotzea eragiten du, sistema honen maltzurkeria agerian utziz.

Oligopolio elektrikoak aberastasunak pilatzen dituen bitartean, milaka pertsonek jateko erosketa egin eta argia piztu erabaki behar dute, eta hau onartezina da.

Premiazkoa eta beharrezkoa da arpilatze hori amaituko duten larrialdi-neurriak abiaraztea:

Beharrezkoa da argindarraren prezioa ezartzeko sistema aldatzea, neurri zehatzak jarri behar dira elektrikek beraien nahi duten gisa prezioak ezartzeari utz diezaioten.

Era berean, auditoria bat egin behar da elektrizitatearen ekoizpenaren benetako kostuak aztertzeko eta azken hilabeteetan gertatutako irregulartasunak ikertzeko.

Aldi berean, elektriken aberastasunak mugatu eta birbanatzeko neurriak ezarri behar dira.

Elektriken irabaziak mugatu behar dira eta jendartean bana, bereziki elektrizitatea eta energiarako sarbidea pertsona guztientzako bermatua izan dadin.

Ezin dugu inor argindarrik gabe utzi, eta beraz mozketak eten behar dira, fakturak ordaindu ezinagatik pilatutako zorrak kondonatuz.

Urgentziazko neurri hauetatik haratago, aldarrikatu nahi dugu ezinbestekoa dela eredu energetikoaren aldaketa sakon bat egitea.

Behar-beharrezkoa da sakonetik egungo sistema aldatzeko neurriak hartzea, horretarako ezinbestekoa da sektore elektrikoa esku pribatutatik eredu publiko-komunitario baterantz igarotzea.

Beharrezkoa da sektore elektrikoa esku pribatutan egoteari uztea, eta eredu publiko komunikatario baterantz urratsak ematea. Aldi berean, energia ezin da gehiago merkantzia gisa erabilia izan, merkatuaren joan etorrien mesedetara dagoen zerbait, eta beharrezkoa da eskubide gisa bermatzea.

Bien artean eredu justu eta jasangarriago baterantz transizioa egin behar dugu, erregai fosilekiko daukagun menpekotasunari amaiera emanez.

Gure oinarrizko beharrak kapitalaren eskuetan dauden bitartean soilik mobilizazioaren bitartez aldatu ahal izango ditugu gauzak eta sakeoa ekidin.

Horregatik ezinbestekoa da elkarrekin antolatzen jarraitzea, gaurko mobilizazioa zoritxarrez ez da azkena izango eta kalera ateratzen jarraitu beharko dugu.

Argindarra guztiontzako eskubidea izan arte!

Suscríbete a nuestro Boletín