Reportajes

/, Asesinato, Bilbao, George Floyd, Racismo, Violencia Policial/Recuerdan el primer aniversario del asesinato racista de George Floyd: Sin justicia no hay paz

Recuerdan el primer aniversario del asesinato racista de George Floyd: Sin justicia no hay paz

El domingo 6 de junio de 2020, Derek Chauvin, un supremacista blanco perteneciente al cuerpo de policía de Minneapolis, acababa con la vida de Floyd asfixiándolo tras aplastar su cuello con la rodilla.

Hace poco más de un año desde que ciudades como Madrid, Bilbao, Vitoria, Barcelona, Murcia, Málaga, Zaragoza, Mallorca, Islas Canarias, Tarragona, Valencia, Córdoba y Rota (Cádiz) y más del Estado Español, salieron a las calles para denunciar este asesinato racista.

Un año después, la Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente España (CNAAE) en Euskadi, realizó ante el Palacio de Justicia de Bilbao, un acto en memoria de George Floyd, las vidas negras y contra el racismo. Allí leyeron el siguiente comunicado:

Muchas de nosotras, personas de la comunidad negra, africana y afrodescendiente en España, procedentes de todas partes de África y toda su diáspora mundial, personas del pueblo gitano, de Abya Yala, asiáticas, y resto de personas aliadas antirracistas, sabemos que este asesinato no es una cuestión puntual, sino que responde a la violencia histórica y estructural a la que son sometidas las personas negras en Estados Unidos. Por otra parte, en el día de hoy queremos señalar lo siguiente: El racismo institucional y social anti- negro NO OCURRE SÓLO EN EE.UU. En diferentes partes del mundo, de manera diversa, vemos como el racismo institucional y social atenta contra las vidas negras, tanto de forma directa mediante la violencia física y verbal, como indirecta mediante modos de dominación económica, social, administrativa y jurídica.

En estos tiempos de pandemia hemos podido ver cómo la crisis sanitaria del COVID- 19 en el Estado Español, ha realzado más la pobreza estructural, explotación laboral y falta de oportunidades a las que somos sometidas. No sólo ha servido para justificar la violencia contra los cuerpos negros como lo hemos visto en otros territorios, sino que también esta crisis ha golpeado duramente a nuestras comunidades. Son nuestros cuerpos negros los que se encuentran en los puestos de trabajo más precarios, a los cuales muchos se les niega el acceso a la sanidad y también a los que se encierran en viviendas paupérrimas situadas en barrios insalubres.

Esta situación de las personas negras en muchas partes del Estado Español Y el mundo es una herencia directa del periodo de esclavización, secuestro y comercio de personas negras, del colonialismo y neocolonialismo. Nuestra denuncia va dirigida a todo un sistema que se construye desde la marginalización, explotación, criminalización y asesinato de nuestros cuerpos negros.

Nuestra ascendencia africana es considerada ‘’el problema’’ cuando el problema es la supremacía blanca occidental: Lógicas de dominación que tienen como ejes principales el eurocentrismo y el sistema capitalista impuestos a escala global.

Por todo esto, no podemos dejar de relacionar el asesinato racista de George Floyd con las muertes de nuestras hermanas y hermanos en el Mar Mediterráneo, con las más de 15 personas negras muertas en Tarajal (Ceuta), con las muertes de Samba Martine, de Lucrecia Pérez, de Mame Mbaye, con los asesinatos en Bilbao de la colombiana Yenny Sofía Rebollo el 25 de mayo y de la nigeriana Maureen Ada Otuya el 2 de junio del 2013, a manos del falso monje shaolin Juan Carlos Aguilar, con el senegalés Elhadji Ndiaye, asesinado por la policía el 25 de octubre de 2016 en Pamplona, con el encuentro del cuerpo de un hermano migrante eritreo en junto al rio Bidasoa, en el pase fronterizo, hecho del cual el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha confirmado una supuesta hipótesis de suicidio y no ha abierto ninguna investigación al respecto, con la brutalidad policial ejercida por la Ertzaintza durante la pandemia a un joven racializado con discapacidad mental y su madre migrante, mujer que posteriormente fue agredida con crueldad entre siete policías con el resto de vidas negras arrebatadas por el racismo institucional y social que hay en España. Este último hecho, ni la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia ni la concejal de Seguridad Amaia Arregi han aclarado, aún, teniendo conocimiento de que el País Vasco está a la cabeza en delitos vinculados a racismo y xenofobia (uno de cada cuatro delitos contra extranjeros en España es registrado en el País Vasco).

Asimismo, las lógicas y prácticas administrativas y jurídicas que nos inferiorizan y que son aplicadas hacia nuestros cuerpos por ser ‘’leídos’’ como no-occidentales, no-europeos, como ‘’no-blancos’’. Tal y como reflejan las detenciones por perfil ‘’étnico-racial’’ o diferentes situaciones que vivimos en torno a la “Ley de Extranjería” y muchas más cosas que nos afectan cotidianamente en la vida privada y pública.

Llevamos décadas denunciando el racismo institucional y social que vive la comunidad negra, africana y afrodescendiente en España. Lo hicimos en el año 2016 en el Informe de la Sociedad Civil Africana y Afrodescendiente sobre el racismo en España, que se remitió al Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial. También se hizo constar en el informe que el Grupo de Trabajo de Expertos para los afrodescendientes de la ONU elaboró en el 2018 sobre la situación de las personas negras, africanas y afrodescendientes de España.

En los periodos comprendidos entre el 2019 y 2021 hemos sufrido el agravamiento del racismo en España. Ejemplos como los informes ‘’Bajo Sospecha: Impacto de las prácticas policiales discriminatorias en España’’ y ‘’Crisis Sanitaria Covid 19 Racismo y xenofobia durante el Estado de Alarma en España’’ lo corroboran. El Equipo de Implementación del Decenio Afrodescendiente en España y el Rights International Spain (RIS) han constatado la continuidad de las prácticas discriminatorias y la falta de medidas institucionales para su cese en el Estado español tejido asociativo afro y muchos colectivos de militancia de base en las calles.

El racismo estructural en España está basado en relaciones de poder a nivel social, económico y político y se manifiesta de diferentes formas tales como:

1- La persecución policial hacia las personas que realizan la venta ambulante y otros modos de venta informal. Desde algunas de las administraciones se ha puesto más énfasis en perpetuar estas actuaciones y no en la búsqueda de soluciones de inserción laboral para estas personas.

2- El uso de las detenciones por perfil étnico. Tanto a personas vascas negras como a personas negras migrantes y ciudadanas de Euskal Herria/España.

Vivimos en un país donde pararnos “por la cara” (nunca mejor dicho) cuestionar nuestras identidades e imputarnos prejuicios por no ser “leídas” como personas blancas es legítimo.

La brutalidad policial ejercida hacia nuestros cuerpos. Todo esto ha sido demostrado recientemente en un informe de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales: Documento que demuestra que las autoridades nacionales de la Unión Europea suelen parar más a las personas con ascendencia inmigrante.

Las consecuencias de esto da a lugar a redadas por perfil étnico en los barrios más empobrecidos y precarizados de la ciudad de Bilbao, por ejemplo San Francisco y Otxarkoaga, barrio en el cual la militarización y las políticas de control social son parte de la cotidianeidad.

Sobre las 571 denuncias presentadas por racismo institucional, sólo 4 policías han sido condenados y en ningún caso se ha aplicado el agravante de delito de odio.

3- Instrumentalización política con el racismo estructura: Desde discursos de odio hasta directrices con tonos de condescendencia, control y tutelaje hacia el grupo social africano/afrodescendiente.

4- Interrupción de algunos trámites administrativos y jurídicos para personas migrantes. La paralización de este proceso ha supuesto un grave perjuicio para muchas personas migrantes africanas/afrodescendientes. Estas paralizaciones ponen en peligro procesos vitales y el esfuerzo de familias enteras, con el añadido de la amenaza de expulsión del país, mayor dificultad de acceder a una vivienda digna y a un trabajo estable.

5- Las prácticas de discriminación por parte de algunos empleadores, organizaciones y administraciones públicas hacia las personas africanas y afrodescendientes que son migrantes: En todo el territorio, especialmente hacia las trabajadoras del hogar y cuidados, los/las migrantes en las islas Canarias y las encarceladas en los CIES de todo el territorio.

6- La situación de vulnerabilidad de las/los menores migrantes africanas/os no tutelados en el territorio español. Tanto por los discursos/acciones de violencia y odio por parte de la sociedad y algunos partidos políticos, como las prácticas que vulneran sus derechos, consentidas por algunas administraciones en los centros de menores.

La misma agrupación de extrema derecha ha organizado mítines delante de centros de menores migrantes no acompañados, en varios lugares de España, para polarizar a la opinión pública en su contra.

7- La situación de vulnerabilidad de mujeres víctimas de explotación sexual. Puesto que la legislación vigente no garantiza la total protección si la persona se encuentra en situación administrativa irregular.

8- A nivel social y económico no se quiere reconocer la diversidad de la sociedad. Si no se invisibiliza, se inferioriza: Muchas instituciones y empresas públicas se abstienen de contratar a personas que no tengan nacionalidad española y/o son descartadas en procesos de selección de empleo.

9- En Euskal Herria se siguen defendiendo nombres de plazas, calles, estatuas y monumentos como símbolo de orgullo. Como el del esclavista Augustin Zulueta.

10- Respecto a la estatua de Cristóbal Colón no se ha hecho ninguna acción correctiva. Se sigue dignificando el colonialismo español y se inferioriza la memoria histórica de origen africano/afrodescendiente y los pueblos originarios de Abya Yala.

¿Qué más tenemos que hacer para ‘’demostrar’’ que el racismo es estructural y sistémico y que no son ‘’casos aislados?

La denuncia de estas situaciones de discriminación racial se amplía en las acciones políticas de movimientos sociales de base ejecutadas a lo largo del año. Así mismo también en la participación de la CNAAE en la #SemanaAntirracista en Marzo del 2021 organizada por el Ministerio de Igualdad. En dicho evento se presentó el primer estudio de aproximación sobre la población africana/afrodescendiente en España que abarca cuestiones vinculadas a la identidad y el racismo vinculadas a derechos y libertades en el Estado español.

Como se comprueba, la comunidad negra, africana y afrodescendiente de España, lleva años haciendo incidencia política para que nuestros derechos sean garantizados. Sin embargo, nos hemos encontrado con una clase política, que no se compromete con el antirracismo político: Si no ignoran nuestras demandas, las tergiversan y se pierden en el antirracismo ‘’moral’’ que no produce ningún cambio estructural.

Toda legislación, política pública o medida contra el racismo que se realice debe contar con la participación de las organizaciones negras, africanas y afrodescendientes. No vamos a permitir que se siga haciendo políticas públicas sobre nuestras vidas sin nosotras, nosotres y nosotros.

Hoy, aquí y ahora nos unimos para manifestar públicamente nuestro derecho a ser respetadas/respetades/respetados.

Las vidas negras importan y no pararemos hasta erradicar el racismo estructural de nuestras sociedades.

Verdad, justicia y reparación.

Sin justicia no hay paz.

Espainiako Komunitate Beltzaren, Afrikarraren eta Afroondorengoaren komunikatua (CNAAE)

2020eko ekainaren 6an, igandea, Madrilen, Bilbon, Gasteizen, Bartzelonan, Murtzian, Malagan, Zaragozan, Mallorcan, Kanariar Uharteetan, Tarragonan, Valentzian, Kordoban eta Rotan (Cadiz) eta Espainiako Estatuko beste hiri batzuetan, George Floyd gure anaiaren hilketa arrazista salatzeko kalera irten ginen, Minneapoliseko poliziaren parte zen, Derek Chauvin supremazista zuriaren esku.

Gutako askok, Espainiako komunitate beltzeko, afrikarreko eta afrikar ondorengoko pertsonek, Afrikako toki guztietatik eta munduko diaspora osotik etorritakoek, ijitoen herriko pertsonek, Abya Yalakoek, asiarrek eta arrazismoaren aurkako gainerako aliatuek, badakigu hilketa hori ez dela unean uneko kontua, baizik eta Estatu Batuetan pertsona beltzek jasaten duten indarkeria historiko eta estrukturalari erantzuten diola. Bestalde, gaur egun honako hau adierazi nahi dugu: Arrazakeria instituzional eta sozial anti-beltza, EZ DA SOILIK AEB-etan GERTATZEN. Munduko hainbat lekutan ikusten dugu nola arrazismo instituzional eta sozialak bizitza beltzen aurka egiten duen, bai indarkeria fisiko eta ahozkoaren bidez, bai zeharka, menderatze ekonomiko, sozial, administratibo eta juridikoaren bidez.

Pandemiaren garai hauetan, ikusi ahal izan dugu Espainiako Estatuko COVID- 19ren osasun-krisiak egiturazko pobrezia, lan-esplotazioa eta aukera-falta areagotu dituela. Beste lurralde batzuetan ikusi dugun bezala, gorputz beltzen aurkako indarkeria justifikatzeko ez ezik, krisi honek gure komunitateak gogor jo ditu. Gure gorputz beltzak dira lanpostu prekarioenetan daudenak, osasungintzarako sarbidea ukatzen dietenak, baita auzo osasungaitzetan dauden etxebizitza txiroenetan sartzen direnak ere.

Espainiako Estatuko eta munduko leku askotan ematen den egoera hau, pertsona beltzen esklabotza, bahiketa eta merkataritza-aldiaren, kolonialismoaren eta neokolonialismoaren oinordetza zuzena da. Gure salaketa, sistema oso bati zuzenduta dago. Gure gorputz beltzen marjinalizaziotik, esplotaziotik, kriminalizaziotik eta hilketatik eraikitzen den sistemari.

Gure jatorri afrikarra ‘arazoa’ kontsideratzen da, arazoa, mendebaldeko nagusitasun zuria denean: Ideia hau, eurozentrismoa eta sistema kapitalista ardatz nagusi dituzten menderatze-logiketatik eratortzen da.

Hori guztia dela eta, George Floyden hilketa arrazista, beste hainbat hilketekin lotu behar dugu. Mediterraneo itsasoan gure ahizpa eta anai-arreben heriotzekin. Tarajalen (Ceuta) hildako 15 pertsona beltz baino gehiagorekin. Samba Martine, Lucrecia Pérez, Mame Mbaye, Yenny Sofia Rebollo kolonbiarraren eta Maureen Ada Otuya nigeriarraren hilketekin 2013ko ekainaren 2an, Juan Carlos Aguilar shaolin monje faltsuaren esku. Elhadji Ndiaye senegaldarraren hilketarekin, 2016ko urriaren 25ean, Iruñeako poliziak erahil zuelarik. Bidasoa ibaiaren ondoan, mugako pasean, anai migrante eritrear baten gorpuaren topaketarekin, Eusko Jaurlaritzako Segurtasun Sailak suizidio hipotesi bat baieztatu du eta ez du inolako ikerketarik abiatu. Dibertsitate funtzionala zuen gazte bati eta honen amari, Ertzaintzak eragindako basakeria polizialarekin. Ondoren gainera, emakumea beste 7 poliziengatik erasotua izan zen. Espainiako arrazakeria instituzional eta sozialagatik indarrez lapurtutako bizitza beltzekin. Ez Segurtasuneko sailburu den Estefanía Beltrán de Herediak, ezta Segurtasuneko zinegotzi Amaia Arregik, ez dute gertakari hau argitu, nahiz eta jakin, Euskal Autonomia Erkidegoa, arrazakeria eta xenofobia delituetan buru dela (Estatu Espainolean, atzerritarren aurkako lau delitutik, bat Euskal Autonomia Erkidegoan erregistratzen da).

Era berean, gutxiagotzen gaituzten logika eta praktika administratibo eta juridikoak, gure gorputzei aplikatzen zaizkie, “ez-zuriak”, “ez mendebaldekoak” eta “ ez europarrak” izateagatik. “Etnia-arraza” profilaren araberako atxiloketek edo “atzerritartasun Legearen” inguruan bizi ditugun egoera desberdinek eta bizitza pribatuan eta publikoan egunero eragiten diguten gauza gehiagok islatzen duten moduan.

Hamarkadak daramatzagu Espainiako komunitate beltzeko, afrikarreko eta afrikar ondorengoko  komunitateak bizi duen arrazakeria instituzionala eta soziala salatzen. 2016an egin genuen, Espainiako arrazakeriari buruzko Afrikako eta Afrikako Jendarte Zibilaren Txostenean. Txosten hori Arraza-bereizkeria Desagerrarazteko Nazio Batuen Batzordeari igorri zitzaion. NBEko afrikar ondorengoentzako Adituen Lantaldeak 2018an Espainiako beltz, afrikar eta afrikar ondorengoen egoerari buruz egindako txostenean ere jaso zen.

2019tik 2021era bitartean, arrazakeria areagotu egin da Espainian. Horren adibide dira ” Bajo Sospecha: Impacto de las prácticas policial discriminatorias en España ‘eta’ Crisis Sanitaria Covid 19 Racismo y xenofobia durante el Estado de Alarma en España ‘txostenak. Afroondorengo Hamarkada Espainian inplementatzeko Taldeak eta Rights International Spain (RIS) erakundeak egiaztatu dute diskriminazio-praktikek aurrera jarraitzen dutela, eta ez dagoela neurri instituzionalik Espainiako Estatuan hura uzteko.

Espainiako egiturazko arrazakeria, maila sozial, ekonomiko eta politikoan dauden botere-harremanetan oinarritzen da, eta hainbat modutan agertzen da:

1- Salmenta ibiltaria eta beste salmenta informal batzuk egiten dituzten pertsonen aurkako polizia-jazarpena. Administrazio batzuek gehiago azpimarratu dute jazarpen horiek betikotzea, eta ez pertsona horientzat lan irtenbideak bilatzea.

2- Profil etnikoaren araberako atxiloketak erabiltzea. Bai pertsona beltz euskaldunen kontrakoak, bai pertsona beltz migranteen kontrakoak edota Euskal Herriko/Espainiako herritarren kontrakoak. Pertsona zuri gisa “irakurriak” ez izateagatik, identifikatuak izatea, gure nortasunak zalantzan jartzea eta aurreiritziak egoztea zilegi den herrialde baten bizi gara.

Gure gorpuei egindako basakeria poliziala. Hori guztia frogatu berri da Oinarrizko Eskubideen Europako Agentziaren txosten batean:

Dokumentu horrek, Europar Batasuneko agintari nazionalek, etorkin-jatorriko pertsonak gehiago geldiarazten dituztela erakusten du.
Horren ondorioz, profil etnikoaren araberako sarekadak egiten dira Bilboko auzo txirotu eta prekarizatuenetan, San Frantzisko eta Otxarkoaga auzoetan, esaterako. Auzo horretan, militarizazioa eta kontrol sozialeko politikak egunerokotasunaren parte dira.
Arrazakeria instituzionalagatik aurkeztutako 571 salaketetatik, soilik 4 polizia zigortu dituzte, eta inoiz ez da aplikatu gorroto-delituaren astungarria.

3- Egiturazko arrazakeriarekin instrumentalizazio politikoa:  gorroto-diskurtsoetatik hasi eta afrikar/afrikar ondorengo gizarte-taldearekiko kontrol eta tutoretza-tonuak dituzten jarraibideetaraino.

4- Migranteentzako zenbait izapide administratibo eta juridikoen etetea. Prozesu hori geldiarazteak, kalte larria eragin die afrikar eta afrikar ondorengo migrante askori. Geldialdi horiek arriskuan jartzen dituzte bberaien izi-prozesuak eta familia osoen ahalegina, herrialdetik kanporatzeko mehatxua gehituta, eta zailtasun gehiago gehituz etxebizitza duina eta lan egonkorra eskuratzeari.

5- Enplegatzaile, erakunde eta administrazio publikoen diskriminazio-praktikak, afrikar eta afrikar ondorengo migranteekiko: lurralde osoan, bereziki etxeko eta zaintzako langileekiko, Kanarietako migranteekiko eta lurralde osoko CIESetan espetxeratuekiko.

6.- Espainiako lurraldean tutoretzapean ez dauden adingabe migratzaile afrikarren ahultasun-egoera. Bai gizartearen eta zenbait alderdi politikoren indarkeria- eta gorroto-diskurtso/-ekintzengatik, bai haien eskubideak urratzen dituzten praktikengatik, adingabeentzako zentroetan administrazio batzuek baimenduta.
Eskuin muturreko talde berak mitinak antolatu ditu bakarrik dauden adingabe migratzaileen zentroen aurrean, Espainiako hainbat tokitan, iritzi publikoa polarizatzeko bere aurka.

7- Sexu-esplotazioaren biktima diren emakumeen ahultasun-egoera. Izan ere, indarrean dagoen legediak ez du erabateko babesa bermatzen pertsona administrazio-egoera irregularrean badago.

8- Jendarte eta ekonomia mailan, ez da jendartearen aniztasuna aitortu nahi. Ikusezina bihurtzen ez denean, gutxitu egiten da: erakunde eta enpresa publiko askok uko egiten diote espainiar nazionalitatea ez duten pertsonak kontratatzeari edota baztertu egiten dira enplegua hautatzeko prozesuetan.

9- Euskal Herrian, plaza, kale, estatua eta monumentuen izenak defendatzen dira oraindik ere, harrotasunaren ikur gisa. Augustin Zulueta esklabistarena bezala.

10- Kristobal Kolonen estatuari dagokionez, ez da ekintza zuzentzailerik egin. Espainiar kolonialismoa duintzen jarraitzen da eta afrikar/afrikar ondorengo memoria historikoa eta Abya Yalako jatorrizko herriak gutxiagotzen dira.

Zer gehiago egin behar dugu arrazakeria egiturazkoa eta sistemikoa dela eta kasu isolatuak ez direla ‘frogatzeko’?

Diskriminaizio egoera horien salaketa, zabaldu egiten da urtean zehar gauzatutako oinarrizko jendarte-mugimenduen ekintza politikoetan. Era berean, CNAAEk 2021eko martxoan, Berdintasunerako Ministerioak antolatutako #AsteAntirrazistan parte hartu zuen. Ekitaldi horretan aurkeztu zen Espainiako afrikar/afrikar ondorengoen populazioari buruzko lehen hurbilketa-azterlana, Espainiako Estatuko eskubide eta askatasunei lotutako identitatearekin eta arrazakeriarekin lotutako gaiak biltzen dituena.

Egiaztatzen denez, Espainiako komunitate beltz, afrikar eta afrikar ondorengoak, urteak daramatza eragin politikoa egiten gure eskubideak bermatuak izan daitezen. Hala ere, antiarrazismo politikoarekin konpromisorik hartzen ez duen klase politiko batekin topo egin dugu: gure eskaerei jaramonik egiten ez diete, desitxuratu egiten dituzte, eta inolako aldaketa estrukturalik eragiten ez duen antiarrazismo ‘moralean’ galtzen dira.
Arrazakeriaren aurkako legedi, politika publiko edo neurri orok erakunde beltzen, afrikarren eta afrikar ondorengoen parte-hartzea izan behar du. Ez dugu onartuko gure bizitzei buruzko politika publikoak egiten jarraitzea gu geu gabe.

Gaur, hemen eta orain bat egiten dugu publikoki adierazteko eskubidea dugula errespetatuak izateko.
Bizitza beltzak garrantzitsuak dira eta ez gara geldituko gure gizarteetatik arrazakeria estrukturala desagerrarazi arte.

Egia, justizia eta erreparazioa.

Justiziarik gabe ez dago bakerik.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín