Reportajes

//El porta-aviones Juan Carlos I ya podría estar salvando vidas en el Mediterráneo y no despilfarrando dinero y “jugando a la guerra”

El porta-aviones Juan Carlos I ya podría estar salvando vidas en el Mediterráneo y no despilfarrando dinero y “jugando a la guerra”

2019-03-23T14:44:14+00:0023 marzo 2019|Reportajes|1 comentario

Mediante una acción en el puerto de Getxo (Bizkaia) bajo el nombre de “¿Ponga un porta-aviones en su vida?” se ha denunciado el cada vez mayor despilfarro de gasto público en guerra y militarismo, coincidiendo con el atraque del portaaviones de la armada española Juan Carlos I (L-61).

Esta vistosa acción, llevada a cabo por la plataforma “Ongi Etorri Errefuxiatuak-Bizkaia” y la plataforma de Objeción Fiscal, sirve como inicio de la campaña de objeción fiscal al gasto militar de este año y también sirve para denunciar las consecuencias de la guerra y el militarismo.

Como ejemplo del despilfarro en gasto militar, la construcción de este buque ha costado el equivalente a siete hospitales como el de Urduliz  y su mantenimiento anual tiene un coste igual a la construcción de seis escuelas.

La acción ha consistido en una parodia, en la se ha simbolizado cómo las instituciones destinan gran parte de los impuestos de la ciudadanía a fines socialmente injustos y nocivos, como los gastos militares y la guerra.

Las protagonistas de la acción denuncian que tener atracado en nuestras costas este barco visibiliza el obsceno gasto militar. En 2019 el Estado gastará 31.830,82 millones de euros en diferentes partidas destinadas a militarismo, lo que suponen más de 700 euros por cada persona.

“Esta enorme cantidad de dinero proviene de nuestros impuestos” ha declarado una activista, “por eso, este año volvemos a abrir oficinas de Objeción Fiscal en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, donde ayudamos sin coste alguno a la gente a desobedecer a esta injusticia y a que puedan desviar una parte de sus impuestos a otras iniciativas sociales que trabajen en la construcción de alternativas de carácter transformador y solidario”.

Según las organizaciones promotoras, los ejércitos y las guerras provocan muerte y destrucción, suponen la violación de los derechos humanos y son la mayor causa de desplazamientos de personas, por eso han defendido “la Objeción Fiscal como una herramienta que nos empodera personal y colectivamente y nos permite ser protagonistas en la construcción de una sociedad más justa”.

La acción ha tenido lugar a escasa distancia del puerto de Santurtzi,  donde la naviera Bahri cargaba armas para la guerra de Yemen, hasta que diferentes acciones como esta, que expresaban el rechazo de la sociedad bizkaina al negocio de la guerra, consiguieron que esta naviera traficante de armas no volviera a cargar más armas en este puerto.

Organizaciones que apoyan la campaña a favor de la objeción fiscal en Euskadi: Argitan, Asociación Vasca de Apoyo a Fiare, Bake-Ekintza Antimilitarista Taldea, CEAReuskadi, Ekologistak Martxan, ESK, Kakitzat, KEM-MOC Bilbao,Mugarik Gabe, Mundubat, Setem Hego Haizea, REAS, Medicus Mundi Araba, Ongi Etorri Errefuxiatuak, Posada de los Abrazos.

Un comentario

  1. Kalea gustiona da 24 marzo, 2019 en 9:30 am

    Que tierno !!!

    Con motivo del amarre del Juan Carlos I en aguas Vizcainas se pintan con «sangre» y se tumban en el suelo, supongo que como homenaje a las victima del terrorismo vasco que es la única violencia «militar» que han sufrido allí en los últimos 70 años.

No se permiten comentarios.

Suscríbete a nuestro Boletín

Leer Política de privacidad