Reportajes

/, Racismo, San Adrián/Con la Policía enfrente, vecinos llaman “criminales” a la asociación Midji-Raíces mientras denunciaban racismo

Con la Policía enfrente, vecinos llaman “criminales” a la asociación Midji-Raíces mientras denunciaban racismo

“Os volvería a cerrar la asociación por negros, sinvergüenzas, negros”. “No hables por teléfono aquí negro cabrón”. SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria denuncia actuaciones racistas por parte de una vecina y posteriores actuaciones policiales abusivas en el barrio de San Adrián (Bilbao).

2021-03-10T20:21:04+00:0010 marzo 2021|Bilbao, Racismo, San Adrián|Comentarios desactivados en Con la Policía enfrente, vecinos llaman “criminales” a la asociación Midji-Raíces mientras denunciaban racismo

Integrantes de Midji-Raíces denunciaron en la oficina de SOS Racismo Bizkaia, el racismo ejercido por parte de una vecina del barrio de San Adrián, que reside en la lonja contigua a la asociación de Guinea Ecuatorial, quien, aseguran, les insulta, hostiga, acosa, y llama constantemente a la Policía Municipal”.

Miembros de la asociación relatan que, desde que hace unas semanas establecieron en la calle Goiko Torre la sede de su asociación, la vecina no cesa en insultos hacia ellos: “os volvería a cerrar la asociación por negros, sinvergüenzas, negros”. Otra de las personas de la asociación relata que, encontrándose hablando por teléfono, la señora le dijo: no hables por teléfono aquí negro cabrón”.

Comentan que cuando esta mujer ve a gente de su asociación entrar en el local (gente negra), llama a la Policía y les insulta: “que sepáis que no váis a estar abiertos aquí negros, a ver cuántos estáis dentro”. Llama a la Policía y se inventa que están abiertos hasta las 23:00 de la noche, les dice que están montando fiestas. Cosas que afirman desde Midji-Raíces, no están sucediendo.

Relatan que el pasado domingo 28 de febrero, la vecina llegó a llamar en tres ocasiones a la Policía Municipal. Las dos primeras ocasiones, al ver que estaba todo en orden, la Policía se fue y no pasó nada. Sin embargo, denuncian que la tercera patrulla que llegó entró en el local de forma “muy violenta,  dando una patada a la puerta”. Explican que multaron a todas las personas que estaban allí, quienes se encontraban trabajando en un programa que realizan en la asociación. Además en las propuestas de sanción que se les hicieron a todas las allí presentes, la Policía Municipal indica que se estaban realizando actividades de un “txoko”, aunque en aquel momento estas personas estaban trabajando en la emisión de un programa.

Desde SOS Racismo Bizkaia denuncian:

  • Las actitudes y conductas racistas suceden muy a menudo en muchos vecindarios, hacia vecinas y vecinos migrantes y racializadas. Las personas sufren, muchas veces sin ningún tipo de respaldo, estas conductas de acoso y violencia racista, en sus propios barrios, en sus propias comunidades de vecinos. En las ocasiones que conocemos, que las víctimas han ido a un Juzgado, la justicia no ha respondido. Los insultos están despenalizados, y las amenazas son delitos leves. En los casos que desde la oficina de SOS Racismo Bizkaia hemos acompañado en la vía judicial, nunca se ha tenido en cuenta  el racismo como fondo y motivación de las amenazas e insultos. Nunca se ha hablado del daño moral y psicológico que sufren las personas agredidas, quienes viven en el terror constante por otras personas que creen tener más derechos.
  • Queremos denunciar también que estas actuaciones racistas están siendo impunes, creándose una vez más ciudadanos de primera y de segunda, ciudadanas con derechos y ciudadanas sin ellos.
  • Denunciar el abuso policial que se está ejerciendo hacia determinados colectivos, en concreto hacia personas racializadas. Nos gustaría pedir a las diferentes policías, en concreto a la Policía Municipal quien interviene en este caso, sensibilidad y acciones al respecto en los casos en los que se produce racismo en los vecindarios, acoso y hostigamiento hacia personas concretas y/o colectivos determinados. Este tipo de actuaciones en las que una vecina o vecino llama una y otra vez a la policía para acusar a personas, falsamente, cada vez que se le antoje, acompañado además de insultos racistas y acusaciones falsas, no debería estar legitimado y avalado por las policías. ¿Quién protege entonces a las víctimas?
  • Queremos mostrar total solidaridad con las personas víctimas de racismo en sus propias casas, en sus vecindarios y barrios, no estáis solas.

Bizkaiko SOS Arrazakeria elkartetik, Bilboko San Adrian auzoko andrazko bizilagun batek Midji-Raíces elkarte soziokulturaleko kideekin izandako jokabide arrazistaren eta, ondoren, udaltzainek talde horren kontra edukitako abusuzko polizia-jardunaren berri eman nahi diegu prentsari zein iritzi publikoari.

Midji-Raíces Elkartearen kideek Bizkaiko SOS Arrazakeriaren bulegoan salatu dutenaren arabera, aldameneko lonjan bizi den San Adrian auzoko andre batek jokabide arrazista izan du beraiekin; izan ere, bizilagun horrek iraintzen, zirikatzen eta jazartzen ditu, Udaltzaingoari behin eta berriz deitzeaz gain.

Elkarteko kideek azaldu dutenez, duela aste batzuk Goiko Torre kalean haien elkartearen egoitza ezarri zutenetik, etenbakoak izan dira auzokide horrek haien kontrako luzatzen dituen irainak, esate baterako: “elkartea berriro itxiko nizueke beltzak, ganorabakoak eta beltzak zaretelako“. Elkarteko beste kide batek azaldu duenez, telefonoz berbetan zebilen behin batean, andreak honako hau esan zion: “Ez egin berba telefonoz hemen, beltz alu hori“.

Esan dutenez, andre horrek haien elkarteko jendea (jende beltza) lokalean sartzen ikusten duenean, Poliziari deitu eta honako berbekin iraintzen die: “Jakin ezazu, beltzok, lokala ez duzuela luzaroan zabalik izango, batek daki ea zenbat egongo zareten hor barruan“. Poliziari deitu eta gaueko 23:00ak arte lokala irekita dutela esaten ohi die, gezurretan. Midji-Raíces elkartekoek diotenez, andre horrek leporatzen dien ezer ez da gertatu.

Otsailaren 28an, igandean, hiru bider deitu zion Udaltzaingoari. Lehenengo bietan, dena ondo zegoela ikusita, udaltzainek alde egin zuten eta ez zen beste ezer jazo. Hala ere, hirugarren patruila oso modu bortitzean sartu zen lokalean, atea ostikatuta. Isuna jarri zieten bertan zeuden guztiei, izan ere, lagun horiek elkartean egiten duten saio batean lanean zebiltzan. Gainera, bertaratutako guztiei zigortuak izateko luzatu zizkieten proposamenetan Udaltzaingoak adierazitakoaren arabera, “txoko” bateko jarduera burutzen zebiltzan, nahiz eta herritar horiek une hartan irrati-saio baten emisioan lanean ibili.

Bizkaiko SOS Arrazakeriatik honako hau salatu gura dugu.

  • Auzoetan ugariak dira etorkinak diren edo arrazari dagokionez bestelako ezaugarriak dituzten bizilagunen aurkako jarrera eta jokabide arrazistak. Herritar horiek, askotan, ezelango babes barik, jazarpen eta indarkeria arrazistari lotuta dauden horrelako jokabideak jasaten dituzte, beraiek bizi diren auzoetan bertan, auzokoen artean. Biktimek epaitegi batera jo dutela dakigun aldietan, Justizia-administrazioak ez du erantzun. Irainek ez dute zigorrik eta mehatxuak delitu arinak dira. Bizkaiko SOS Arrazakeriaren bulegotik bide judizialean lagundu dugun kasuetan, inoiz ez da kontuan hartu arrazakeria mehatxu eta irainen funts eta iturri lez. Inoiz ez da berba egin erasoak sufritu dituztenek jasandako kalte moral eta psikologikoaz, izan ere, eskubide gehiago dituztela uste duten beste herritar horien etenbako izupean bizitzera behartuta daude.
  • Era berean, jokabide arrazistari lotutako ekintza horiek zigorrik ez dutela salatu nahi dugu. Hala, beste behin ere, lehenengo eta bigarren mailako herritarrak sortzen dira, eskubideen jabe diren herritarrak eta ez dituztenak bereiztuta.
  • Zenbait kolektiboren kontra, zehatz-mehatz, bestelako arraza-ezaugarriak dituztenen aurka poliziak burututako abusuzko jarduna ere salatu behar dugu. Polizia-erakundeei eta, kasu honetan esku hartu duen Bilboko Udaltzaingoari arduraz jokatzea eta ekintzak garatzea eskatu nahi diegu auzoetan arrazakeriari lotutako arazoetan edo/eta talde jakin batzuen kontrako jazarpena zein erasoak ematen direnean. Poliziak ez lituzke babestu eta zilegiztatu behar horrelako jokabideak: auzokide bat behin eta berriz poliziari deika ibiltzea, hala nahi duen bakoitzean beste auzoko horiei egin ez dutena leporatzeko, irain arrazistekin eta gezurrezko akusazioekin batera. Biktima horiek nork babestuko ditu?
  • Erabateko elkartasuna adierazi nahi diegu arrazakeriaren biktima direnei beren etxean edo auzoan. Jakin ezazu bakarrik ez zaudetela.

ASKI DA ARRAZAKERIAREKIN ARRAZAKERIARIK EZ GURE AUZOETAN!

Suscríbete a nuestro Boletín