Reportajes

/, Alarde, Antifascismo, Bilbao/El 12 de octubre no se celebra. Se mantiene viva la memoria histórica con el Alarde Antifaxista

El 12 de octubre no se celebra. Se mantiene viva la memoria histórica con el Alarde Antifaxista

Se trata de un homenaje a los gudaris y milicianxs antifascistas que desfilaron por las calles del botxo en 1937.

2021-10-12T16:51:14+00:0012 octubre 2021|12 Octubre, Alarde, Antifascismo, Bilbao|Sin comentarios

Por Alarde Antifaxista

Un año más 12 de octubre, y aquí estamos cientos de antifascistas diciendo claramente que nosotras no celebramos este día, cientos de personas manifestándonos contra el fascismo y el españolismo que va de su mano.

Con este acto de hoy no sólo pretendemos homenajear a aquellxs gudaris y milicianxs que lo dieron todo contra el fascismo, sino que también queremos dejar claro que esa lucha en la que todxs somos unx continúa y continuará hasta derrotar al fascismo y al sistema que lo impulsa y sustenta, el sistema capitalista.

Hoy, como ayer, los motivos por los que lucharon nuestrxs aitites y amamas siguen más vigentes que nunca.

Tampoco queremos olvidar a todxs aquellxs que continuaron en la misma lucha durante la Segunda Guerra Mundial combatiendo en todos los frentes al nazismo alemán, al colaboracionismo francés o al fascismo italiano, en los campos de concentración franceses y alemanes, en el cerco del Leningrado soviético, en la reorganización política del interior y del exilio, etc.

Ni a los miles y miles de fusiladxs, desaparecidxs, cuneteadxs, torturadxs, encarceladxs,…. por el fascismo.

Tras la victoria fascista y cuando todo parecía terminado, nuevas generaciones de revolucionarixs fueron surgiendo, organizándose en las filas de las diferentes opciones políticas que existieron y siguen existiendo a día de hoy en el campo obrero y popular: abertzales, anarquistas, comunistas, autónomas… antifascistas todxs.

Desde 1939 hasta hoy, los mismos sectores oligárquicos que se alzaron en armas contra el Frente Popular continúan gobernando.

En 1978 sólo se dio un lavado de cara para dar continuidad a las mismas políticas económicas y represivas en contra de los intereses de la clase obrera, las masas populares y los derechos nacionales de los pueblos oprimidos como el nuestro, Euskal Herria.

La Constitución que aquí se rechazó, fue la base principal de aquella operación de maquillaje falsamente llamada Transición.

La incorporación al régimen de aquellos sectores políticos que se vendieron a cambio de poder gestionar alguna parcela institucional, supuso una nueva traición a las aspiraciones del conjunto de las luchas desarrolladas durante el franquismo.

Esta traición no ha hecho más que clarificar durante 40 largos años que a lxs obrerxs, a los pueblos oprimidxs, a lxs que seguimos creyendo en ideales de libertad, justicia y progreso, no nos valen sus soluciones electorales ni la convivencia con los que nos machacan a diario en nuestros puestos de trabajo ,nos desahucian de nuestras casas, nos niegan el derecho de autodeterminación, mandan tropas y armamento para destruir y saquear países soberanos bajo el manto de la OTAN, nos detienen por dar nuestra opinión en las redes sociales o por manifestarnos, y exterminan a lxs presxs políticxs y sociales en sus centros de tortura .

Lo decimos alto y claro, y sin avergonzarnos por ello: no queremos convivir ni con banqueros y explotadores ni con sus mercenarios armados ni tampoco vamos a aceptar las mentiras de los que prometen bienestar a cambio de nuestro voto.

El fascismo no es un partido político concreto sino que es, por encima de las formas que pueda adoptar, la dictadura terrorista abierta dirigida por los sectores oligárquicos al llegar el capitalismo a su última fase. Por encima de disfraces, cortinas de humo y perversión del lenguaje existe esa dictadura y no podemos de dejar de denunciarla y combatirla.

Como la historia de Euskal Herria ha demostrado, generación tras generación, la bandera de la lucha antifascista no ha claudicado, continúa viva y aquí estamos nosotrxs para atestiguarlo.

Ante la agudización de las contradicciones del capitalismo, como se está viendo en toda Europa y también aquí, los sectores oligárquicos y monopolistas recurren al fascismo como forma de dominación y defensa de sus privilegios. Es a nosotrxs a quienes corresponde hacer frente al fascismo en el siglo XXI. Hacerle frente por medio de la organización y la lucha. Actuando en favor de un movimiento antifascista popular que luche contra el capitalismo dejando de lado las vías reformistas que hagan pensar que existe salvación posible dentro del sistema capitalista. Impulsando y fortaleciendo un antifascismo de clase y combativo en la calle, en los barrios y pueblos, en los puestos de trabajo, en los institutos, en las universidades, en nuestras relaciones cotidianas…

Desde el Alarde siempre hemos hecho bandera del antifascismo y la lucha contra el  apitalismo, presentes en las bases sociales de toda Euskal Herria, Nuestra lucha se enmarca en la Lucha Antifascista que tiene como eje la Lucha de Clases y es por ello que denunciamos las diversas opresiones, exterminio y destrucción generados por el capitalismo..

Por eso estamos aquí, de nuevo denunciamos la brutalidad imperialista como en el caso de Cuba o Afganistán y traemos al recuerdo la lucha de los pueblos palestino y saharaui contra la ocupación israelí y marroquí, así como la llevada a cabo por la clase trabajadora de Colombia durante el «paro nacional» contra el estado narco-fascista.

Un año más denunciamos la cruda y vergonzosa situación que sufren los migrantes de todas las partes del mundo que el Occidente imperialista quiere mantener empobrecido y humillado. Debemos denunciar los desahucios, la criminalización de la juventud y del movimiento de okupación, al igual que todas las agresiones del capitalismo a la clase obrera y el cada vez mayor deterioro de las condiciones de lxs trabajadores, por lo que queremos recordar todas y cada una de las luchas llevadas a cabo por nuestrxs hermanxs de clase durante este último año: Langile Autodefentsa Sarea, AZET, los estibadores, Tubos Reunidos, PCB-ITP, Petronor, Tubacex, y un largo etcétera.

También queremos denunciar la opresión nacional que sufre nuestro pueblo al igual que el resto de pueblos del estado a los que se les niega el derecho de autodeterminación.

Nos es obligatorio denunciar las leyes fascistas y la falta de derechos y libertades políticas y democráticas que sufrimos y que han llevado a la cárcel a Pablo Hasel y, tras un nuevo montaje policial, a lxs anarquistas de Barcelona, Es en este punto donde queremos recordar a todos lxs represaliadxs y a los presos y presas políticas, que no claudican, que se mantienen firmes y en resistencia ante el estado, así como a lxs presxs sociales que son parte de la clase obrera y víctimas del sistema capitalista, denunciando la situación y las condiciones de vida en las que se encuentran en las cárceles de exterminio. AMNISTIA OSOA!

No somos tontos, sabemos perfectamente que el capitalismo solo tiene un medio para gestionar la crisis a vida o muerte que padece y tratar de perpetuar el sistema: seguir manteniendo la destrucción.

Y la aparición del Covid-19 y su gestión ha dejado a la vista de todos y todas el nivel de degradación y miseria del capitalismo. Para seguir manteniendo la dominación y tratar de apagar y contener los levantamientos populares, rebeliones campesinas, procesos revolucionarios dirigidos por la clase obrera necesitan el fascismo, ya que éste es el oxígeno de este sistema que se encuentra ahogado y en fase de descomposición sin marcha atrás. Pero les volvemos a decir alto y claro a los fascistas y a todos sus perros asalariados que nos van a tener enfrente y, al igual que hicieron los gudaris y milicianos de 1936, nos van a tener dispuestos a luchar, cara a cara, con todos los medios que sean necesarios.

El Alarde es la unión de orígenes políticos y sensibilidades ideológicas diferentes.

Es la unificación de las diversas familias que han destacado en la tradición antifascista de Euskal Herria.

Una oportunidad para ofrecer desde la unidad y por medio de la memoria un marco al enfado diario y las reivindicaciones históricas del Pueblo Trabajador.

Una iniciativa en la que todos y todas podemos participar y podemos demostrar que en la lucha contra el capitalismo y el fascismo que éste genera nos necesitamos las unas a las otras. Un instrumento para la movilización de todos y todas los que sabemos que con elecciones, la aceptación de leyes fascistas y el cumplimiento de las reglas de juego dictadas por la burguesía no vamos a llegar a ninguna parte.

Por todo esto, hoy más que nunca es necesaria la implicación de todxs nosotrxs, y por eso este año hemos vuelto a llenar las calles de Bilbo de forma colorida y vistosa, ¡y seguiremos llenando las calles de Lucha Antifascista!.

Ayer fueron ellos y ellas, hijos e hijas del pueblo, jóvenes militantes,

Hoy nos toca a nosotrxs recordarles y cerrar el paso al fascismo.

GORA LANGILE BORROKA!

GORA BORROKA ANTIFAXISTA!

Beste urte batez Urriak 12 eta hemen batu gara ehundaka antifaxista egun hau ospatzen ez dugula ozen esateko; ehundaka pertsona faxismoaren eta eskutik doakion españolismoaren aurka manifestatzen.

Gaurko ekimenaren bidez, faxismoaren aurka dena eman zuten gudari eta milizianoak omentzeaz gain, argi utzi nahi dugu guztiok bat egiten gaituen borrokak aurrera jarraitzen duela faxismoa eta berau sustengatzen eta indartzen duen sistema, hots, sistema kapitalista, garaitu arte.

Gure betebeharra da Oroimen Historikoa bizirik mantentzea, horregatik antolatzen dugu Alarde Antifaxista, 1937an Bilboko kaleetatik desfilatu zuten gudari eta miliziano antifaxistak omentzeko.

Gaur, atzo bezala, gure aiton-amonen borrokatzeko arrazoiak gaur-gaurkoak dira. Nolanahi ere, ez ditugu ahanzturan utzi nahi Bigarren Mundu Gerran borrokan jarraitu zutenak, nazismoari, kolaborazionismo frantsesari edo italiar faxismoari fronte guztietan aurre egiten. Frantzia eta Alemaniako kontzentrazio esparruetan, Leningrado sobietarraren itxituran, barne-berrantolaketa politikoan, erbestean, etab.

Ez ditugu inolaz ere ahaztu nahi faxismoak eragindako milaka eta milaka fusilatuak, desagertuak, bide bazterrean lurperatutakoak, torturatuak, gartzelaratuak…

Garaipen faxistaren ostean eta denak galdua zirudienean, iraultzaileen belaunaldi berriak ernaltzen joan ziren, garaian zeuden eta egun egoten jarraitzen duten aukera politiko ezberdinen lerroetan antolatzen hasi ziren langile mailan eta herri mailan: abertzaleak, anarkistak, komunistak, autonomoak… antifaxistak guztiak.

1939tik egunera arte Frente Popularraren aurka armetan altxatu ziren alderdi oligarkiko berdinek agintzen jarraitzen dute.

1978an aurpegi zuriketa besterik ez zen egin politika ekonomiko eta errepresibo berdinei jarraikortasuna emateko langile klasearen eta herriko jendearen interesen aurka, gure herria bezala zapaldurik diren herrien eskubide nazionalen aurka. Hemen konstituzio ukatu bagenuen ere, berau izan zen Trantsizio izendatu zuten operazio faltsuaren oinarria. Instituzioetan partzela zatia kudeatzearen truke alderdi politikoak erregimenari batu zitzaizkion, frankismoa garaian elkarlanean garatu ziren borrokek sorturiko arnasguneei traizio eginez.

Traizio honek, gauzak argitu besterik ez ditu egin, izan ere, 40urte luze hauetan langileontzat, zapalduririko herriontzat, askatasun, justizia eta aurrerapen idealean sinisten jarraitzen dugunontzat euren hauteskunde konponbideak eta bizikidetza ez zaizkigu baliagarriak; egunero zanpatzen gaituzte lanean, geure etxeetatik kaleratzen gaituzte, autodeterminazio eskubidea ukatzen digute, OTANen babespean tropak eta armagintza bidaltzen dituzte herrialde burujabeak desegin eta arpilatzeko, atxilo eramaten gaituzte sare sozialetan iritzia emateagatik, manifestatzeagatik eta preso politiko eta sozialak garbitzen dituzte euren tortura-zentroetan.

Argi eta garbi, lotsarik gabe esaten dugu: ez dugu bizikidetzarik nahi ez bankariekin ez esplotatzaileekin, ezta armaz hornituriko euren mertzenarioekin ere. Ez ditugu, inolaz ere, gure bozkaren truke ongizatea hitzematen digutenen gezurrik onartuko.

Faxismoa ez da partidu politiko zehatz bat, hartu ditzazkeen itxura ezberdinez gain faxismoa alderdi oligarkikoek kapitalismoa azken fasera heltzean zuzentzen duten diktadura terrorista da. Mozorro eta ke laino guztien gainetik dagoen diktadura. Ezin diogu inoiz berau salatu eta borrokatzeari utzi.

Euskal Herriko historiak erakutsi digunez, belaunaldiz-belaunaldi, antifaxismoaren borrokaren ikurrak ez du inoiz amorerik eman, bizirik dago eta hemen gaude gu honen lekukotasuna erakusteko.

Kapitalismoaren kontraesanen areagotzearen aurrean, Europa guztian eta hemen ikus daitekeen bezala, alderdi oligarkiko eta monopolistek faxismora jotzen dute beraien abantailen menderatze eta defentsarako. Guri dagokigu XXI.mendean faxismoari aurre egitea, antolakuntza eta borrokaren bidez. Horrela, mugimendu antifaxista herrikoi baten alde egin behar dugu, albo batera utzita sistema kapitalistan bertan irtenbiderik badela sinisten duten bide erreformistak. Klase antifaxismo borrokalaria indartu behar dugu herrietan, kaleetan, auzoetan, lantokietan, institutuetan, unibertsitateetan, gure egunerokotasunean…

Euskal Herriko oinarri sozialean ageri den antifaxismoaren aldarria eta kapitalismoaren aurkako borrokarekin bat egiten du Alardeak beti. Gure borroka, borroka antifaxistan lerratzen da, klase borroka izanik ardatz. Horregatik, kapitalismoak eragindako zapalkuntza, sarraski eta suntsipen oro salatzen ditugu.

Horregatik gaude hemen, berriro ere basakeria inperialista salatzeko Kuba Edo Afganistanen kasuan, gogora ekartzeko ere Palestina eta Saharako herriek aurrera daramaten borroka okupazio israeldar eta marokiarraren aurka eta baita kolonbiako langileriak «geldialdi nazionalak» iraun bitarte estatu narko-faxistaren aurka eramandako borroka. Beste urte batez, mendebalde inperialistak pobre eta apal mantendu nahi dituen mundu osoko migratzaileek pairatzen duten egoera lotsagarri eta gordina salatu nahi dugu.

Etxe kaleratzeak, gazteriaren eta mugimendu okuparen kriminalizazioa eta kapitalismoak langileon kontra burutzen dituen erasoak salatu behar ditugu; langileen baldintzen kaxkartzea, honen harira azkenengo urtean gure klase anai-arrebek aurrera eramandako borrokak gogora ekarri nahiko genituzke: Langile autodefentsa sarea, AZET, zamaketariak, Tubos reunidos, PCB-ITP, Petronor, Tubacex eta abar luze bat.

Alde berean, gure herriak eta estatuko gainontzeko herriek pairatzen duten zapalkuntza nazionala salatu nahi dugu, autodeterminazio eskubidea ukatuaz. Derrigorrezkoa zaigu Pablo Hasel, Bartzelonako anarkistak…gartzelara eraman dituzten lege faxistak eta sufritzen ditugun askatasun politiko eta demokratiko ezak salatzea.

Gogora ekarri nahiko genituzke errepresaliatu eta preso politiko guztiak, etsitzen ez dutenak, estatuari aurre egin eta irmo jarraitzen dutenak. Eta baita, langileriaren parte diren preso sozialak, sistema kapitalistaren biktima zuzenak. Sarraski espetxeetan dituzten bizi baldintza krudelak salatzen ditugu. AMNISTIA OSOA!

Ez gara leloak, jakin badakigu, kapitalismoak, bizi duen hil ala biziko krisiari aurre egiteko bide bakarra duela: suntsipena mantentzen jarraitzea. Covid 19aren agerpenak agerian utzi ditu kapitalismoaren degradazio eta miseria. Menperatzeak aurrera egin eta herri altxamenduak, nekazarien matxinadak, langileriak zuzenduriko iraultza prozesuak, etab. Kontrolpean izateko faxismoaren beharra dute, izan ere, berau da lur jota dagoen sistemaren arnasgunea. Beste behin ere ozen esaten diegu faxistei eta soldatapeko euren txakurrei aurrean izango gaituztela, 1936an gudari eta milizianoek egin bezala, aurrez-aurre, beharrezkoak diren bide guztiekin.

Alardea, jatorri eta sentsibilidade ezberdinen arteko batasuna da. Euskal herriko tradizio antifaxistan gailendu diren familia ezberdinen arteko batasuna.

Oroimena eta batasunaren bidez, eguneroko haserreari eta herri langilearen aldarrikapen historikoei marko bat eskaintzeko aukera ere bada. Guztiok parte hartu dezakegun ekimena, kapitalismo eta faxismoaren aurka guztiok beharrezkoak garela erakusten duen ekimena. Hauteskundeekin, lege faxisten onarpenarekin eta burgesiak agindutako jolas-arauak betez inora helduko ez garela sinisten dugun guztion mobilizaziorako tresna.

Honegatik guztiagatik, inoiz baino beharrezkoagoa da gu guztion parte hartzea. Horregatik aurten ere Bilboko kaleak bete ditugu berriz ere era koloretsu eta ikusgarrian. Aurrerantzean ere kaleak Borroka Antifaxistaz betetzen jarraituko dugu!

Atzo eurak izan ziren, herriaren seme-alabak, militante gazteak, gaur guri dagokigu otoitzean eta faxismoari bidea ixtea.

GORA LANGILE BORROKA!

GORA BORROKA ANTIFAXISTA!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín