Reportajes

/, Empleada Hogar, Feminismo, Sopelana/Indignación, tristeza y rabia ante la agresión sexual a una empleada del hogar en Sopela

Indignación, tristeza y rabia ante la agresión sexual a una empleada del hogar en Sopela

Colectivos feministas se movilizaron hasta la plaza del Ayuntamiento para transmitir toda su solidaridad a la mujer agredida, así como a su familia y entorno.

2022-01-28T10:25:20+00:0028 enero 2022|Agresión Sexual, Empleada Hogar, Feminismo, Sopelana|Comentarios desactivados en Indignación, tristeza y rabia ante la agresión sexual a una empleada del hogar en Sopela

Por Movimiento Feminista

Hemos sabido que un hombre de 71 años ha violado a una empleada del hogar. Nos produce indignación, tristeza y rabia esta situación. En este difícil momento queremos transmitir toda nuestra solidaridad y trasladar nuestro más sincero abrazo a la mujer agredida, así como a su familia y entorno. No estás sola.

Tenemos muy claro que este no es un caso aislado, es una consecuencia directa del sistema heteropatriarcal que nos ataca cada día, es decir, una demostración de machismo. Y es que las mujeres racializadas y migradas son el sustento para que este sistema siga funcionando.

Los derechos de los empleados de hogar y cuidados no están garantizados. Salimos a la calle cuando a la violencia económica e institucional se une explícitamente la violencia sexual. Sin embargo, la situación de las empleadas del hogar durante 24 horas es vulnerable 7 días a la semana.

La raíz de la violencia machista está en las estructuras de la sociedad y las instituciones no pueden estar mirando hacia otro lado. Estamos en crisis y no es el momento de cerrar los ojos. Necesitamos un cuidado público y comunitario.

No aceptamos ni toleraremos nunca ataques contra nuestros cuerpos y nuestras vidas. No aceptamos, además, que esa responsabilidad recaiga sobre nosotras, ni restemos importancia a lo que está pasando, ni pongamos límites a nuestra libertad. Queremos vivir y ser libres.

La esclavitud tiene miles de caras, y ésta es una de ellas.

¡Basta ya! ¡Nada de agresiones machistas! ¡Ni en Sopela ni en ninguna parte!

¡A toda agresión, autodefensa feminista!

Y tened claro que nos tendréis siempre delante. ¡Porque tocando a una nos tocáis a todas!

71 urteko gizon batek etxeko langilea bortxatu duela jakin dugu. Haserrea, tristura eta amorrua sortzen dizkigu gertaera eta egoera honek. Momentu zail honetan gure elkartasun osoa helarazi eta besarkadarik beroena bidali nahi diogu erasoa jasan duen emakumeari, baita bere familia eta ingurukoei ere. Ez zaude bakarrik.

Oso argi daukagu hau ez dela kasu isolatu bat, egunero erasotzen gaituen sistema heteropatriarkalaren ondorio zuzena da, hau da, matxismoaren erakustaldi behinena. Izan ere, sistema honek martxan jarraitzeko sostengua dira emakume arrazializatu eta migratuak.

Etxeko eta zaintzako langileen eskubideak ez daude bermatuak. Indarkeria ekonomiko eta instituzionalari, indarkeria sexuala era esplizituan batzen zaionean irtetzen gara kalera. Baina, etxeko langileen egoera 24 orduz, asteko 7 egunez da zaurgarria.

Indarkeria matxistaren erroa gizartearen egituretan dago, eta instituzioak ezin dira beste aldera begira egon. Krisian gaude eta ez da begiak ixteko unea. Zaintza publiko eta komunitarioa behar dugu.

Ez dugu onartzen eta ez dugu sekula onartuko gure gorputzen eta bizitzen aurkako erasorik. Ez dugu onartzen ardura hori, gainera, gure gain jartzea, gertatzen ari denari garrantzia kentzea, ezta gure askatasunari mugarik jartzea ere. Ez dugu adi bizi nahi, aske izan nahi dugu.

Esklabotzak baditu milaka aurpegi, eta hau horietako bat da.

Nahikoa da! Eraso matxistarik ez! Ez Sopelan ez inon!

Eraso orori, autodefentsa feminista!

Eta argi eduki aurrean izango gaituzuela beti. Bat ikutuz gero, denak ikutzen gaituzuelako!

Suscríbete a nuestro Boletín