Reportajes

/, Sindicalismo/Denuncian abusos policiales y violencia contra 2 activistas sociales de Basauri durante la Huelga General

Denuncian abusos policiales y violencia contra 2 activistas sociales de Basauri durante la Huelga General

Desde los diferentes colectivos sociales y sindicales exigen que no se vuelvan a reproducir.

2020-02-05T12:33:24+00:005 febrero 2020|Basauri, Sindicalismo|Sin comentarios

Colectivos sociales y sindicales denuncian que el pasado día 30 enero durante la jornada de Huelga General, 2 conocidos activistas sociales de Basauri sufrieron una actuación coercitiva y violencia policial coartando derechos fundamentales como la libertad de huelga, manifestación, libertad de expresión, etc… Uno fue agredido físicamente por 2 agentes de la Ertzaintza sin motivo alguno y fuera de cualquier espacio en que se diera un conflicto. Y el otro, fue registrado su coche y lonja por comprar petardos legalmente, al que 4 agentes de paisano estaban esperando en la puerta de su portal a que saliese de casa a las 4:30h de la madrugada, argumentando que se trataban de explosivos.

Desde los colectivos denunciantes, denuncian que con esta actuación policial no se busca evitar delito alguno, sino coartar a estas personas en sus actuaciones, que para nada son delictivas.

Consideran legítima la lucha obrera, la de las mujeres, la de las jóvenes, la de las paradas, las pensionistas y tantas otras que existen, ya que “sin estas no tendríamos oportunidad de avanzar socialmente”. Por lo que desde los diferentes colectivos sociales y sindicales exigen que no se vuelvan a reproducir.

 

TESTIMONIO DE UNO DE LOS ACTIVISTAS

“A las 4:30h de la mañana cuando salía de casa tenía 4 secretas esperándome. Me registraron y me «acompañaron» hasta mi garaje, cuando saqué el coche me lo registraron.

Lo más «delictivo» que encontraron fue 4 cajas de 5 petardos compradas dos días antes en Astondoa.

Insistieron en decomisarlos, no me cabía, ni me cabe en la cabeza que te decomisen algo que es legal. Ni lo que me estaban haciendo.

Pero obligado a jugar a algo que yo no había elegido, propuse que los petardos se quedasen en el garaje.

Posteriormente, al salir del pueblo con el coche vi como una patrulla de la ertzaintza que iba dos coches más adelante cruzó el coche en sentido contrario, y al grito de «alto» asaltaron de forma violenta, (vamos, que le zumbaron bien).

Lógicamente bajé la ventanilla y recriminé a los «agentes» esta nueva barbaridad. En el primer sitio posible dejé el coche y fui donde estaban recriminando a grito pelado lo que había visto y lo que habían hecho a mí a la mañana.

Le registraron la mochila, donde llevaba algo de comida y agua, pidiéndole que les dijese todo lo que llevaba en la mochila cuando lo estaban viendo.

En todo esto ya había unos 6 uniformados y dos de los cuatro secretas que «estuvieron» conmigo.

Cuando le dejaron marchar a esta persona me «acompañaron» de nuevo al coche porque sabían que después del registro había vuelto a casa.
Y claro que volví, se me había olvidado el embutido que había comprado para ese día.
Me volvieron a mirar el coche a ver si esto era verdad.

Después de todo esto fui a Igorre, una hora tarde pero llegué. Eso sí, tocado con lo sucedido.
Cuando estaba llegando a Basauri 9:00h aprox recibo varias llamadas de la comisaría de Basauri, que van a reventar la puerta de mi garaje porque tengo explosivos. Después de darme a entender que el aviso a los bomberos para reventarme la puerta ya estaba hecho les pido un margen de 15 minutos para llegar.

Aparezco con testigos y me encuentro a uno de los secretas de la mañana, acompañado de alguno más de paisano y varias patrullas con la puerta de garaje de abajo trampeada.

Abrí la puerta, y me decomisaron los petardos, aparte de parchear visualmente todo lo que tengo en el garaje y ahí acabó la cosa”.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín