Reportajes

/, Feminismo/“Hay 4 violadores sueltos, andando por la calle con total impunidad, que se ríen de la justicia, de nosotras”

“Hay 4 violadores sueltos, andando por la calle con total impunidad, que se ríen de la justicia, de nosotras”

"Dejad de enseñar a las mujeres a cuidarse y empezad a enseñar a los hombres a no violar, a no agredir, a no controlar, a no asesinar"

2019-08-05T19:46:47+00:005 agosto 2019|Bilbao, Feminismo|Comentarios desactivados en “Hay 4 violadores sueltos, andando por la calle con total impunidad, que se ríen de la justicia, de nosotras”

Como cada primer lunes de mes, la asociación feminista “Gafas Moradas” ha realizado una concentración frente a la plaza Moyúa de Bilbao, en la que han congregado a varios centenares de personas para denunciar los últimos casos de agresiones y asesinatos machistas ocurridos en Euskal Herria y el estado español. Denuncian que 10 mujeres y un niño han sido asesinadas, lo que suma un total de 3 niños y 54 mujeres asesinadas por violencia machista en Euskal Herria y el Estado Español en lo que llevamos de año 2019.

Con respecto a la última violación grupal ocurrida en Bilbao, califican el sistema judicial como «un sistema garantista para los violadores, pero no para las víctimas».

COMUNICADO

Gabon guztioi. Eskerrik asko gaur hemen egoteagatik indarkeria matxista salatzen.
Buenas noches a todas y a todos, gracias por estar aquí, denunciando con vuestra presencia el terrorismo machista. Cada vez queda más patente la necesidad de salir a las calles, de unirnos para luchar contra esta barbarie, porque todos los días recibimos la misma desgarradora noticia: que una compañera ha sido agredida, violada o asesinada, sólo por el hecho de ser mujer. Todos los malditos días. Este mes ha sido un mes especialmente terrible, espantoso y sangriento: en poco más de un mes Bilbao ha sido testigo de un intento de apuñalamiento a una mujer en Abando, así como de 3 violaciones, dos de ellas grupales, en Iturribide, en Larraskitu y en el parque Etxebarria. Pero además de esto, 10 mujeres y un niño han sido asesinadas, lo que suma un total de 3 niños y 54 mujeres asesinadas por violencia machista en Euskal Herria y el Estado Español en lo que llevamos de año. Parece un simple y frío número, pero detrás de cada cifra hay una historia estremecedora, hay miedo, hay dolor, hay horror, hay injusticia y hay infierno. Detrás de cada número había una vida de un ser inocente, de la cual un hombre, un hijo sano del patriarcado, se creyó dueño y con el derecho a arrebatar.

Estos son los feminicidios ocurridos en el estado español en el mes de julio:

2 de julio, Piedad Cruz, de 42 años en Rute (Córdoba). Asesinada a martillazos por su marido Juan R. G. de 42 años, que confesó el asesinato en una comisaría en Madrid. Deja huérfanos a dos menores de edad de seis y diez años. Cifra oficial.

8 de julio Monika Asenova, de 28 años, en Salas de los Infantes (Burgos). Apuñalada por su marido en el interior del domicilio y arrojada posteriormente por el balcón. Tras asesinarla, el hombre se ha presentado voluntariamente en el puesto de la Guardia Civil y ha confesado los hechos. El domicilio de la pareja había sufrido un incendio provocado el 28 de junio de 2019. Deja huérfanas dos niñas menores. Cifra oficial.

Con fecha del 3 de junio es hallado el cadáver de Manuela B. B., de 61 años en San Fernando (Cádiz), en su domicilio tras denuncias de los vecinos alarmados por su desaparición, presentando signos de violencia. Fue hallada en el dormitorio, desnuda y tendida en el suelo encima de un montón de ropa. Los primeros estudios forenses que se le realizaron determinaron que la posible causa de su fallecimiento pudo ser la asfixia. Tras más de un mes de investigación, agentes de la Brigada Judicial de la comisaría de San Fernando han recabado las pruebas necesarias y logrado identificar al feminicida: Miguel, un hombre de 41 años vecino de Río San Pedro (Puerto Real) con el que la fallecida tuvo una relación sentimental muy breve meses antes y al que había denunciado el mes de abril. El asesinato de Manuela B. B. no trascendió hasta que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género lo ha confirmado el 10 de julio como feminicidio. Cifra oficial.

11 de julio es encontrado el cadáver de Romina Celeste Núñez, de 29 años en Lanzarote. Desaparecida desde el 1 de enero de 2019, las autoridades buscaron su cuerpo tras la confesión de su marido, que aseguraba que se la encontró muerta en la casa y se deshizo del cuerpo. La joven había sufrido maltrato habitual. Deja huérfanos a dos menores de edad, uno de ellos, un niño de cuatro años que reside con su abuela en Paraguay. Cifra oficial.

13 de julio, María Asunción Pérez Ibarra, de 47 años en Elche (Alicante). Su marido, P. M. C., le asestó varias cuchilladas tras esperarla en el aparcamiento. Después confesó ser el autor del crimen y acabó detenido por los primeros agentes que llegaron al lugar. La pareja había iniciado los trámites de separación hace aproximadamente diez días. Deja huérfano un hijo menor. Cifra oficial.

17 de julio. Elena Peinado Gil, de 47 años en Cortes de la Frontera (Málaga). Su marido Juan Román Medina, de 57 años, ex-militar y aficionado a la caza, cogió una de las armas de fuego que tenía y se dirigió a la vivienda en la que estaba su mujer. Se encontraba en la terraza, junto a tres personas más, cuando el hombre apuntó hacia ella y disparó, acabando así con su vida. Después, salió corriendo y poco después se suicidó con un arma de fuego, presuntamente con el mismo rifle con el que había asesinado a su mujer. Cifra oficial.

21 de julio María Carmen Vázquez, de 47 años en Vilalba (Lugo). Su ex-pareja, Manuel Vázquez, de 50 años, la asesinó a cuchilladas en el garaje de su domicilio al mediodía y luego se suicidó colgándose. Sobre el feminicida pesaba una orden de alejamiento desde hace semanas, según una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Tenía prohibido acercarse y comunicarse con ella. Estaban en trámites de separación. Había denuncias previas por malos tratos. Cifra oficial.

22 de julio. Rita Jeannine, de 57 años en Calpe (Alicante). Asesinada por su pareja Daniel Aloise Lawers, de 61 años, quien la mató de una única cuchillada de trayectoria inequívocamente mortífera que le seccionó el corazón. El hombre fue intervenido quirúrgicamente por heridas autoinfligidas. Fuentes conocedoras del caso afirmaron que Daniel Aloise «la había aislado de todas sus amistades, incluso de su hija. De hecho, no se hablaban por culpa de él. Mucha gente a su alrededor sabía que era un maltratador y que ella vivía en una constante amargura, pero nadie alertó ni denunció». No existían denuncias previas por violencia de género entre la pareja, que llevaba cuatro años juntos. Cifra oficial.

24 de julio. Eva, apellidos no conocidos, de 47 años en Terrassa (Barcelona). El marido de la víctima, M.P.S se ha personado en comisaría de la localidad y ha confesado que acababa de matar a su mujer, a pocos metros de donde se produjo el asesinato. Agentes de la Policía Nacional habrían encontrado el cadáver de la mujer con signos de violencia. Deja huérfanos una niña de 12 años y un niño de 15. Cifra oficial.

El 25 de julio es asesinado por su padre Cristian, apellidos no conocidos, de 11 años en Beniel (Murcia). Su padre, David S. O. de 39 años, estaba condenado por maltrato y tenía una orden de alejamiento de su ex-mujer. Pero no de Cristian, el hijo pequeño de los dos que ambos tenían en común. Después de que la mujer, Laura, avisase de que su ex-esposo no le había devuelto al niño, una patrulla de la Policía Local de desplazó al domicilio de David, situado en la avenida Calvo Sotelo de Beniel. Nadie abrió la puerta que estaba cerrada con llave por dentro. La Policía, ante el temor de que el pequeño, de 11 años, corriese peligro, avisó a un cerrajero para abrir la puerta. Cuando los agentes entraron, encontraron el cuerpo del menor tendido en el suelo, apuñalado a cuchilladas en un charco de sangre y al cuerpo de su padre, ahorcado en la cocina. Sobre David pesaban dos condenas, una por acoso y otra por quebrantamiento de la orden de alejamiento contra su ex-mujer, de la que llevaba separado un par de años. Pese a un mes antes del asesinato se había saltado la orden de alejamiento y que la Guardia Civil incluyó en su primer informe la vulnerabilidad de los hijos como “riesgo medio”, nadie puso medidas para los menores y él no entró en prisión. El caso está confirmado como menor víctima de violencia de género por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género. Cifra oficial

29 de julio. Maruchi Rodríguez R., de 52 años en Escalante (Cantabria). Asesinada a cuchilladas por su marido que luego ha sufrido un accidente mortal empotrando el coche que conducía contra un árbol. El hallazgo del cuerpo se ha producido cuando los agentes han acudido a la casa para informar a Maruchi R.R., de la muerte de su marido, Juan F. A. E., de 56 años, que también presentaba heridas de arma blanca. El matrimonio tenía dos hijos mayores y habían sido abuelos hacía poco. Cifra oficial.

31 de julio. María Josefa Santos, de 55 años en Villagonzalo Pedernales (Burgos). Su marido, Rafael Velázquez, de 56 años, la asesinó disparándole. También disparó a su hijo, de 29 años, que al llegar la policía todavía presentada constantes vitales pese a las heridas por arma de fuego, y fue evacuado al Hospital. Posteriormente el marido habría acabado con su propia vida. El hombre tenía todos los permisos en regla para la utilización de armas y había pasado los correspondientes exámenes psicotécnicos. Cifra oficial.

No sabéis lo que supone leer todo esto, tener que escribirlo, todos sus nombres, sus edades, el horror que tuvieron que vivir: que te asesinen a golpes, a hachazos, que te apuñalen, te degüellen, te quemen viva. Qué hemos hecho para nos roben nuestro derecho a vivir sin miedo, a ser libres, para que nos quieran borrar de la faz de la tierra, para tanto odio, para que se crean con el derecho de hacerlo solo por ser mujeres.

El sistema político y jurídico de este país nos quiere ver mudas otra vez. La semana pasada viles de personas nos concentramos para denunciar la violencia machista acontecida en Bilbao y mostrar nuestro apoyo a la víctimas. No obstante, hay cuatro violadores sueltos, andando por la calle con total impunidad, permitiendo que se rían de la justicia, de nuestras ciudades pero sobre todo de nosotras. Mientras, la Ertzaintza a través de unos folletos nos insta a que no andemos solas por la calle, a que no tengamos citas a ciegas, a que no pasemos por zonas poco transitadas al caer la noche….a que seamos nosotras, las que se encierren y se escondan.

Dicen que el sistema jurídico español es garantista. Garantista para los agresores, violadores y asesinos de mujeres. El sistema Jurídico español no es garantista para las víctimas. Nos deja a las mujeres en una total desprotección. Con la sensación de que no importa si denuncias o no. Te vas a sentir indefensa e insegura igualmente. Estamos cansadas, hartas de ver cómo se pisotean los derechos y se sesga la vida de nuestras hermanas. Estamos cansadas de pedir las cosas por favor, de concentrarnos, de que se nos seque la garganta gritando. Estamos hartas de que se siga cuestionando a las mujeres. Estamos hastiadas y sentimos ira, la misma que durante siglos ha azotado nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestras vidas….

Nuestra ira surge de la necesidad vital de plantear una autodefensa feminista. En los hogares, en las calles, pero sobre todo que nazca y se fortalezca la conciencia interna que manifieste que nosotras no somos culpables de los actos atroces que se siguen cometiendo contra nosotras. No somos culpables de quedar con quien queramos, de decidir cuándo es el momento o no de tener una sexualidad plena. Dejad de enseñar a las mujeres a cuidarse y empezad a enseñar a los hombres a no violar, a no agredir, a no controlar, a no asesinar. Nacimos libres y lo queremos seguir siendo libres en nuestros cuerpos, libres en nuestras mentes, libres en nuestras vidas.

Mezu bat bidali nahi diegu emakumeei: Elkartu gaitezen, berdin du nork eman zuen lehenengo garrasia. Gure ahotsak oihu bera izan behar dira. Trumoi-eraso bat dirudien oihu sakona eta urakanak bezala sistema pratriarkal, kapitalista eta zapaltzaile hau zimenduetatik txikitu eta suntsitu dezan. Emakumeok, elkar gaitezen mundu berri bat sortzeko, non gure ahizpek beldurra alde batera utzi ahal izango duten eta behingoz gu izan ahalko garen mundua.

Akzio edo omisioagatik konplizeak izaten jarraitzen duzuen gizonei: Hau ez da horrela geratuko, hau ez du horrela jarraituko. Zuen guneak konkistatu, zuen lagunak interpelatu, haien broma matxistak moztu, izan zaitezte egongo den aldaketaren partaide.
Horrela ez bada, irtenbide gutxi uzten ari dizkiguzue emakumeoi, eta geratzen zaizkigunak ez dira zuen gustokoak izango.

Eta argi gera dadila: Gure gorputza ez da bortxatzen, gure gorputza ez da erasotzen, gure gorputza ez da subrogatzen, gure gorputza ez da gaizki tratatzen, gure gorputza ez da erailtzen, gure gorputza ez dago salgai!

Agur eta ohore ahizpak, gogoan zaituztegu eta beti egongo zarete gure bihotzetan.

GORA BORROKA FEMINISTA!

Suscríbete a nuestro Boletín

Leer Política de privacidad