Reportajes

/, Cambio Climático, Medio Ambiente/Fridays for Future-Bilbao se sumó a las movilizaciones mundiales para combatir el cambio climático

Fridays for Future-Bilbao se sumó a las movilizaciones mundiales para combatir el cambio climático

Bajo el lema #VidaContraCapital la organización juvenil denuncia que las naciones ricas son responsables del 92% de las emisiones globales. El 1% más rico del mundo contamina el doble que el 50% más pobre.

2022-03-25T18:53:23+00:0025 marzo 2022|Bilbao, Cambio Climático, Medio Ambiente|Comentarios desactivados en Fridays for Future-Bilbao se sumó a las movilizaciones mundiales para combatir el cambio climático

Por Fridays for Future-Bilbao

Estamos aquí reivindicando una vez más justicia por nuestro planeta. La lucha de hoy lleva el título “vida contra el capital”. Vivimos en un sistema en el que las naciones ricas son responsables del 92% de las emisiones globales. El 1% más rico del mundo contamina el doble que el 50% más pobre. La situación climática a la que hemos llegado es fruto de una larga historia de explotación y opresión. La lucha climática es una lucha por la igualdad, ya que, con la excusa del desarrollo, los que tienen el poder han saqueado los recursos de este mundo -personas incluidas- durante años.

En una de las últimas manifestaciones mencionamos el reciente informe del IPCC, el cual analiza la situación del cambio climático. La segunda parte ha sido publicada hace poco y sus conclusiones son devastadoras. Mientras que el anterior señalaba el papel del ser humano en el cambio climático, este se centra en una palabra: irreversible. Las consecuencias de la crisis climática están sucediendo más rápido y a temperaturas más bajas de lo que se había pensado.

Las consecuencias no presentan nada nuevo: incendios, inundaciones, sequías, migración. Solo que de una manera mucho más extrema. Entre 3.3 y 3.6 billones de personas son altamente vulnerables al cambio climático. La crisis climática nos concierne a todes. No solo estamos destruyendo nuestro propio planeta y futuro, sino que las desigualdades sociales cada vez son mayores. Los gobiernos permanecen impasibles, la sociedad muda. El modelo en el que vivimos no es viable.

Aunque la situación sea complicada, todavía estamos a tiempo si actuamos ya. El cambio ha de ser radical e inminente, pero está en nuestras manos frenar esto. Todos podemos contribuir. Reducir el consumo de carne, evitar los plásticos de un solo uso, utilizar transporte público: son solo algunos de los ejemplos más sencillos que debemos implementar en nuestro día a día. Luchamos hoy por una sociedad más justa. Por un planeta que creemos salvable. Nosotres no estamos dispuestes a dejar de lado a nadie. Ni a renunciar a nuestra lucha. ¡Queremos justicia climática y la queremos ahora!

Beste behin ere, gure planetaren alde justizia aldarrikatzen ari gara. Gaurko borrokak «bizitza kapitalaren aurka» izenburua darama. Sistema honetan, nazio aberatsak emisio globalen

%92ren erantzule dira. Munduko %1 aberatsenak %50 pobreenak baino bi aldiz gehiago kutsatzen du. Iritsi garen klima-egoera ustiapen- eta zapalkuntza-historia luze baten emaitza da. Klimaren borroka berdintasunaren aldeko borroka da; izan ere, garapenaren aitzakian, boterea dutenek mundu honetako baliabideak – Pertsonak barne – Arpilatu dituzte urteetan.

Azken adierazpenetako batean, IPCCren txosten berria aipatu dugu, klima-aldaketaren egoera aztertzen duena. Bigarren zatia duela gutxi argitaratu da eta ondorioak suntsitzaileak dira. Aurrekoak gizakiak klima-aldaketan duen zeregina adierazten zuen bitartean, azken horrek hitz batean jartzen du arreta: itzulezina. Krisi klimatikoaren ondorioak uste baino azkarrago eta tenperatura baxuagoetan gertatzen ari dira.

Ondorioak ez dira berriak: suteak, uholdeak, lehorteak, migrazioa. Baina askoz ere modu muturrekoagoan. 3.3 eta 3.6 bilioi pertsona artean oso kalteberak dira klima-aldaketarekiko. Krisi klimatikoa guztioi dagokigu. Gure planeta eta etorkizuna suntsitzeaz gain, desberdintasun sozialak gero eta handiagoak dira. Gobernuak geldirik daude, gizartea mutu. Bizi garen eredua ez da bideragarria.

Egoera konplikatua bada ere, oraindik garaiz gaude jada jarduten badugu. Aldaketak erradikala eta berehalakoa izan behar du, baina gure esku dago hori geldiaraztea. Denok lagundu dezakegu. Haragiaren kontsumoa murriztea, erabilera bakarreko plastikoak saihestea, garraio publikoa erabiltzea: gure egunerokotasunean inplementatu behar ditugun adibide errazenetako batzuk baino ez dira. Gizarte justuago baten alde borrokatzen ari gara gaur. Gure ustez salba daitekeen planeta batengatik. Gu ez gaude inor alde batera uzteko prest. Ezta gure borrokari uko egitea ere. Justizia klimatikoa nahi dugu eta orain nahi dugu!

Suscríbete a nuestro Boletín