Reportajes

//Carbón para Osakidetza por hacer negocio con la salud de las personas

Carbón para Osakidetza por hacer negocio con la salud de las personas

Pensionistas disfrazados de Olentzero y Mari Domingi han encabezado una movilización en Bilbao hasta el Departamento de Salud donde han exigido un cambio radical a esta situación

2023-01-19T12:08:22+00:0019 diciembre 2022|Olentzero|Sin comentarios

Por Movimiento Pensionistas Euskal Herria (MPEH)

Como hemos dicho en múltiples ocasiones, la epidemia del COVID 19 dejó en evidencia las  costuras de un sistema sanitario que estaba sometido a un proceso de recortes en la prestación de servicios, falta de inversión y de personal sanitario que reducían ostensiblemente las posibilidades de hacer efectivo el derecho a la salud con carácter universal.

Este proceso incesante de reducción del sistema sanitario público tiene como contrapartida el crecimiento de la sanidad y los servicios socio sanitarios privados para que ciertas empresas privadas vascas y multinacionales hagan negocio con la salud de las personas. A peor sanidad pública mayor oferta de sanidad privada.

Con la pandemia quedó en evidencia un problema estructural que se está manifestando, un día íi y otro también en múltiples planos del sistema sanitario, atención primaria, servicios socio sanitarios, falta de personal y condiciones de trabajo, falta de diálogo y actuaciones prepotentes de los responsables políticos.

Este 2022 va a terminar y los problemas estructurales lejos de resolverse se agudizan.

El presupuesto de los Gobiernos de la CAV y Navarra en 2022 y 2023 aunque incrementan las partidas destinadas a la sanidad, estas ni siquiera cubren el incremento del IPC de estos años con lo que con el mismo dinero del año anterior se tendrá menor capacidad de gasto.

En relación a la inversión sanitaria respecto al PIB, ambas comunidades se sitúan un 2% del PIB por debajo de la media de la UE-28. Lo que supone una minorización de recursos de unos 2.000 millones de euros.

Los ratios de camas por 1.000 habitantes así como los ratios de personal médico y de enfermería están por debajo de la media de los países de la OCDE en más de un punto. La tasa de temporalidad se sitúa en Navarra en más del 50% de la plantilla y en más del 40% en la CAV.

Esta falta de dotación de recursos está ocasionando el cierre de servicios de los Puntos de Atención Continuada (PAC) y consultorios en el entorno rural, disminución de horarios de atención en ambulatorios, el colapso de la atención primaria y la atención presencial, la reducción a su mínima expresión de los servicios socio sanitarios públicos, el empeoramiento de las condiciones de trabajo del personal sanitario (aumento de las carga de trabajo, falta de personal…) y el deterioro generalizado de la atención sanitaria pública que se mantiene en pie por el compromiso personal de las personas que la prestan.

Estas decisiones sólo tienen un objetivo: deteriorar la sanidad pública y relegarla a una asistencia de mínimos para conseguir impulsar la sanidad privada para aquellas personas que se la puedan permitir.

El MPEH nos oponemos frontalmente a esta situación que paulatinamente nos priva del acceso a los recursos necesarios para garantizar nuestra salud, y exigimos un cambio de rumbo radical de la política sanitaria tanto en la CAV como en Navarra.

El lunes 19 de diciembre, denunciaremos esta situación de deterioro del sistema sanitario público en nuestras concentraciones, en Osakidetza y algunos centros de salud y apoyaremos las iniciativas sociales y sindicales que en este sentido se puedan coordinar y promover.

Askotan esan dugun bezala, COVID 19aren epidemiak agerian utzi zituen osasun-sistema baten josturak; izan ere, zerbitzu-prestazioan murrizketa-prozesu baten mende zegoen, inbertsiorik eta osasun-langilerik eza, eta osasun-eskubidea modu unibertsalean gauzatzeko aukerak nabarmen murrizten zituzten.

Osasun-sistema publikoa etengabe murrizteko prozesu horren ordainetan, osasuna eta zerbitzu soziosanitario pribatuak hazi egiten dira, euskal enpresa pribatu batzuek eta multinazionalek pertsonen osasunarekin negozioa egin dezaten. Osasun publikoak okerrera egin ahala, osasun pribatuaren eskaintza handiagoa da.

Pandemiarekin, agerian geratu zen egiturazko arazo bat, egun batean bai eta bestean ere, osasun-sistemaren, lehen mailako arretaren, zerbitzu soziosanitarioen, langile faltaren eta lan-baldintzen, elkarrizketarik ezaren eta arduradun politikoen jarduera indartsuen arlo askotan.

2022 hau amaitzera doa eta egiturazko arazoak konpondu beharrean areagotu egiten dira.

EAEko eta Nafarroako Gobernuen aurrekontuak 2022an eta 2023an, osasungintzara bideratutako partidak handitu arren, urte horietako KPlaren igoera ere ez dute estaltzen, eta, beraz, aurreko urteko diru berarekin gastatzeko gaitasun txikiagoa izango dute.

BPGrekiko osasun-inbertsioari dagokionez, bi erkidegoak BPGaren %2 28-EBko batez bestekoaren azpitik daude. Horrek esan nahi du baliabideak 2.000 milioi euro inguru gutxiagotu direla.

1.000 biztanleko ohe-ratioak eta medikuen eta erizainen ratioak ELGAko herrialdeetako batez bestekoaren azpitik daude puntu batean baino gehiagotan.

Behin-behinekotasun tasa plantillaren % 50etik gorakoa da Nafarroan eta % 40tik gorakoa EAEn.

Baliabide-gabezia horren ondorioz, landa-inguruneko etengabeko arretako puntuetako (EAG) eta kontsultategietako zerbitzuak ixten ari dira, anbulatorioetako arreta-ordutegiak murrizten ari dira, lehen mailako arreta eta aurrez aurreko arreta kolapsatzen ari dira, zerbitzu soziosanitario publikoak ahalik eta gutxien adierazten ari dira, osasun-langileen lan-baldintzak okertzen ari dira (lan-kargak handitzen ari dira, langile gutxiago daude) eta osasun-arreta publikoaren narriadura orokorra gertatzen ari da, arreta hori ematen duten pertsonen konpromiso pertsonalagatik jarraitzen baitu zutik.

Erabaki horiek helburu bakarra dute: osasun publikoa hondatzea eta gutxieneko asistentziara baztertzea, osasun pribatua bultzatu ahal duten pertsonentzat.

EHPMk aurrez aurre egiten dio aurre egoera horri, eta pixkanaka gure osasuna bermatzeko beharrezkoak diren baliabideak eskuratzea galarazten digu, eta EAEko zein Nafarroako osasun-politikaren erabateko norabidea aldatzea eskatzen dugu.

Astelehenean, abenduaren 19an, osasun-sistema publikoaren narriadura-egoera salatuko dugu gure kontzentrazioetan, Osakidetzan eta osasun-zentro batzuetan, eta iIdo horretan koordinatu eta sustatu daitezkeen ekimen sozial eta sindikalak babestuko ditugu.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín