Reportajes

/, Coronavirus, Desahucios, Reportajes, Vivienda/Una familia con una menor a cargo a punto de ser desahuciada en Barakaldo

Una familia con una menor a cargo a punto de ser desahuciada en Barakaldo

Berri-Otxoak ha denunciado que el Ayuntamiento de Barakaldo no conceda a la familia el 100% de la ayuda proveniente de las AES, alternativa habitacional y el "cheque comida" necesario para subsistir.

2020-11-30T13:46:00+00:0030 noviembre 2020|Barakaldo, Coronavirus, Desahucios, Reportajes, Vivienda|Comentarios desactivados en Una familia con una menor a cargo a punto de ser desahuciada en Barakaldo

Por: Laura Fontalba

La plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak se ha concentrado ante el Ayuntamiento de Barakaldo para denunciar la situación de vulnerabilidad que está sufriendo una familia barakaldesa con una menor de 9 años a cargo y en riesgo de desahucio.

Berri-Otxoak ha denunciado que se trata de una familia que, por culpa de empleos precarios, vive alquilada y hacinada en la habitación de un piso. Han informado de que la crisis potenciada por la pandemia ha dejado a ambos progenitores en paro, lo que les plantó ante grandes dificultades para pagar el alquiler y, desde hoy, ante la imposibilidad de pagarlo. Con esta situación, el matrimonio solicitó las Ayudas de Emergencia Social al ayuntamiento, que, tras analizar el caso, solo les facilitó un 20% de reducción de la cuantía, en lugar de cumplir su derecho a recibir el 100%. Asimismo, la plataforma ha denunciado que el ayuntamiento tampoco les renovó el “cheque comida” que han estado empleando para sustentarse. En su lugar, les derivaron a entidades benéficas, pero la gran demanda de estas imposibilitó seguir cubriendo sus necesidades alimentarias.

Mientras tanto, la menor de la familia solo tiene asegurado el comedor escolar, lo que denuncian de insuficiente para tener una “buena salud”. Puesto que la familia solo cuenta con un lote de comida cada dos semanas, también insuficiente, que les facilita el Banco de Alimentos. “Vernos en la calle traspasa el límite de nuestra fortaleza mental”, aseguró la pareja.

“En Euskadi, un 26,7% de los menores de 18 años, 92.177 niños, niñas y adolescentes, está en riesgo de pobreza o exclusión social, 7 puntos por encima de la tasa de pobreza de la población adulta”.

Comunicado de Berri-Otxoak

Desde Berri-Otxoak quieren poner el foco sobre la menor. Han acusado al ayuntamiento de “cómplices” si esta presenta futuros problemas cardiovasculares, cánceres o diabetes en su edad adulta, pues son consecuencia directa de la malnutrición que están permitiendo. Finalmente, han demandado un parque de viviendas municipales para realojar a las familias desahuciadas, cumpliendo el protocolo antidesahucios que obliga a ofertarles una alternativa habitacional, sobre todo si tienen menores a cargo.

Suscríbete a nuestro Boletín