Reportajes

//El TSJ del País Vasco reconoce el derecho de una trabajadora de hogar a cobrar el paro

El TSJ del País Vasco reconoce el derecho de una trabajadora de hogar a cobrar el paro

Se trata de una sentencia ejemplar en Euskadi pero que ya se viene aplicando en resto del Estado español desde hace más de dos años.

2024-06-26T13:43:03+02:0026 junio 2024|Reportajes|Sin comentarios

Por Laura Fontalba

La Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia (ATH-ELE) celebra que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco haya reconocido el derecho de una empleada de hogar a cobrar la prestación de desempleo en las mismas condiciones que el resto de las personas trabajadoras.

Según han señalado desde ATH-ELE, la trabajadora tenía cotizados diez años antes de su despido, pero el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) le denegó la prestación por no llevar un año cotizando para desempleo. Ante esto, desde la asociación han recordado que tal y como indica la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión europea de 24/2/2022, excluir a las trabajadoras de hogar de la prestación de desempleo es «discriminatorio y contrario al derecho comunitario», con lo que el gobierno de España tuvo que cambiar la ley e incluir dicha cotización desde el 1 de octubre de 2022.

Asimismo, en esta ocasión, la sentencia dictaminó que «la opción legislativa de excluir a los empleados de hogar de las prestaciones por desempleo concedidas por el Régimen General de Seguridad Social español no parece aplicarse de manera coherente y sistemática en comparación con otros colectivos de trabajadores que disfrutan de esas mismas prestaciones pese a presentar características y condiciones de trabajo análogas a las de los empleados de hogar», lo que implica una situación de «desprotección social» y, en este caso, una «discriminación directa por razón de sexo».

A pesar de que esta sentencia sea ejemplar en el País Vasco, no lo es tanto en el resto de Estado español, donde hace más de dos años que los Tribunales Superiores de Justicia de Aragón, Cataluña, Galicia y Madrid acogen demandas iguales. No obstante, desde ATH-ELE han denunciado que, a día de hoy, el SEPE reconoce como máximo «80 días de prestación a mujeres que han cotizado durante años y tendrían derecho a 720 días de recibir un trato no discriminatorio» y «les está denegando el subsidio de mayores de 52 años al no tener cotizados seis años para desempleo».

Desde la asociación consideran que tanto el SEPE como el Ministerio de Trabajo, incluida su ministra Yolanda Díaz, son conscientes de estar «recortando derechos ya reconocidos» y retrasando «todo lo que pueden» su aplicación, aprovechándose de la falta de información de las trabajadoras, falta de tiempo para destinarlo a reclamaciones legales, y la lentitud de los tribunales. «Es una política vergonzosa», han sentenciado.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín