Reportajes

//Una marcha pone rostro a las más de 200 personas sin hogar que sobreviven en Bilbao

Una marcha pone rostro a las más de 200 personas sin hogar que sobreviven en Bilbao

En Euskadi 435 personas se encontraron en situación de calle en 2018.

2019-10-24T12:43:21+00:0024 octubre 2019|Bilbao|Comentarios desactivados en Una marcha pone rostro a las más de 200 personas sin hogar que sobreviven en Bilbao

Se calcula que en Euskadi son unas 2.000 personas las que se encuentran en situación de sin hogar. Según el recuento realizado en 2018, en Euskadi 435 personas se encuentran en situación de calle (solo en Bilbao fueron localizadas 211 personas). Además, según el EUSTAT, la media de personas alojadas diariamente en la red de centros para personas sin hogar de la CAPV creció un 25,6% en 2018 respecto a 2016.

Para poner cara a esta situación y reivindicar que ninguna persona debe vivir sin hogar, la Plataforma BesteBi y Cáritas-Bizkaia han realizado una marcha de personas sin hogar en Bilbao bajo el lema “PONLE CARA ¿Y tú, qué dices? di basta. NADIE SIN HOGAR” con el objetivo de recordar, exigir y pedir tanto a la ciudadanía, los agentes sociales, medios de comunicación y administración pública que se superen los prejuicios, que se sigan impulsando espacios de trabajo en red, que se informe de manera sensible y no estereotipada, y que se desarrollen políticas públicas de prevención del sinhogarismo REALES.

COMUNICADO

El próximo 27 de octubre celebraremos la Jornada que trata de visibilizarnos a las personas sin hogar. No tener hogar es más que no tener una casa… se trata de un cúmulo de aspectos que engloban un espacio físico, pero también otras dimensiones que son fundamentales para nuestro bienestar y el de todo ser humano (relaciones, sentido vital, acceso a derechos…). Las diferentes organizaciones en las que participamos nosotras y nosotros, llevamos ya 27 años celebrando esta jornada que trata de sensibilizar sobre esta realidad y abrir caminos que nos ayuden a afrontarla. Sin embargo, y a pesar de los logros innegables conseguidos, nos da la impresión de que se asemeja a una tormenta de verano que, una vez pasada, nos sumerge de nuevo en la invisibilidad en la que habitualmente vivimos.

El lema de este año nos invita a ponernos cara… Sabemos la importancia que tienen los rostros concretos a la hora de sintonizar con los problemas.

Pero detrás de estos datos fríos y anónimos siempre estamos personas concretas, personas que sufrimos y lloramos, personas que amamos y perdonamos, personas que, en definitiva, queremos ser felices. Seamos capaces de superar nuestros miedos, estereotipos y prejuicios y acercarnos. Podréis observar que representamos una realidad tan plural, en la que podéis descubrir, como en todo ser humano, hombres y mujeres que estamos llenos de miserias, de riquezas y de posibilidades. Poner cara y rostro es el primer paso para contribuir a una sociedad más inclusiva que no deje en los márgenes a ningún ser humano que siempre es su auténtico valor.

Nos parece importante que, de cara a afrontar el problema social que tenemos delante, junto a la cercanía, debemos comenzar por:

LA PREVENCIÓN de las situaciones que llevan al sinhogarismo. Son muchísimos los aspectos que intervienen para que una persona acabe en situación de sinhogarismo, cada persona tiene su propia historia y su propio proceso. Sin embargo, hay algunos aspectos que coinciden en los procesos de la mayoría de nosotras y nosotros:

* la ausencia de acceso al derecho a una vivienda;
* la falta de recursos económicos y de ayudas sociales;
* la falta de un trabajo digno;
* las circunstancias personales (enfermedad, adicciones, relaciones familiares, hábitos…).

Tenemos que afrontar el reto de trabajar juntas en la prevención del problema. NOS PREOCUPA:

– este tipo de sociedad que estamos construyendo donde las relaciones se están debilitando y donde los lazos personales se rompen o se mueven desde claves utilitaristas o economicistas.
– la realidad del trabajo que impide, en muchas ocasiones, una vida digna que posibilite salir de la exclusión y de la pobreza.

Por ello, con el objetivo de prevenir y de decir ¡basta! a la situación que viven tantas personas sin hogar, PEDIMOS:

1. A la ciudadanía: RECORDAMOS que el sinhogarismo es siempre una vulneración de Derechos que tiene solución.
PEDIMOS que se superen prejuicios y miedos, aproximarnos con respeto y delicadeza a estas personas: solo cuando descubrimos en ellas caras y rostros concretos, se nos permitirá afrontar el problema que tiene solución desde la clave de la relación y de la humanidad. Lo que nos humaniza es la relación.

2. A las entidades sociales: HAY QUE SEGUIR IMPULSANDO espacios de coordinación y trabajo en red, de cara a avanzar en respuestas adecuadas y eficaces a situaciones de prevención del sinhogarismo.

3. A los medios de comunicación: PEDIMOS una información sensible y no estereotipada de la realidad de las personas en situación de sin hogar, donde se incorpore el discurso y narrativa de las propias personas afectadas por el sinhogarismo.

4. A las administraciones públicas: RECLAMAMOS:
– El desarrollo de unas políticas públicas de prevención del sinhogarismo REALES, que se anticipen a la pérdida del hogar y que garanticen el acceso a los recursos adecuados
– El impulso de medidas de acceso a una vivienda, explorando diferentes fórmulas (viviendas públicas, alquiler social…)
– La garantía de todos los Derechos Reconocidos en la Legislación de la CAPV:
* Derechos Universales a la Salud y la Educación
* Derechos subjetivos:
– A Rentas Mínimas (Garantía de Ingresos)
– A Servicios Sociales
– A la Inclusión (en dos modalidades: laboral y social)
– A la Vivienda

Suscríbete a nuestro Boletín