Reportajes

//Piden detener la entrada del TAV a Bilbao por el “despilfarro y pelotazo urbanístico” que supone 800 millones de euros

Piden detener la entrada del TAV a Bilbao por el “despilfarro y pelotazo urbanístico” que supone 800 millones de euros

2019-05-09T11:54:00+00:009 mayo 2019|Bilbao|Comentarios desactivados en Piden detener la entrada del TAV a Bilbao por el “despilfarro y pelotazo urbanístico” que supone 800 millones de euros

Integrantes de la plataforma AHT Gelditu, han recogido en apenas pocos días más de 600 firmas que han enviado a la Subdirección General de Planificación Ferroviaria, en relación al “Estudio informativo de la Nueva Red Ferroviaria del País Vasco. Corredor de acceso y Estación de Bilbao-Abando. Fase B”, para explicar los motivos por los que están en contra de la entrada del tren de alta velocidad (TAV) a Bilbao y el tramo entre Basauri-Bilbao.

Los motivos alegados son los siguientes:

1. Falta de justificación de la necesidad del proyecto y de su interés general, ya que no soluciona los problemas actuales del transporte de mercancías ni de personas.

2. Los 172 Km de trazado del TAV suponen un inmenso destrozo medioambiental. En concreto, en, el tramo de Basauri-Bilbao, se causarán daños irreparables con la construcción de un túnel de 7Km hasta Abando, con varias afecciones principales:

a. El Malmasín sufrirá daños irreversibles en sus acuíferos. El TAV atravesará el monte con la construcción de un túnel de 7 km desde Basauri. Ya sufrió hace décadas un gran daño en sus acuíferos con la construcción de los dos túneles de la A-8. Éste sería el tercer túnel, que provocaría daños irreparables.
b. El Río Bolintxu y su Valle se verá afectado por daños también irreparables.
c. Generación de miles de metros cúbicos de escombros. Movimiento de tierras y necesidad de canteras por áridos y cementos.
d. El CO2 generado en la obra no se amortizaría en los próximos 100 años.

3. No está justificada la necesidad de hacer un nuevo trazado. Ya que desde Basauri a Bilbao existen cuatro trazados ferroviarios en uso, estando todos ellos infrautilizados en su capacidad.

4. No hay justificación para el despilfarro económico que conlleva (cerca de 800 millones de euros, que como siempre se superarán). Los socioeconomistas más prestigiados del estado, como Germa Bell o Ginés del Rus, advierten que la rentabilidad social y económica de la Y vasca es negativa. Por lo que recomiendan, que aunque se acabe de construir, es mejor que no se ponga en marcha. Su desmesurada construcción atiende a criterios políticos, y no económicos o sociales. Quedando ocultas ante la opinión pública las cuentas reales del TAV, denunciadas en un informe del Tribunal de Cuentas de la U.E. que constató sobrecostes de 11.200 millones de euros, y del 10% en la CAV,

5. Detrás del proyecto de entrada del TAV a Bilbao se esconde una gran operación de especulación inmobiliaria, motivada por la ubicación céntrica del terreno, en la que se usarán 55.000 metros cuadrados de suelo público para la construcción de viviendas de lujo, hoteles, negocios privados, (multinacionales en su mayoría), etc.

6. El TAV es el icono del modelo de ciudad globalizado, de la pérdida de identidad propia. Trae un modelo de ciudad excluyente, con espacios céntricos solo aptos para quien tenga alto poder adquisitivo. Expulsando de estas zonas a quienes tienen menor capacidad adquisitiva. No es inclusivo, va en detrimento del modelo de ciudad para todos y todas, más social y humanizado. Olvidándose de los barrios y donde el centro es solo para ricos. Generando-un modelo de ciudad desequilibrado: siendo un claro ejemplo de gentrificación.

Por todo lo expuesto anteriormente, solicitan la paralización del proyecto de línea de alta velocidad, la no aprobación del estudio informativo, y la emisión de un informe de impacto medioambiental negativo. Así como, la creación de un debate social sobre las necesidades de transporte y de modelo de ciudad.

Suscríbete a nuestro Boletín

Leer Política de privacidad