Reportajes

/, Reportajes/Argitan hace balance y llama a movilizarse este 8 de marzo en Barakaldo

Argitan hace balance y llama a movilizarse este 8 de marzo en Barakaldo

Con el 8M al llegar, Argitan denuncia que los datos ofrecidos por el Ministerio de Interior respecto a agresiones sexuales no coinciden con los aportados por el Ayuntamiento y la Policía de Barakaldo.

2024-02-28T13:39:47+01:0028 febrero 2024|8 Marzo, Reportajes|Sin comentarios

Por Laura Fontalba

Esta mañana, el colectivo feminista Argitan ha presentado su campaña del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, bajo el lema: «¡Tus privilegios, nuestra miseria! Pongamos los cuidados en el centro».

El 8 de marzo, una manifestación saldrá a las 19:00h desde la Plaza Bide Onera, en Barakaldo, para poner en el foco las desigualdades estructurales, la falta de implicación y del reparto equitativo de los cuidados entre mujeres y hombres, y la carencia de recursos públicos suficientes. De hecho, según han indicado desde el colectivo, el balance anual de 2023 señala que la brecha de género sigue vigente y que no se trata de un problema individual, sino colectivo y estructural, «fruto de los valores y esquemas que impone el patriarcado, el capitalismo, el machismo y el racismo».

El colectivo ha denunciado que, durante el año 2023, más de 300 mujeres solicitaron información y ayuda sobre Asesoría Jurídica, en su mayoría sobre violencia de género y divorcios; o aspectos laborales, prácticamente la totalidad relacionados con Trabajo de Hogar y gran parte de ello relacionado con el trabajo interno. Además, destacan las consultas en Asesoría sobre Derechos Sociales y Acogida, la mayoría relacionadas con prestaciones sociales, la Renta de Garantía de Ingresos, el Ingreso Mínimo Vital y las Ayudas de Emergencia Social. Lo que también ofrece un reflejo de «la feminización de la pobreza y de las desigualdades estructurales que vivimos las mujeres». En la mayoría de casos, según ha explicado el colectivo, son «mujeres completamente desamparadas», que ya han pasado por otras instituciones, servicios y lugares donde deberían haberles dado una respuesta. «Cuando vienen aquí, les asesoramos jurídicamente, psicológicamente…, pero son carencias que deberían cubrir las instituciones», han explicado. Esta termina siendo una situación que refleja la falta de perspectiva de género y perspectiva feminista con la que aún se trabaja.

«Tenemos un problema en cuanto a la ocultación de la violencia machista en Barakaldo», ha manifestado el colectivo, pues, según los datos oficiales y públicos del Ministerio de Interior, en el años 2023, en Barakaldo, se dieron al menos siete agresiones sexuales con penetración, mientras que desde la Policía Municipal y desde el Ayuntamiento se han contabilizado sólo dos casos. «No se está dando una transparencia para que nosotras, como agente social, podamos salir a denunciarlo. Es un melón abierto que también debemos denunciar», han lamentado.

De hecho, en la misma línea, han denunciado cómo en muchas ocasiones se dan casos de mala praxis, mala aplicación del protocolo contra violencia de género, etc., y cómo, a veces, esto deriva en que ciertas agresiones no se contabilicen. «En ocasiones, se cometen errores como no llamar a la abogada, lo que lleva a que el agente dé su propia valoración y la víctima, que no tiene consejo de un profesional, entre y salga de comisaria sin respaldo. Esa denuncia ha ocurrido, pero no se recoge y, al final, no consta como tal», han explicado y añadido: «También ocurre que muchas mujeres interponen una denuncia y esa denuncia se archiva, porque no hay causas suficientes para considerarlo violencia de género, pero sí ha existido y debería contabilizarse como un caso más».

Esta realidad lleva al colectivo a exigir medidas de protección social, prestaciones sociales dignas y suficientes, un sistema de cuidados público, de calidad, universal y gratuito, corresponsabilidad y el reparto equitativo de las tareas del hogar y de cuidados. Así como otras luchas relacionadas con pensiones mínimas de 1080 euros, la abolición de la ley de extranjería y el derecho al empadronamiento como derecho básico de acceso a otros derechos.

En definitiva, el 8 de marzo será una jornada de «lucha, denuncia y reivindicación», a fin de construir una sociedad más «justa, corresponsable e igualitaria, libre de violencias y discriminaciones».

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín