Reportajes

//Mari Domingi y Olentzero entregan carbón por los presupuestos de 2022

Mari Domingi y Olentzero entregan carbón por los presupuestos de 2022

Berri Otxoak se ha concentrado hoy para denunciar la aprobación de los presupuestos de 2022, que esconden una realidad de múltiples recortes.

2021-12-23T15:38:11+00:0023 diciembre 2021|Reportajes|Comentarios desactivados en Mari Domingi y Olentzero entregan carbón por los presupuestos de 2022

Mari Domingi y Olentzero han entregado decenas de kilos de carbón ante la Delegación del Gobierno Vasco en Bilbao, en denuncia de las insuficientes partidas presupuestarias para garantizar los derechos sociales y revertir los múltiples recortes de estos dos últimos años en sanidad, vivienda, prestaciones sociales y educación. 

La Comunidad Autónoma Vasca aprueba hoy sus presupuestos para el próximo año mediante los votos favorables de PNV y PSE, contando con la abstención de EH Bildu. Presupuestos que esconden una realidad de múltiples recortes. En concreto,  

  • Las familias pensionistas, o con personas dependientes, verán recortados sus derechos, y cuantía de las prestaciones que las corresponde por la actual normativa, en 300€ mensuales. 
  • Las Ayudas de Emergencia Social se recortan un 5%, en 2 millones de euros.  
  • Los recortes a las ayudas al alquiler se mantienen un año más: de los 320 euros mensuales en el 2011 el próximo año serán 275. Desde la entidad barakaldesa remarcan que “esta cuantía no cubre ni el precio medio de una habitación en alquiler”.     
  • Se recorta un 30% las prestaciones gestionadas por Lanbide. Según la actual legislación la RGI para el año 2022 debería situarse en 991€ mensuales (en 12 pagas); sin embargo, el acuerdo presupuestario continua por la senda de los recortes: la cuantía para 2022 será de 727€, lo que supone dejar de percibir 265€ mensuales menos de lo que por reglamentación corresponde. Ni siquiera se tiene en cuenta el incremento continuado del IPC o la irrisoria subida del Salario Mínimo Interprofesional. 

Estos recortes perjudican principalmente a las familias monomarentales; mujeres víctimas de violencia machista; personas afectadas por un desahucio; trabajadoras en precario; viudas; mujeres con menores a cargo, desempleadas o sin recursos suficientes para poder llegar a fin de mes. Las principales unidades de convivencia perceptoras de estas prestaciones sociales. 

Los recortes, al acceso a una vivienda o prestaciones sociales dignas y suficientes se acuerdan cuando la “Encuesta de Pobreza y Desigualdades del Gobierno Vasco” constata que un tercio de la población residente en la CAV tiene serias dificultades para llegar a fin de mes: el 19,9% (432.219 personas) indican no poder cubrir sus necesidades básicas; el 8% de la población (174.176 personas) está en riesgo de pobreza; y el 5,6% (121.502 personas) se encuentran en una situación de exclusión social. 

Asimismo, el Gobierno Vasco señala que la pobreza infantil crece un punto y medio en los dos últimos años hasta alcanzar a un 11,7% de la población menor de 14 años: 92 000 niños y niñas en la CAV están en peligro de pobreza, principalmente en hogares encabezados por mujeres. Ni un euro para paliar esta grave situación de exclusión social. 

Según la realidad que corroboran estos datos, solo cabe concluir que “los presupuestos para el año 2022 no garantizan el derecho a una vivienda digna y se empobrece aún más a quienes menos tienen recortando el presupuesto a las Ayuda de Emergencia, a las prestaciones gestionadas por Lanbide o las ayudas al alquiler». 

Suscríbete a nuestro Boletín